El Museo Nacional de Arte concluyó la grabación de este sistema

Producen la primera guía de museos para sordomudos

Este sistema será implementado a través de pantallas leds, que se instalarán en las salas de este repositorio, uno de los más importantes del país.
Producen la primera guía de museos para sordomudos
Álvaro Valero / Página Siete.Elena Callejas, quien adaptó la primera guía para sordomudos.
martes, 25 de marzo de 2014 · 21:31
Anahí Cazas  / La Paz
Por más de cinco meses, Elena Callejas adaptó al lenguaje de señas   los detalles y las características de todas   las piezas que forman parte de las exposiciones permanentes del Museo Nacional de Arte,  que este año produce la primera guía de museos para sordomudos.  
"Es la primera vez en Bolivia que un museo produce una guía exclusiva para sordomudos. Recientemente hemos concluido la grabación de este sistema que permitirá a las personas con discapacidad auditiva interactuar en la sala de un  museo”, aseguró Óscar Mattos, responsable de prensa del Museo Nacional de Arte.  
La guía fue filmada y editada en una serie de videos. Según Mattos, en la actualidad, técnicos del repositorio  afinan algunos detalles de producción.    
 Este sistema será  implementado a través de pantallas lead  que se instalarán en las 16  salas del museo. Una vez que el visitante ingrese a uno de los ambientes  podrá encender la  pantalla. De esta forma el   visitante con discapacidad auditiva  tendrá la posibilidad de conocer mejor la obra que más le llame la atención, aseguró Mattos.
 Las guías ofrecen información sobre la historia y características del inmueble del repositorio,   y de las exposiciones permanentes que ocupan 16 salas de ese repositorio, que en la actualidad es restaurado y que  abrirá  sus puertas en mayo.
Callejas, quien trabaja por más de cinco años en noticieros y programas de televisión, contó que fue un reto grabar guías para las salas de un museo. "Por muchos años trabajé con personas con discapacidad auditiva y es la primera vez que he realizado una adaptación de estas características”, sostuvo.

El equipo  y la experta grabaron los guiones de las salas de arte del  siglo  XVII hasta el siglo XXI y de la sala de arte contemporáneo, entre otras.
Vania Coronado, responsable del Museo Tambo Quirquincho, destacó la implementación de las guías para sordomudos. "Es una excelente iniciativa, ya que por varios años este sector de la sociedad ha estado de alguna manera relegado  en los repositorios”, expresó.
En julio de 2012, el repositorio concluyó la grabación de las audioguías en español, inglés y aymara. Además, adquirió 21 equipos digitales.
  El museo -declarado en 1960 como Monumento Nacional- tiene tres plantas abiertas hacia el patio central. Fue edificado con piedras rocallas y trenzas, típicos elementos de la arquitectura andina de fines del siglo XVIII.

 

La producción

Para la grabación de las guías, Callejas recibió el asesoramiento de un equipo de curadores del repositorio. "En cada una de las filmaciones, los técnicos le explicaban a la experta en lenguaje de señas el significado de cada una de las piezas”, comentó Mattos.
Callejas sostuvo por su parte que una las principales dificultades para grabar la guía fue adaptar los    términos  de algunas de las piezas al lenguaje de señas.  
  "Es complicado  adaptar algunos términos técnicos que generalmente  son utilizados en el área  artística, como  por ejemplo  arte barroco mestizo”, sostuvo  la experta.
Por eso, Callejas   estudió el concepto de los términos y de las características de cada una de las piezas. "Tuve que explicar a través del lenguaje de señas el concepto de las palabras técnicas. Y en algunos casos tuve que deletrear varios de los términos”, enfatizó.

Punto de vista
Vania Coronado            Museo Tambo Quirquincho
 "Es una iniciativa positiva”
El hecho de que los técnicos del Museo Nacional de Arte  graben la primera guía para sordomudos representa un gran avance para la museografía en el país.
Considero que es una iniciativa positiva porque en la mayoría de los  museos del país  no se tienen  recursos para la atención de personas  con   capacidades alternativas. Este proyecto es un ejemplo que debemos  seguir y copiar en todos los repositorios del país.
Me alegra que un museo boliviano y nada menos que el Museo Nacional de Arte sea el pionero en abrir su  espacio a este sector de la sociedad, que  por muchos años  ha estado  relegado del ámbito cultural y artístico de los repositorios.  
Este proyecto nos obliga  a reflexionar también sobre qué recursos deberíamos adaptar en los museos del país, como  por ejemplo  la instalación de ascensores. De esa manera, lograríamos que los repositorios sean accesibles a todo tipo de  público.

Valorar noticia