La Paz, Bolivia

Lunes 24 de Abril | 07:16 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
La factoría lucha contra las bebidas internadas de contrabando

Bahía pelea el mercado de la cerveza de Cobija pese a trabas

Emprendedores se animaron a invertir en la factoría regional hace cinco años, para ser líderes en ventas, pero el contrabando y los bajos precios son serios obstáculos.

Bahía pelea el  mercado de la  cerveza de Cobija pese a trabas

Trabajadores de la cervecera envasan Bahía, en Cobija.

Lidia Mamani  /  Cobija
La Cervecería Amazónica S.A., que produce la cerveza Bahía, pelea el mercado de Cobija  pese a las dificultades  que se presentaron desde que se creó la empresa, en 2010, cuando los socios aportaron un capital inicial  de tres millones de dólares.
Sus  principales problemas son, aseguran,  la competencia desleal  de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) y el contrabando de cervezas  desde Brasil.
La empresa privada, integrada por un grupo de accionistas bolivianos, impulsó la instalación de una planta en Cobija, cerca a la frontera con Brasil y Perú.
 La factoría tiene  una capacidad de producción de 20.000 hectolitros de cerveza, pero desde que fue afectada por la competencia de otras marcas no sube de 2.000  hectolitros, que equivalen a 334 mil botellas.
En una visita realizada en esta semana, Página Siete constató que el emprendimiento usa  tecnología alemana.
La factoría  dispone   de una  máquina que controla la preparación del agua cervecera, que luego pasa al  proceso de maceración (jugo de malta) y posteriormente a la sala de envasado, donde se obtiene un producto en botella de vidrio y también en  lata.
  La malta es importada desde Chile, mientras que las botellas de vidrio  se compran en Brasil, cada una a tres bolivianos.
 A la fecha  la inversión llega a cinco millones de dólares.
La Cervecería Amazónica   apuesta  a la generación de fuentes laborales, aunque el número de empleos directos  bajó de  34 puestos  a 16 y de 500 a 150 los empleos indirectos.

Pando tiene 110 mil habitantes y su capital, Cobija, cuenta con 45.000 habitantes; en esa ciudad hay cientos de migrantes de La Paz  que se dedican al comercio o  trabajan como profesores, taxistas y algunos son militares.

 En Cobija  se asentaron diferentes  marcas de cerveza  provenientes principalmente de Brasil, entre ellas están Kaiser, Nova Schin, Colonia y Samba. Por ejemplo, la lata de Kaiser cuesta  cuatro bolivianos y la caja de 12 unidades está en 45 bolivianos.
"Éstas entran por la vía del contrabando, debido a ello el precio de venta es menor incluso a las que se producen en Cobija, no pagan impuestos de internación”, denunció el gerente administrativo y financiero de la cervecera, Gustavo Obleas.
Añadió que otra de las marcas que quiere ganar el mercado es Brahma,  que se ofrece a cuatro boliviano la lata, y la marca Báltica.

 
"A la larga no podemos soportar este tipo de atropellos, tenemos un límite de existencia ante este asedio constante”, anticipó el ejecutivo de Amazónica.

Denuncia y  descargo
Denuncia  A principios de agosto, la Cervecería Amazónica presentó una denuncia contra la CBN ante la AEMP por   prácticas anticompetitivas.

 Posición  El pasado 13 de agosto, la CBN negó las acusaciones de un supuesto bloqueo comercial y dijo que cumple con  la normativa vigente. Incluso apuntó a que el mercado de Cobija es liderado por marcas brasileñas que ingresan al país bajo distintas modalidades y que  imponen sus condiciones comerciales. Por ello, anticiparon que  realizarán los descargos legales que correspondan y probarán su inocencia.

La cervecera es la segunda empresa regional

La Cervecería Amazónica S.A. es la segunda industria más  importante de la ciudad de Cobija, Pando, luego de la castañera Tahuamanu, ambas establecidas en la zona franca.
Además, es la única industria de productos con valor agregado. Está ubicada sobre la carretera Porvenir, donde instaló una  planta industrial para producir la cerveza Bahía.
El producto es elaborado a base de una fórmula desarrollada por la misma empresa y se caracteriza por tener una composición particular de cervezas bolivianas y alemanas.
Los socios de la Cervecera Amazónica, entre ellos Gustavo Obleas, nacido en Cochabamba y extrabajador de la CBN, se animaron a invertir en Cobija porque vieron un mercado de oportunidad para Bahía.
Apostaron a ser una empresa más  para que contribuya a la generación de empleos y debido a ello incluso la fase de envasado  no está totalmente automatizada.
"No pagamos el Impuesto a las Utilidades de la Empresa (IUE)  porque nuestra ganancia es cero”, explicó el gerente de Producción de la Cervecería Amazónica, John Restovic.
Actualmente, la compañía tiene una segunda infraestructura para ampliar la factoría, pero las obras están  paralizadas debido a la caída de las  ventas.
La compañía,   para este año, prevé un descenso hasta  1.500 hectolitros de cerveza, a causa de los problemas descritos.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: