Pueden ayudar a paliar la sobrepoblación de palomas

Cuatro especies de ave rapaz se adaptaron a la ciudad de La Paz en 20 años

Cuatro especies de ave rapaz se adaptaron a la ciudad de La Paz en 20 años
fotonat.org. Aguilucho colorado
Cuatro especies de ave rapaz se adaptaron a la ciudad de La Paz en 20 años
fotonat.org.Aguilucho colorado
lunes, 12 de enero de 2015 · 09:08

EFE/ La Paz

Cuatro especies diferentes de ave rapaz se adaptaron en las últimas dos décadas al hábitat de la ciudad boliviana de La Paz, a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar, y pueden ayudar a paliar la sobrepoblación de palomas, según un estudio científico publicado hoy en la prensa local.

Las especies son el águila mora, el aguilucho común, la maría o alkamari y el cernícalo americano, llamado también killi killi, cuya presencia ha sido estudiada por los biólogos Enrique Richard y Denise Contreras, según recoge en su edición dominical el diario La Razón.

Los biólogos aconsejan promover el cuidado de estas aves, cuyo proceso de adaptación a esta elevada urbe andina se desarrolló a lo largo de entre quince y veinte años, ya que antes permanecían en zonas rurales y no urbanizadas.

La mayor de las especies es el águila mora (geranoaetus melanoleucus), cuya envergadura llega a 1,86 metros con las alas extendidas y que según el estudio ha desarrollado una eficiente y sofisticada forma de caza a ras de los techos del centro histórico de La Paz.

El águila se lanza sobre las palomas y las obliga a elevarse hasta los 4.500 metros sobre el nivel del mar, donde las presas colapsan debido a la altura y la rapaz las atrapa sin dificultad, explicó Enrique Richard.

El aguilucho común, que con las alas extendidas alcanza 1,20 metros, también levanta las bandadas de palomas para capturarlas, mientras el alkamari, que llega al metro de envergadura, y el killi killi o cernícalo, de medio metro, roban los pichones de los nidos de las palomas.

Los investigadores indicaron que esta última especie ha variado su dieta, porque antes se alimentaba de roedores. También subrayaron la importancia de preservar estas aves rapaces por su papel ecológico, ya que ayudan a controlar la superpoblación de palomas en la urbe paceña, donde hay contabilizadas unas 50.000.

Otras Noticias