La Paz, Bolivia

Sábado 22 de Julio | 04:45 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

La illa del Ekeko está de regreso a Bolivia

La illa del Ekeko está de regreso a Bolivia

La imagen de la illa del Ekeko,en el museo de Berna.

Timo Kollbrunner  / La Paz
Para los suizos, es simplemente una figura de piedra de 15,5 centímetros y de unos 2.000 años. Para los bolivianos es mucho más. Es la illa del Ekeko, la deidad más importante de los Andes, la energía de la abundancia y prosperidad.
Hasta el 18 de octubre de 1858 la figura estaba en Tiwanaku, hasta que llegó Johann Jakob von Tschudi. El científico y lingüista suizo describió posteriormente en su libro Viajando a través de América del Sur lo que pasó en Tiwanaku  en aquel tiempo.
Según su historia, él vio la illa, "una estatuilla muy interesante y bien elaborada”, y "les pregunté a los dueños si me venderían esa deidad, pero lo rechazaron con indignación”, escribió Von Tschudi. "Sin embargo, una botella de cognac los volvió más flexibles”. Primero, las negociaciones fracasaron por el precio. Sólo cuando los indígenas estaban completamente ebrios se produjo la transacción, escribió el suizo. "Cuando los indios trataron de deshacer el trato, ya era demasiado tarde”. Ebrios como estaban, no podían seguir a Von Tschudi en su caballo. Así, éste  escapó y se llevó la estatuilla a Suiza.
En 1929, tres años después de su muerte, el nieto de Von Tschudi vendió el ídolo al Museo de Historia de Berna, la capital de Suiza, donde fue uno de muchos objetos de la exposición Indios: la diversidad de culturas en América. Casi nadie tomó nota de la illa del Ekeko hasta que la embajadora boliviana para Suiza y Alemania, Elizabeth Salguero Carrillo, llegó a visitar la ciudad de Berna y encontró al Ekeko. Desde ese momento, el Gobierno de Bolivia trató de recuperar la illa. Este año, el canciller David Choquehuanca, visitó Berna para insistir en el retorno de la illa. "Las cosas tienen que estar en su hogar”, dijo en Berna. "Un tigre tampoco puede vivir en el mar. Tiene que estar en la selva, y el Ekeko tiene que estar en el altiplano”. El ministro anunció que el museo de Berna y su gobierno iban a "construir un puente seguro para que el Ekeko pueda volver a casa”.
El puente fue construido. El Museo de Historia de Berna anunció el jueves pasado  en un comunicado de prensa que entregará la estatuilla al Museo Nacional de Arqueología de La Paz, donde se presente al público en una exposición permanente. "La figura va a tener mayor importancia en Bolivia”, dijo el director del museo suizo, Jakob Messerli. Además, los dos museos tienen la intención de colaborar en exposiciones en el futuro. Una delegación de Berna visitará La Paz antes de fin de año. 
Sin embargo, el Ekeko todavía no ha llegado. "Sabemos que volverá, pero no sabemos exactamente cuándo”, dijo el jueves  el jefe de la Unidad de Arqueología y Museos (UDAM) del Ministerio de Culturas. Tampoco está claro si el Ekeko irá directamente al museo cuando esté en Bolivia. "Podría ser que vaya primero al Palacio Quemado”, dijo el jueves  la embajadora Salguero al periódico  Der Bund  de Berna.
1
1
Comentarios

También te puede interesar: