La Paz, Bolivia

Viernes 28 de Abril | 00:22 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Sin jubilación, músicos de más de 60 años trabajan en otros oficios

Luisa Molina recordó a la fallecida cantante Gladys Moreno y su frase: “Ya no quiero diplomas, denme dinero porque estoy vieja y quiero vivir tranquila”.

Sin jubilación, músicos de más de 60 años trabajan en otros oficios

Archivo / Página Siete. Los músicos de la tercera edad tienen que buscarse modos para ganarse la vida.

José Antonio Vásquez  / La Paz

Por falta de acceso a  una   jubilación,  músicos y artistas trabajan hasta después de  cumplir  los 60 o 70 años de edad. En varios casos, al perder sus facultades en el canto  o en la interpretación de instrumentos, los artistas buscan  trabajos eventuales para cubrir los gastos básicos. 

"Hay  cantantes   como el Dinny o el Pitty Zapata que ya pasaron los 75 años y tienen que seguir buscando trabajo para ganarse el pan de cada día.  Incluso nuestro querido Luis Paiva de los Kory Huayras debe estar rondando los 70 años y sigue cantando ¿Por qué? porque es la única fuente de ingreso que tenemos. Muchos dicen que nosotros ganamos harta plata,  pero la realidad  es otra”, lamentó el integrante del grupo folklórico Hiru Hicho,  Franklin Soria.

 El músico contó  que en muchos casos cuando uno muere  de sus compañeros, son los artistas los que tienen que hacer una colecta para el  entierro. "Es realmente triste recordar el caso de Alberto Aguilar Sandoval. Un músico de los famosos Pukaras y compositor de muchos éxitos que murió abandonado”, dijo.   
   
La cantante Luisa Molina contó  que como los artistas no cuentan con un sistema de jubilación, al final de sus días la mayoría de ellos termina en la calle. "Es muy triste ver a quienes han difundido y han luchado por mostrar nuestra música en el exterior terminar olvidados y  en una pobreza increíble. Lamentablemente, considero que  con entregar un pequeño cartón de reconocimiento el Gobierno no cumple con nosotros”, agregó.

Molina  recordó   las palabras  que   la cantante cruceña  Gladys Moreno expresó  luego de recibir un reconocimiento por parte de  funcionarios del Estado.   "Ya no quiero diplomas, ya no quiero reconocimientos, quiero que me den dinero porque ya estoy vieja y quiero vivir tranquila”, dijo  entonces   Moreno, quien murió en 2005.

  Resignado, la segunda voz del  grupo folklórico Alaxpacha, Willy Blanco, destacó que los músicos aportan al engrandecimiento de la cultura boliviana en otros países. "Por nuestro trabajo,  la música boliviana es  muy valorada en el exterior,  pero sucede todo lo contrario en el país”,  sostuvo. 

Y es que Blanco sabe que cuando sea  un adulto mayor  no contará con una jubilación. Por esa razón, el artista, al igual que sus otros compañeros, lamentan que  la  regulación tributaria por parte del  Servicio Impuestos Nacionales (SIN).    

 "Cuando ya no me queden fuerzas para cantar voy a tener que fabricar instrumentos musicales y salir a la calle a venderlos porque no tengo otra opción”, dijo Blanco. 

En algunos casos, hay artistas que consiguen otros  ingresos mediante una profesión o la venta de productos.  Tal es el caso del cantante Rigoberto "Pitty” Zapata que actualmente tiene 77 años y en  el pasado integró la orquesta Swingbaly. 

 Zapata contó que  hace tiempo trabajó  en la Fuerza Aérea Boliviana  y gracias a esa experiencia ahora puede gozar de una media renta de  Bs 2.500 al mes.

"Ese dinero no me alcanza porque tengo una familia que mantener. Ahora imagínese a mis colegas que son miles de músicos que están en la tercera edad y tienen que seguir buscando trabajo para ganar dinero y comer algo”, lamentó  Pitty Zapata.

30
2

También te puede interesar: