La Paz, Bolivia

Jueves 27 de Abril | 01:10 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Control en Chile impide llegada de la carga a los puertos

Transportistas piden que se habilite el paso por Charaña

Pedido Afirman que el flujo de camiones superó la capacidad técnica de Tambo Quemado; los exportadores exigen respeto al Tratado de 1904.

Transportistas piden que se habilite el paso por Charaña

APG. Camiones en Tambo Quemado, en la frontera con Chile.

Luis Escóbar / La Paz
La Cámara Departamental de Transporte Pesado de La Paz pidió habilitar el paso fronterizo de Charaña para permitir la salida de mercadería boliviana hacia los puertos chilenos  y los exportadores reclaman respeto al libre tránsito fijado en  el Tratado de 1904.
 "Los transportistas necesitamos que la Aduana  habilite el paso de Charaña, lo cual dará una vía para que todo el transporte de La Paz llegue hasta Arica sin pasar por Tambo Quemado”, afirmó Álvaro Ayllón, presidente de esa cámara empresarial.  
Los transportistas formularon ese pedido porque el horario de atención en Tambo Quemado no es suficiente. "Necesitamos que se amplíe el horario de atención, porque el número de camiones ha sobrepasado la capacidad técnica de esa frontera, particularmente en lo que se refiere a la Aduana”, afirma Ayllón. 
La semana pasada 600 camiones quedaron varados debido al control que ejercen las  autoridades chilenas a la carga boliviana  en ese punto; la inspección causó demoras en la llegada a los puertos, lo cual  fue verificado  por la presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya. 
"Personalmente fui hasta la frontera; era un asunto de control  ejecutado sobre las exportaciones bolivianas. Lo que llamaba la atención era que había alrededor de 500, luego bajó a 300 y ayer (domingo) eran 153 camiones”, precisó. 
Ayllón explicó que la fiscalización ocasionó  daño económico.
 Cada camión, dijo, registró pérdidas de  al menos mil dólares por la demora que sufrieron antes de llegar al   embarque en puertos.
"Hemos visto que, a pesar de que las  navieras y puertos conocen este problema en frontera, continúan cobrando multas. Nosotros no somos los responsables por las demoras, pero en Arica nos están cobrando 200 dólares por cada camión que no llegó a tiempo”, afirmó.
El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores (CANEB), Guillermo Pou Mont, pidió que se haga respetar el libre tránsito de mercaderías bolivianas en puertos chilenos. 
"En general, es indeseable esta situación y, más allá de las circunstancias actuales, nuestros países están debatiendo sus derechos, sus espacios y sus accesos.   Chile siempre se  ha visto como un país serio y siempre se le ha reclamado el cumplimiento del Tratado de 1904. Libre tránsito no implica que se esté revisando (carga), parando (vehículos)”, precisó, según ANF.

Represalia
El diputado del MAS por Cochabamba  y representante de los transportistas, Javier Santiestevan, denunció que el excesivo control en la frontera chilena sobre la mercadería nacional es una   represalia a la demanda marítima boliviana.
"Es una revancha política porque Bolivia presentó su demanda ante la Corte de La Haya (de acceso soberano al océano Pacífico). Nuestro Presidente denunció ante la ONU las contradicciones de su par chileno”, aseguró el legislador.

 

Aduana admite  que el control integrado fracasó

La presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya, reconoció que el control aduanero integrado con Chile en el paso de Pisiga no dio los resultados esperados y se lo dejará sin efecto.
"Como no están dadas las condiciones, quizá debamos volver a retrotraernos para que se actúe en aduanas de doble cabecera, pero no integradas. Obviamente, esto genera un problema porque la integración costó mucho, pero no están dadas las condiciones”, informó la presidenta de la Aduana,  Marlene Ardaya.
Para los transportistas el proyecto fracasó por la falta de coordinación entre ambos países y el excesivo control de la mercadería que exporta Bolivia  por los puertos chilenos de Iquique y Arica.    
El presidente de Cámara Departamental de Transporte Pesado de La Paz, Álvaro Ayllón, reclamó por estos contratiempos.
 "La Aduana fracasó porque ha improvisado sistemas, sin internet ni energía eléctrica y en esas condiciones nunca podrán trabajar ni autoridades bolivianas ni chilenas. Ése es el gran problema: necesitamos hacer una reingeniería de ese paso de frontera que cuente con las instalaciones, los servicios básicos”, afirmó.
El proyecto de control integrado en el puesto fronterizo de Pisiga -entre Bolivia y Chile-  se lanzó en septiembre de  2009 y buscaba regular los procedimientos de exportaciones e importaciones de mercaderías al oeste del departamento de Oruro.
Los choferes denunciaron abusos de las autoridades chilenas, que efectúan un severo control a los camiones con carga boliviana en Chungará, Chile.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: