Almodóvar pone a Netflix entre la espada y la pared en Cannes

Un total de 19 películas aspiran al máximo galardón del Festival de Cannes. Una de las favoritas es Happy end, del austriaco Michael Haneke.
jueves, 18 de mayo de 2017 · 12:00:00 a.m.
AFP  / Cannes

La película que gane la Palma de Oro en Cannes debe salir en salas, advirtió  ayer  el presidente del jurado, Pedro Almodóvar, avivando la polémica en torno a Netflix, que compite con dos cintas por el máximo galardón. 

"Sería una enorme paradoja que una Palma de Oro (...) o cualquier otro premio no pudiera verse en salas”, dijo el cineasta español en rueda de prensa acompañado del resto de miembros del jurado, a pocas horas del arranque oficial de la mayor fiesta del cine mundial. 

Las dos cintas de Netflix, Okja, del realizador surcoreano Bong Joon-Ho, y The Meyerowitz Stories, del estadounidense Noah Baumbach, no podrán ser vistas en los cines de Francia debido a una reglamentación nacional. Este hecho suscitó tal indignación de las salas de cine francesas que los organizadores del festival se vieron obligados a cambiar la semana pasada la normativa para las próximas ediciones.

 De esta manera, solo se seleccionarán películas que se comprometan a estrenarse en los cines de Francia. Almodóvar estimó "enriquecedor” la existencia de gigantes como Netflix -que cada vez produce más películas y cuenta con 100 millones de abonados en el mundo-, pero también instó a estas plataformas a "aceptar las reglas del juego”, respetando las "distintas formas de exhibición”, como son las salas de cine. 

Aunque sus palabras respondían a la pregunta de una periodista en torno a la polémica, el cineasta tenía un texto preparado de antemano, que leyó, junto a los otros miembros del jurado, como los estadounidenses Jessica Chastain y Will Smith, la francesa Agnès Jaoui, la alemana Maren Ade y el italiano Paolo Sorrentino.  

 Coppola y  Haneke, en liza 

Un total de 19 películas aspiran al máximo galardón del Festival de Cannes. Una de las favoritas es Happy end, del austriaco Michael Haneke, que busca convertirse en el primer cineasta en obtener tres palmas, después de La cinta blanca y Amor. 

Sofia Coppola es una de las tres mujeres en liza, con La seducción, inspirada en una película de 1971 protagonizada por Clint Eastwood. Esta última está protagonizada por Nicole Kidman y Colin Farrell, un dúo que repite en The Killing of a Sacred Deer, del griego Yorgos Lanthimos.

Otra pelirroja, Julianne Moore, actúa en Wonderstruck, del estadounidense Todd Haynes, que opta por el máximo galardón. También son esperadas estrellas como Uma Thurman, Kirsten Dunst, Joaquin Phoenix, Dustin Hoffman y Alejandro González Iñárritu, que presentará su corto de realidad virtual Carne y arena.  

Los fantasmas de Ismael, del francés Arnaud Desplechin, con Marion Cotillard, fue elegida para abrir el festival. Por primera vez en 15 años, ninguna película iberoamericana competirá por el máximo premio, si bien destacarán en secciones paralelas cintas como La cordillera, de Santiago Mitre, con Ricardo Darín y Elena Anaya, y Las hijas de Abril, del mexicano Michel Franco.