América

¿Deberían suspenderse los Olímpicos de Río?

Pasar por alto los riesgos que significa el virus Zika para adultos y bebés no nacidos no es ético ni socialmente responsable. Quizás los riesgos sean lo suficientemente bajos como para justificar que los juegos se realicen de todas formas, pero también puede que no sea así.
domingo, 26 de junio de 2016 · 00:00
Peter Singer / Project Syndicate

Cuando se seleccionó a Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, el virus Zika todavía no había llegado a Brasil. Hoy, después de que se han invertido miles de millones de dólares en su preparación, el estado de Río de Janeiro es el que posee la segunda mayor cantidad de personas que se sospecha están infectadas con el virus. ¿Habría que posponer los Juegos Olímpicos de 2016 o realizarlos en otro lugar?
El brote de virus Zika en Brasil se ha relacionado con una forma particularmente devastadora de microcefalia conocida como secuencia disruptiva del cerebro fetal. Hasta que llegó a Brasil, sólo se habían registrado unos pocos fetos con esa condición. Últimamente, un estudio de 35 fetos con microcefalia en Brasil determinó que 11 de ellos la sufrían.

Microcefalia y más

La investigación más reciente que confirma el vínculo entre Zika y microcefalia se basa en un estudio, publicado dos meses antes, de mujeres embarazadas en Río de Janeiro con síntomas característicos de la infección por Zika. De entre las futuras madres cuya infección se confirmó, un 29% llevaban fetos con una anormalidad grave. Ninguna de aquellas en las que no se confirmó tenía en su vientre un feto anormal.
En los adultos, el virus Zika genera fiebre alta y sarpullidos, pero lo que más sorprende es que puede existir una relación con el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno devastador y potencialmente letal que puede provocar parálisis por meses o incluso años.  

La OMS ha declarado al Zika una "Emergencia de Salud Pública Internacional” y aconseja a las embarazadas no viajar al país. ¿Pero cómo puede ser de ayuda que se quede en casa si otras personas traen el virus desde Río? Se espera que 500 mil personas asistan a los Juegos Olímpicos, y es probable que eso ocurra en varios países donde ya hay presencia del Aedes aegypti, el mosquito que puede transmitirlo.

Argumentos en contra de la suspensión

Se plantean dos argumentos para posponer o cambiar el lugar de las Olimpíadas. El primero es que en invierno es menor el riesgo de infección, ya que hay menos mosquitos y Brasil está recurriendo al ejército para fumigar las áreas donde se crían. Pero, tal como planteara hace poco Amir Attaran, profesor de Derecho y Salud de poblaciones en la Universidad de Ottawa, en la Harvard Public Health Review la transmisión del dengue, un virus relacionado con el Zika y transmitido por la misma especie de mosquito, se reduce pero no llega a cero en el invierno de Río.

En cuanto a la fumigación, Attaran duda de su eficacia, ya que en Río ha habido un agudo e inexplicable aumento del dengue este año. Los alrededores del Parque Olímpico, donde se celebrarán los eventos, han tenido más casos de dengue en el primer trimestre de 2016 que en todo 2015.

La segunda respuesta es decir que de todos modos llegan a Río millones de turistas todos los años, por lo que es inevitable la propagación del Zika a otros países donde haya presencia del Aedes aegypti, y que es poca la diferencia si los visitantes que lo hayan llevado han ido también a las Olimpíadas.  

El no a los Olímpicos

De manera que tiene gran importancia en qué momento se propague la infección. Si las Olimpíadas se acaban realizando, llegarán a Brasil turistas de muchos más países que en caso contrario. Si llevan el Zika a regiones con Aedes aegypti y sistemas sanitarios inadecuados (por ejemplo, África Occidental o el sur de Asia), podrían ocurrir millones de infecciones antes de que se desarrollen medios eficaces de prevención o cura.

La OMS ha declarado que, de cancelarse los Juegos Olímpicos, "se pondría en riesgo la enorme inversión que los atletas y otros actores han hecho para preparar la que debería ser una ocasión fantástica”. No hay duda de ello, pero lo que se tendría que hacer es ponderarlo frente a los riesgos de propagar un virus peligroso. La Carta Olímpica señala que la responsabilidad social y el respeto de los principios éticos fundamentales son elementos esenciales del movimiento olímpico.

Pasar por alto los riesgos que significa el virus Zika para adultos y bebés no nacidos no es ético ni socialmente responsable. Quizás los riesgos sean lo suficientemente bajos como para justificar dar el vamos a las Olimpíadas de Río (que en todo caso se podrían posponer en lugar de cancelar), pero también puede que no sea así. El mundo debería mantenerse al margen hasta que expertos bien cualificados hayan puesto todos los hechos sobre la mesa.

 

Más cerca de una vacuna contra el Zika
 
Aldea Global

La identificación de anticuerpos capaces de neutralizar a la vez el Zika y el dengue podría allanar el camino hacia una vacuna común contra las dos patologías, aseguró un informe de la revista Nature. 

El descubrimiento coincide con otro estudio, según el cual la reciente explosión de virus del Zika en América Latina podría haberse visto favorecida por una exposición previa al dengue. 

Los virus de las dos enfermedades tienen numerosos puntos en común. Ambos pertenecen a la familia de los flavivirus, principalmente transmitidos por mosquitos. 

Investigadores del Instituto Pasteur de París, el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) francés y el Imperial College de Londres, que ya se habían interesado por los anticuerpos capaces de neutralizar el dengue, estudiaron también el Zika. 

Seleccionaron dos anticuerpos EDE capaces de detener el dengue y descubrieron que uno de ellos era particularmente eficaz para neutralizar el virus del Zika, incluso de manera más eficaz que contra el dengue. 
Este descubrimiento, precisa Félix Rey, responsable del laboratorio de virología estructural del Instituto Pasteur que dirigió el estudio, era "totalmente inesperado”. 

"Este descubrimiento permite encarar la producción de una vacuna de protección contra todos los virus del grupo”, destacan los investigadores en su estudio. (AFP)


Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Otras Noticias