La Paz, Bolivia

Viernes 26 de Mayo | 18:45 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
La ASFI instruye una adecuación a favor de personas discapacitadas

Cajeros automáticos deben incluir audio y sistema braille

Los cajeros deben ser más amplios para personas en sillas de ruedas, contar con barras de apoyo y las pantallas incluir más color y tamaño de caracteres.

Cajeros automáticos deben incluir audio y sistema braille

Archivo Página Siete. El cliente de un banco opera un cajero automático.

Luis Escóbar / La Paz
La Autoridad de Supervisión y Fiscalización del Sistema Financiero (   ASFI) instruyó a las entidades financieras adecuar los cajeros automáticos para que puedan ser utilizados por personas con algún grado de discapacidad.
 La resolución 216/2014 del 17 de abril de la reguladora estipula, por ejemplo, que estos equipos deben contar  con una guía de audio y un  sistema braille para que esta población realice sus transacciones financieras.
 "Se especifica que el volumen del sonido del audio guía debe ser ajustable por el usuario y se establece, en forma alternativa, la instalación de teclados en braille o especial conforme a la normativa internacional para personas con discapacidad”, precisa la normativa de la reguladora.
Según  la ASFI, los  cajeros tendrán que  contar con   salida para auriculares personales, con  un programa que guíe al usuario en todas sus transacciones y el audio guía debe  incluir el número de teléfono para emergencias.
 El teclado tiene que incluir  una lectura táctil en código braille con la marca distintiva en el número "5”, las teclas del 0 al 9 en arreglo ascendente y funciones con marcas en alto relieve: "I” para borrar; "O” para anotación; y "X” para cancelar.    El teclado, para personas en sillas de ruedas, debe tener una altura de    80 a 90 centímetros del piso.
Se tendrán que instalar  barras de apoyo ancladas en las paredes laterales instaladas entre 90 y 120 centímetros y un largo mínimo de medio metro.  
La resolución de la  ASFI también obliga a  ajustar la pantalla  de los cajeros para  permitir una mejor visualización de la información desplegada "a través del aumento de contrastes de colores y/o el incremento del tamaño de los caracteres. Estos cajeros no utilizan pantalla táctil”.

Los equipos,  además, deben tener un área mínima de 2,25 metros cuadrados para que una persona en silla de ruedas pueda girar y el piso debe estar cubierto por un material antideslizante.
Las puertas se adaptarán a  un ancho de 80 centímetros.
 La resolución establece que "es pertinente que se instalen puertas corredizas de apertura automática dotadas de un sensor de movimiento”.
También pide la instalación de rampas de acceso y las entidades financieras deben coordinar con las alcaldías la adecuación de la acera para el acceso de personas con sillas de ruedas. Estas modificaciones se  realizan en el marco de lo dispuesto por el    Decreto Supremo 24807 de 1997.

Hasta el 30 de septiembre del año pasado se registraron al menos 2.843 puntos de atención en el país, de los cuales 1.713 son cajeros automáticos, 764 son sucursales,  192 cajas externas, 34 corresponsales no financieros, 18 financieros, 115 ventanillas de cobranza, cuatro agencias móviles y tres oficinas feriales.

Apoyo al usuario
Chip La ASFI dispuso la migración de tarjetas de banda magnética por las de chip, con el fin de otorgar mayor seguridad a los beneficiarios del sistema financiero y evitar la clonación de las antiguas tarjetas como en casos  registrados en el país en 2012. El proceso comenzó el 1 de noviembre de  2012 y concluyó un año después.
Errores Las entidades financieras devolvieron alrededor de 2,4 millones de bolivianos a 7.977 usuarios de tarjetas de débito y crédito, por operaciones erróneas durante la transacción en cajeros automáticos. Estos errores se produjeron entre   2012 y 2013.  El monto restituido llega a 2,4 millones de bolivianos, aunque inicialmente la ASFI cuantificó que serían alrededor de 1,7 millones de bolivianos.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: