Los jugadores suecos festejan su clasificación al Mundial. Foto:AFP