Minuto 90

Idoneidad: complicada su aprobación

viernes, 30 de junio de 2017 · 00:00
Guido Corzo
 
Se habla de idoneidad cuando se considera que alguien es adecuado, apropiado o conveniente para desempeñar funciones dentro de una institución. 
 
La Conmebol   tomará un examen de idoneidad a los candidatos a la presidencia de la FBF. La mencionada prueba se realizará por primera vez y ya causó cierta extrañeza, desconcierto y hasta preocupación en algunos dirigentes.
 
Más allá de la calificación de aprobación que puedan recibir los candidatos, los rasgos que debe tener el presidente de la FBF y que hoy reclama la sociedad son: que tengan conocimientos de administración para poder planificar, organizar, dirigir y controlar.
 
El desempeño de los dirigentes se puede medir en términos de dos conceptos: eficiencia, que significa hacer bien las cosas; efectividad, hacer las cosas que se deben hacer. El rendimiento del dirigente será eficiente cuando se obtienen objetivos y resultados. El éxito que tenga la FBF para alcanzar sus objetivos (misión, visión) y satisfacer necesidades (realidad). A este perfil le sumamos destreza humana: es la habilidad de trabajar con otras personas, relaciones humanas.
 
Quienes quieran optar al cargo de presidente deben contar con al menos la capacidad suficiente para ejercerlo. Valorado por su honradez, transparencia. Basta de obedecer la obsecuencia, el amiguismo por encima de la idoneidad. Basta de privilegiar la obediencia ciega, los apetitos personales sobre la capacidad. Basta de precariedad en los dirigentes y sin vocación de servicio. No queremos la mediocridad, sino la excelencia en la administración del fútbol. Por los resultados, por la realidad de nuestro fútbol, por los antecedentes, los candidatos a la FBF deberán esforzarse más para vencer la materia de idoneidad. Así como en el fútbol hay revanchas, en los colegios se pueden recuperar las notas. En los dirigentes también se puede hacer el esfuerzo de mejorar.

 

Otras Noticias