No tienen NIT ni presentaron sus estados financieros

Informe revela que 12 empresas “fantasma” exportaron oro

Un informe del diputado Jaime Navarro, de UN, a base de datos oficiales, concluye que estas compañías no están en el SIN, pero la Aduana las registró.
jueves, 20 de marzo de 2014 · 22:12
Página Siete / La Paz
El informe elaborado por el diputado de Unidad Nacional  Jaime Navarro, con datos oficiales, concluye que de 24 empresas exportadoras de oro en amalgamas y desperdicios, en 2012,  al menos   12  son "fantasmas”, debido a que no tienen NIT ni balances financieros y no pertenecen a un régimen tributario del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).
El legislador reproduce en el documento  La verdad sobre la evasión de impuestos en las exportaciones de oro las respuestas del Ministerio de Economía y del SIN a una segunda petición de informe escrito solicitada al Órgano Ejecutivo.

El informe gubernamental puntualiza, según Navarro,  que el SIN no cuenta con el registro tributario de un grupo de empresas que, sin embargo, figuran en los registros de la Aduana Nacional como exportadoras de amalgamas y desperdicios de oro en 2012.
Enumera estos casos: Megar M. Gustavo Ángel de Mamoré, Bolivian Finie Export, Personas Particulares, Wayna’s Gold y Toro Gold.
"De este modo, se confirma que entre las exportadoras de amalgamas y desperdicios de oro hay varias empresas fantasma, que no sólo que no tributan sino que ni siquiera cuentan con NIT (Número de Identificación Tributaria), tal cual se muestra en los cuadros del informe del SIN (ver infografía)”, señala el documento de Navarro.
El legislador de UN añade, a base de otro informe solicitado al Ministerio de Minería,   que  "el informe (de Minería) afirma también que algunas empresas exportadoras funcionan irregularmente, puesto que sus domicilios registrados en Fundempresa no corresponden a las mismas, son otros negocios que se encuentran ubicados en esos domicilios”.
Evasión
Página Siete informó en agosto de 2013 que el país exportó oro en 2012 por un valor de  1.215 millones de dólares y que el 90,4% - es decir, 1.099 millones de dólares- de esa producción se vendió bajo la figura de "desechos y desperdicios de amalgama”, lo que permitió que se pagaran menos regalías a favor de las regiones.
 
El Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Minerales (Senarecom) calculó, entonces, una presunta evasión impositiva de entre 21,4 y 71 millones de dólares (entre 150 millones y 500 millones de bolivianos, aproximadamente).

Según Navarro, es un escándalo que empresas que han efectuado exportaciones por millones de dólares e incluso decenas de millones de dólares, como Wayna’s Gold y Toro Gold, no tengan ni siquiera NIT y que, consiguientemente, no otorguen facturas y operen al margen del régimen tributario.
De las 24 empresas exportadoras de amalgamas y desperdicios de oro, sólo la mitad de ellas cumplió con la presentación de sus estados financieros en  2012.
 "Así,  por la información oficial precedente, queda en evidencia la existencia de muchas y graves irregularidades en la tributación de las empresas exportadoras de oro, incluso una posible comisión del delito de defraudación fiscal por el no pago del Impuesto sobre Utilidades de las Empresas (IUE) y la alícuota adicional al IUE”, agregó.
 Además, Navarro sostiene, entre las  conclusiones de la investigación, que al haberse comprobado  que muchas de las empresas exportadoras de oro, bajo las dos modalidades mencionadas, carecen de NIT o  no presentaron estados financieros  "se puede colegir que todas ellas evadieron, igualmente, el pago de impuestos como el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto a las Transacciones y otros. De modo que, por ese lado, también habría pérdidas económicas adicionales”.

 Otras revelaciones

Conclusiones En la respuesta del Ministerio de Minería a una petición de informe solicitada por el diputado Jaime Navarro,  también se menciona que hubo contrabando, debido a que el Viceministerio de Política Minera no tiene datos acerca de la procedencia del oro exportado como desperdicios o amalgamas. "Se presume que estos minerales provienen de países vecinos y que ingresaron a Bolivia vía contrabando, para luego ser exportados”, asegura el documento.
 Utilidad Por la exportación de 981,1 millones de dólares de oro en 2012, bajo la figura de amalgamas y desperdicios, tan sólo pagaron 129.445 dólares -el 0,01% del monto comercializado- por el Impuesto a las Utilidades de las Empresas.

 

Valorar noticia