La Paz, Bolivia

Viernes 22 de Septiembre | 04:13 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Con waka wakas, Bolivia seduce a la meca del arte contemporáneo

El país, que tiene como representantes a los artistas José Ballivián, Sol Mateo y el invitado internacional Jannis Markopoulos (Grecia), presenta Esencia.

Con waka wakas, Bolivia seduce a la meca del arte contemporáneo

Fotos: Facebook de Jo OTaa. Vista del ingreso al pabellón de Bolivia en Venecia.

Anahí Cazas  / La Paz
 
 El boliviano José  Ballivián exhibe dos waka wakas (taurinos) incompletos para  mostrar la constante construcción de las tradiciones indígenas en las que  replantea alternativas fluidas e incluso híbridas de la  identidad étnica, en contraposición a una identidad indígena que se ha globalizado de forma monolítica y atrapada en el tiempo.  De esa manera, el artista seduce  a la Bienal de Venecia, capital del arte contemporáneo.
 
  Por primera vez, Bolivia tiene  su propio pabellón en este encuentro, que comenzó   el sábado hasta el 26 de noviembre. En ese espacio, el país, que   tiene  como representantes a los artistas José Ballivián, Sol Mateo y el invitado internacional Jannis Markopoulos (Grecia), presenta Esencia, una propuesta artística que cuestiona "lo occidental”.      
 
El encuentro reúne a más 120 artistas de más de 50 países.  Este año  el lema de la  Bienal de Venecia es "Viva Arte Viva”,  que busca expresar, según los organizadores, "un grito apasionado a favor del arte y el estado del artista”.     
 
Otro de los representantes bolivianos,  Sol Mateo, cuestiona el mundo globalizado capitalista desde una mirada local,  jugando con símbolos cibernéticos vigentes, mostrando así el poder inadvertido de las redes sociales en la vida de la gente.
 
  El invitado especial del pabellón boliviano, Jannis Markopoulos, propone el retorno a la esencia y origen de la vida mediante la representación de una semilla agigantada hecha de papeles craft.
 
 Esencia es la propuesta curatorial que propone desde la periferia latinoamericana, particularmente desde Bolivia, cuestionar y dialogar con los centros artísticos acerca de las construcciones y apropiaciones de lo occidental en la cotidianidad boliviana.
 
El  trabajo curatorial  estuvo a cargo de José Bedoya, director del Museo Nacional de Arte y Comisario de Bolivia ante la bienal. La delegación fue apoyada por   Juan Fabbri (curador MNA) y el curador internacional Gabriele Romeo.
 
"Remarcar que en el caso de Bolivia, por primera vez  tendrá un pabellón exclusivo en la bienal veneciana. Y es que, hasta la fecha, varios artistas bolivianos habían participado en la bienal pero no en un pabellón del país, sino en un ámbito general”, se lee en el portal www.arteinformado.com.
 
A pedido de la directora artística, la francesa Christine Macel, el recorrido por los sugestivos espacios del Arsenal comienza con la obra El círculo de fuego, del artista chileno Juan Downey, fallecido en 1993, quien incursionó en el campo de la etnografía. El pionero del video-arte en Chile permite al espectador descubrir el mundo de los Yanomami, a los que dona una telecámara para entrar en su cosmogonía y cuestionar la mirada eurocéntrica del mundo.
 
La propuesta del pabellón boliviano permanecerá abierta  hasta al 30 de noviembre, en la histórica Venecia, Italia.
 
 
 
 

17
5

También te puede interesar: