La Paz, Bolivia

Domingo 30 de Abril | 18:36 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Expertos identificaron piezas arqueológicas y material documental

Al menos cinco patrimonios de Bolivia aún están en el exterior

El arqueólogo Jédu Sagárnaga sostuvo que tan sólo en Estados Unidos se hallan más de 20.000 piezas de Bolivia. Se calcula que en Suecia hay al menos 17.000

Al menos cinco patrimonios de Bolivia aún están en el exterior

Chachapuma, en el museo Quai Branly de París.

Anahí Cazas  / La Paz
Hace cuatro días, el Museo de Historia de Berna, Suiza,  uno de los más importantes de Europa,  anunció que devolverá a Bolivia  la escultura en piedra   illa del Ekeko, que fue   sustraída hace 156 años de Tiwanaku.
El hecho, según   un arqueólogo  y un  historiador consultados por Página Siete, marca un antes y un después  en  Bolivia porque abre un puerta para rescatar  otros patrimonios que fueron robados y que en la actualidad se  encuentran en museos  de  Europa, Norteamérica y países vecinos.
     El arqueólogo   boliviano  Jédu Sagárnaga  identificó  en las investigaciones que realizó y en una revisión de estudios de  diversos autores   que  tan sólo en  Estados Unidos se encuentran   más de 20.000 piezas de Bolivia.
 Un panorama similar ocurre también en los museos y repositorios de Europa. Por ejemplo, según el arqueólogo,   se calcula la existencia en Suecia de más de 17.000 piezas.  "En Francia hay como 3.000, lo mismo (sucede) en Suiza y  en Alemania. Hay muchas piezas que están dispersas por todo el mundo. Nada más mencionar que acá cerca, en Argentina y Perú (hay piezas) que son de origen boliviano”, dijo.
   Según Sagárnaga, todas las  piezas son importantes desde un punto de vista científico. Sin embargo,    sugirió recuperar tres piezas arqueológicas que están fueran del país y que tienen un importante valor histórico y cultural. 
  Una de ellas es una escultura en andesita que representa a un  chachapuma  (hombre-puma) de la cultura de Tiwanaku.  Se la llevó Alcides D’Orbigny. Y en la actualidad,  se halla en el Museo Quai Branly de París, Francia.
 La segunda de las piezas, sugerida  por Sagárnaga,  es una llama de plata de la cultura inca procedente de la Isla del Sol. La obra,  junto a miles de piezas, fue llevada por Adolph Bandelier a Nueva York, Estados Unidos. Actualmente se exhibe  en el Museo de Historia Natural de esa ciudad.
 La tercera es una "tableta” para inhalar psicotrópicos de la cultura de Tiwanaku tallada en piedra. "La vendió Arturo Posnansky al Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti de Buenos Aires (Argentina)”, sostuvo  el arqueólogo.
  A principios de enero, el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, sostuvo que existen otras piezas arqueológicas de origen boliviano  y que se hallan en  varios museos europeos. "En un repositorio de Alemania se encuentra el Chachapuma, que es una efigie grande y pertenece a Bolivia. Sabemos que en Francia también hay varias piezas que pertenecen al país”, comentó la autoridad.

 Por su parte, el historiador Luis Oporto  sostuvo que  también es urgente  rescatar el patrimonio documental que fue sustraído del país y que  se conserva en bibliotecas de  Europa y Estados Unidos.
Uno de esos documentos patrimoniales que según Oporto debían ser recuperados son las Actas Capitulares originales del Cabildo de La Paz, manuscritos que registran de forma  minuciosa   los primeros 14 años de historia de La Paz (1548-1562). Los documentos fueron realizados por 25 escribanos.
"Es de prioridad nacional recuperar las Actas Capitulares...  que fueron sustraídas por el científico Alcides D’Orbigny, quien conocía el valor de estos documentos y se las llevó a Europa. La Alcaldía de La Paz debe solicitar la repatriación  de ese patrimonio”, comentó.
Oporto contó también    que en 1872  estos documentos pasaron  a formar parte de la colección Egerton del Museo Británico y actualmente se guardan  en la Biblioteca Británica. "Las Actas Capitulares...  muestran  las situaciones del cabildo de La Paz, donde se discutía  sobre obras públicas, en ese entonces. Estos documentos describen una importante parte de la historia de nuestra ciudad”, dijo.
 El experto indicó que el quinto patrimonio documental que se debe recuperar  son  los archivos de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) ,  que se hallan en el Instituto de Historia Social de Francia.
"En la dictadura  de Luis García Meza, una ONG francesa se llevó los archivos con la promesa de microfilmarlos y devolverlos cuando termine ese régimen.  Sin embargo, hasta la fecha no cumplió el compromiso”,  sostuvo.  

Un  plan de recuperación
En enero de este año, el  Gobierno anunció  que elabora un  plan para recuperar piezas arqueológicas que estén bajo custodia de museos de países europeos.
"Haremos un inventario de todas las piezas bolivianas que estén en museos del exterior para recuperarlas”, dijo a principios de este año   Félix Cárdenas, el viceministro de Descolonización, del Ministerio de Culturas, quien gestionó  la  repatriación de la illa  del Ekeko.
 Según Cárdenas, la primera fase de recuperación será identificar y registrar las piezas. "Pedimos a los bolivianos que viven en el exterior que nos ayuden a identificar otras piezas para trabajar y gestionar su posible retorno”, enfatizó.

1
0
Comentarios

También te puede interesar: