Sinfónica dedica VI programa a dos compositores rusos

La orquesta interpretará la Quinta Sinfonía de Tchaikovsky, una selección de obras de Rimski-Kórsakov y música del compositor boliviano Víctor Jiménez.
miércoles, 13 de junio de 2018 · 00:04

Gabriela Alanoca C.  / La Paz

 La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) lanza el VI programa del año con la interpretación musical de dos compositores rusos, Piotr Ilich Tchaikovski y Nikolái Rimsky-Kórsakov. Además la orquesta hará un homenaje al compositor boliviano Víctor Jiménez, con la interpretación de la denominada Suite Folklórica dedicada a la Guerra del Chaco. Las presentaciones se realizarán  hoy y mañana en el Centro Sinfónico Nacional, ubicado en la  calle Ayacucho, a las 20:00. 

Con más de 70 músicos en escena y  una hora y media de duración, la Orquesta Sinfónica continúa en su plan de buscar un diálogo cultural entre naciones que puede surgir a través de la música. El director  musical de la OSN, maestro Weimar Arancibia, indicó que desde hace un  año se trabaja en incluir  la música de   compositores nacionales en su repertorio.

Pero la interpretación especial de la gala de hoy está dedicada a la Quinta  Sinfonía  de Tchaikovsky, dando continuidad al ciclo completo de sinfonías del artista, de la misma forma que lo hicieron con Beethoven. “En esta oportunidad nos enfocamos en la obra de Tchaikovsky, no solo interpretando las notas sino contemplando su crecimiento, desarrollo y evolución musical; lo que es muy interesante y productivo para la Orquesta. En esta etapa de la vida del colosal artista él  muestra una faceta menos dramática, optimista y brillante, a diferencia de su anterior sinfonía”, explica Arancibia. 

 Entre tanto, la obra de  Rimsky- Kórsakov llamada Gran pascua rusa, está basada en cantos litúrgicos sobre la pascua. Al respecto el director explica que esta  “es una obra con un contexto religioso y nacionalista, debido a que son cantos de la Iglesia rusa Ortodoxa que es fascinante en términos de la orquestación porque el compositor busca nuevos, colores y efectos sonoros”, argumenta el director.

 Para Arancibia, ambos compositores rusos muestran algo en común como los temas folklóricos y el carácter que tienen los mismos por el hecho de vivir en el mismo tiempo y lugar. No obstante,  una de sus diferencias es el trabajo en la orquestación, ya que Tchaikovsky trabajaba de forma más masiva, en cambio,  Rimski-Kórsakov, utilizaba mucho los solos o solistas en distintos tiempos de la obra.

En cuanto a la interpretación de la obra de , Víctor Jiménez, explicó que este  compositor  boliviano, no muy conocido, falleció en los años 90, dejando composiciones para piano que su hijo Ramiro Jiménez, quien se encargó en orquestar su obra y recopilarla, que dio como resultado la entrega de este trabajo que está dividido en tres fases folklóricas en  ritmo de Huayño.

 Las entradas se encuentran a la venta en el  Centro Sinfónico y tienen un costo de 140 bolivianos, 100 y 70 bolivianos. 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Otras Noticias