La fiebre de los museos toma La Paz

Algunas de las filas para ingresar a los espacios culturales se extendían por cuadras. Hubo teatro, danza, música, tango y exposiciones de pintura.
Anterior Proximo
La fiebre de los museos toma La Paz
APG.Cientos de visitantes llegaron hasta los centros culturales de La Paz.
La fiebre de los museos toma La Paz
Foto: Victor Gutierrez / Pagina Siete.El Museo Aeroespacial de la Fuerza Aérea Boliviana fue uno de los más visitados en El Alto.
La fiebre de los museos toma La Paz
Los museos se llenaron por una noche.
La fiebre de los museos toma La Paz
En algunos lugares hubo largas filas.
domingo, 21 de mayo de 2017 · 12:00:00 a.m.
Manuel Filomeno  / La Paz
 
Carlos Galdós, con marcador en mano, empieza a dibujar círculos sobre el programa que tiene sobre el regazo. Sus dos hijos de 10 y ocho años se asoman desde los lados, mientras su mujer carga a una tercera niña de  dos  años.
 
"Este año vamos a visitar el Museo Costumbrista, la calle Jaén, San Francisco y la ruta gastronómica de Sopocachi”, dice en voz alta y sus hijos replican con un poderoso "sí”.
 
Frente a él, una fila se alarga desde la entrada del Museo Costumbrista hasta el colegio San Calixto, a tres cuadras. La serpiente humana se mueve lentamente;  sin embargo, la espera parece valer la pena, las personas que salen del repositorio sonríen y caminan comentando lo visto por la calle Jaén.
 
La familia Galdós no se desanima y ocupa su lugar en la fila. "Llegamos tarde, pero aún podemos ver la exposición”, señala. "Este día debería llamarse la Larga Cola de Museos” dice un joven, entre risas, a sus amigos en la calle Jaén. Ellos quieren entrar al Museo del Litoral Boliviano, bromean, ya que se encuentran cerca de la puerta. El sol ya se ocultó y la fila que hicieron por dos horas ya casi se agota.
 
En el Teatro Municipal el escenario se repite, la fila se alarga por al menos una cuadra, mientras que a una cuadras, en la plaza San Francisco, la fila serpentea por todo el lugar.
 
Sin embargo, esperar no es una actividad inútil, alrededor de las filas diversas actividades se llevan a cabo, desde mimos jugando con su cautivo público, hasta demostraciones de arte y varios músicos callejeros que hacen más llevadera la espera.
 
De acuerdo con el alcalde Luis Revilla, en esta undécima versión de la actividad se espera que al menos 150 mil personas salgan a las calles a disfrutar de la diversa oferta cultural.
 
Música y ferias
 
En Sopocachi las cosas son ligeramente diferentes, en este lugar los museos dan paso a otro tipo de actividades. En el Círculo de la Unión, el tango toma el escenario y emociona al público, que aplaude las interpretaciones y la historia de este estilo de música popular latinoamericano.
 
Unas cuadras más abajo, los alumnos de la Academia Nacional de Bellas Artes han sacado al fresco sus obras escultóricas y explican orgullosos al público las técnicas utilizadas en cada una de ellas. La gastronomía también se hace presente en la calle Rosendo Gutiérrez, donde, como parte del circuito gastronómico, el restaurante Ciclik colocó sus mesas al aire libre, ofreciendo sus platillos a los paseantes.
 
En El Alto también se vivió la Larga Noche de Museos en la que miles de personas recorrieron un circuito compuesto por 12 espacios culturales. También hubo actividades en Viacha y Mallasa.