La planta puede producir whisky, ron, singani y otros destilados

Invierten un millón de dólares en destiladora de “1825 Vodka”

La bebida es procesada con trigo del oriente y agua de los deshielos de la cordillera. La factoría licorera fue construida en El Alto, a 4.000 metros de altura.
Anterior Proximo
Invierten un millón de dólares en destiladora de “1825 Vodka”
Álvaro Valero.Leonardo Diab muestra la botella de vodka nacional.
Invierten un millón de dólares en destiladora de “1825 Vodka”
Una de las destiladoras de cobre en la planta de El Alto. Innobe
viernes, 09 de enero de 2015 · 09:30:00 p.m.
 Luis Escóbar / La Paz
La nueva compañía  Innovación de Bebidas (Innobe) invirtió un millón de dólares para lanzar al mercado boliviano el nuevo "1825 Vodka”, un  destilado con insumos 100% nacionales y con calidad de exportación.
"La idea surgió en 2012 cuando percibimos que el mercado bolivianos sólo tenía destilados para singanis, vinos y las únicas bebidas de calidad eran importadas. Un destilado premium nadie lo hacía”, explicó el cofundador de Innobe, Leonardo Diab Linale en entrevista con Página Siete.
 Tras un estudio de mercado, comprobaron que en el país se consume, obviamente, más cerveza, pero entre las bebidas de calidad se halla en primer lugar el whisky y le siguen tragos como el ron, el singani y en último lugar al vodka. El consumo de licores  tiene un ritmo de crecimiento del 30 al 40% cada año desde  2008 a la fecha.
Esto  impulsó a los jóvenes emprendedores a lanzar su nuevo producto que, además, es uno de los  que tiene mayor demanda  a nivel internacional. "Acá tenemos muchos vodkas en litreras o botellas de plástico de tres litros, pero siempre tienen mucho colorante, azúcar porque de alguna forma tienen que enmascarar el alcohol base que no es un destilado premiun”, indicó.
Para ello, la nueva empresa invirtió un millón de dólares en la construcción de una destiladora hecha de cobre en la ciudad de El Alto, en carretera a Oruro, a más de 4.000 metros de altura.
La maquinaria, de última generación tiene "un destilador o alambique de alta tecnología. Esto implica tener una columna de vodka con 21 platos y en cada uno de ellos la bebida se va filtrando. Incluso, este metal tiene propiedades antitíxicas y absorbe las toxinas del alcohol. Por eso que, en realidad, las mejores bebidas como el whisky escocés se hace en cobre”, añadió.  
Actualmente, ésta planta llega a producir seis mil botellas de vodka al mes.
Cuenta con   capacidad de elaborar  whisky, ron, singani y sus impulsores tienen muchas ideas y proyectos, pero la definición de procesar estas bebidas dependerá de un estudio de mercado.

"Nosotros queríamos hacer el vodka con materia prima boliviana, pero siguiendo el proceso tradicional que los rusos y polacos -donde nació este tipo de trago- que emplean papa o de granos de trigo. Nosotros vimos la opción de utilizar el  trigo cruceño”, indicó Diab Linale.
 Insumos bolivianos
El vodka tiene 40% de alcohol y 60% de agua, que proviene de la cordillera y llega hasta la planta de El Alto a través de pozos. El que pasa por la industria está a 70 metros de profundidad
Para obtener el alcohol etílico el proceso comienza en Montero Hoyos de Santa Cruz. En esta región se cultiva entre 50 a 60 hectáreas de trigo. "Podríamos comprar el cereal más barato de argentina; pero apostamos a que todo sea nacional”, dijo.
Luego de ser molido, se lo transforma en harina para comenzar con el proceso de producción a través de obtener almidón. Este es un endulzante que no se fermenta como sucede con la fruta. Por esta razón, aseguró, que no daña la salud de las personas que lo consuman.

El innovador producto se distribuye en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz para luego expandirse a otras urbes. Se lo encuentra en supermercados Del Licor de Calacoto, en la cadena Ketal, Hipermaxi y otras licorerías dispersas. Su valor asciende, en promedio, a 125 bolivianos la  botella de un litro de contenido.

La imagen reúne al oriente y occidente
El logotipo de la nueva bebida trae una imagen de un rostro tiwuanacota que trata de representar el occidente del país, adornada de las plumas del machetero oriental.
"Traemos el maíz de Santa Cruz y captamos el agua de la cordillera y con nuestro logotipo intentamos representar esta unión”, declaró el cofundador de Innobe, Leonardo Diab Linale.
 El nombre, "1825 Vodka” trata de recordar la independencia del país del yugo español como la fundación de la patria y "reflejar que nos estamos independizando de bebidas importadas”.
La botella es 100% cristal transparente y su figura es única en el mercado formada de dos óvalos opuestos en cada uno de los extremos. "Queríamos representar a Bolivia en la botella y que no sea igual a nada en el mercado. La puedas colocar en cualquier bar del mundo y llamará la atención, porque tiene una identidad propia”.