El Ministerio de Hidrocarburos firmará contratos con ambos países

Ocho fuentes suministrarán electricidad a Argentina y Brasil

Bolivia prevé usar las termoeléctricas del Sur y Warnes, además de las hidroeléctricas Carrizal, Cambarí, Río Madera, El Bala, Cachuela Esperanza y otras.
viernes, 09 de octubre de 2015 · 10:01:00 p.m.
Página Siete /La Paz
Bolivia planifica exportar  a Argentina y Brasil electricidad con el suministro de  más de ocho fuentes de energía, entre termoeléctricas e hidroeléctricas. La oferta exportable para ambos países es de 8.850 megavatios (MW), que se hará posible hasta 2025.
También se desarrollan  planes para hacer envíos  hacia Perú,  Paraguay y Uruguay.
 La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), durante su rendición de cuentas públicas realizada la pasada semana en Cochabamba, informó que en el caso de Argentina las fuentes  son la Termoeléctrica del Sur con 480 MW; las hidroeléctricas Carrizal y Cambarí con 347 y 93 MW respectivamente (ver cuadro).
"Se difundió la política de Bolivia referente al potencial energético y posibilidad de exportación por medio de reuniones oficiales con instituciones del sector eléctrico de los países vecinos Argentina, Brasil, Perú, Paraguay, Uruguay”, señala el informe.
Actualmente ENDE y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) de Argentina ultima los detalles de  un acuerdo de intercambio de excedentes de energía eléctrica entre Bolivia y Argentina, en la modalidad de oportunidad, sin devolución de energía y con excedentes del Sistema Nacional Interconectado (SIN).
La  estatal trabaja en el estudio y diseño técnico de  infraestructura de interconexión, con la recepción de ofertas  de consultoría.
El miércoles, el presidente Evo Morales anticipó    que en los siguientes días Bolivia firmará  un acuerdo con Argentina para exporta 1.000 MW, como parte de los planes  de  convertirse en proveedor de energía.

Para Brasil
Para los envíos hacia Brasil,  las hidroeléctricas que aportarán con mayor cantidad de energía  son el Río Madera, El Bala, Cachuela Esperanza y otras como la Termoeléctrica Warnes, que inyectarán 7.850 MW.
Durante este año se realizaron  reuniones entre los Ministerios de Minas y Energía de Brasil y de Hidrocarburos de Bolivia, en los que  se planteó la posibilidad de crear una Comisión Binacional para abordar estos temas.
El comité analizará los estudios para determinar el potencial de las plantas hidroeléctricas Cachuela Esperanza, Río Madera (binacionales); El Bala, Rositas (nacional) y plantas termoeléctricas.

Paralelamente,  se negocia la  venta de electricidad hacía Perú, país vecino con el que acordaron en junio pasado la integración energética para el intercambio energético.
Con Paraguay se suscribió  un Convenio Marco de Cooperación y Asistencia Recíproca y un Convenio Específico para la realización de estudios conjuntos en materia de interconexión eléctrica.
En una primera etapa, ambas partes acordaron  que estudiarán la posibilidad de interconexión entre las subestaciones de Yaguacua (sistema eléctrico boliviano) y Loma Plata (sistema eléctrico paraguayo).
El Gobierno, a través de ENDE, encara los proyectos hidroeléctricos que Cachuela Esperanza, El Bala y Rositas están en fase de estudio; se prevé que estén listos en 2019.

 En el país la oferta en energía eléctrica es de 1.800 MW y la demanda llega a  1.300 MW, según el Ministerio de Hidrocarburos.

 

La matriz  energética en el país
Participación
En la  actualidad, la matriz energética del país  está constituida por la generación en un  69% en termoeléctricas,  30% en hidroeléctricas y en 1% por energías alternativas, según ENDE.
Plan Hasta 2025 se busca generar hasta 10.000 megavatios (MW)  de excedentes  de energía eléctrica para la exportación.
Cambio  Se quiere revertir la matriz  y que el 70% sea hidroeléctrica,  26% termoeléctrica y el 4% alternativas.