Según el estudio GEM, que mide la Tasa de Actividad Emprendedora

Bolivia ocupa el tercer lugar en la región en emprendimiento

Según el estudio, los bolivianos tienen mucha iniciativa para emprender un negocio, pero los planes son de corto plazo y orientados al mercado local.
sábado, 12 de septiembre de 2015 · 08:24:00 p.m.
María Mena  /  La Paz
En Latinoamérica y el Caribe  el país ocupa el tercer lugar en actividad emprendedora, por detrás de Ecuador y Perú, según el estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Reporte Nacional Bolivia 2014.
Los bolivianos tienen mucha iniciativa a la hora de  impulsar un negocio, pero sus ideas generalmente son a corto plazo y sus proyectos  están orientados al mercado interno.
El GEM es una investigación   internacional que tiene la finalidad de medir el emprendimiento en varios países y observar en  qué grado esta  actividad afecta la tasa de crecimiento económico y a la prosperidad de un país.
"Tenemos unos niveles de emprendimiento por encima de América Latina y el Caribe. La dinámica emprendedora de los bolivianos está por encima del promedio, pero es muy endeble, muy precaria, es allí donde tenemos que fortalecer”, informó la profesora de la Universidad Católica Boliviana (UCB)  Verónica Querejazu, que participó de la investigación.
Bolivia presenta un porcentaje de actividad emprendedora en etapa inicial (TEA) del 27,4% de la población adulta, lo que representa el cuarto lugar más alto entre los países de economías basadas en recursos y el sexto lugar más alto entre los 70 países que aplicaron el GEM en 2014.

El país presenta un TEA de 27,4%, el cuarto indicador más alto entre 10 países,  después de Camerún, Uganda y Botsuana.
Este indicador es menor al de  2010 y 2008, cuando  registró 38,6% y 29,8%.
Al combinar la TEA y los negocios establecidos  se puede decir que 3,5 de cada 10 personas están iniciando o llevando una actividad emprendedora.

Los emprendimientos
Querejazu considera que se necesita una mayor  educación universitaria, científica, tecnológica e innovadora para que los emprendimientos no sean a corto plazo, generen rentabilidad y sean sostenibles a largo plazo.
 "Dejemos de buscar abajo (como) el estaño, el gas, el litio, los minerales; cuando los negocios están arriba, en las nubes. Eso hagamos, allí están los negocios. No están mirando (los emprendedores) bien el mercado, ni tienen la capacidad para llevarlo adelante”, dijo la investigadora.
  Ejemplificó el caso de personas que abren un negocio de "alitas de pollo” a lado de otro  que ofrece el mismo producto.

   
El estudio determinó que en los últimos años  en el país las personas inician una actividad  empresarial   por oportunidad antes que por necesidad, aunque sin innovación y la perspectiva de expandirse al exterior.
Por ejemplo, la gente  identifica una oportunidad económica para comercializar camisetas durante el concierto de un cantante X  o vender banderas cuando juega la Selección de fútbol.

"Para 2014, los emprendedores por oportunidad representan el 21% del total de la población adulta, mostrando así una reducción en comparación con el nivel registrado en 2010 de 31,6%, aunque el nivel se mantiene similar en 2008”, según el documento del GEM.

  El estudio indica  que en Bolivia el 57,7% de la población considera que son capaces de identificar el momento indicado  para invertir. Por departamento, el nivel es mayor en Pando con   73,5%, Beni 71,1% y Santa Cruz 65,9%. Los porcentajes son menores en Chuquisaca 53,8% y Cochabamba 52,7%.
Los hombres son los que tienen mayores percepciones a las oportunidades, mientras que las mujeres temen al fracaso.
Mercados externos y áreas
Sobre la orientación internacional de la actividad emprendendedora TEA en Bolivia, únicamente el 5% presenta una orientación hacia el mercado externo. En ese contexto, el 90% de mujeres y hombres adultos en actividad emprendedora inicial señaló que ni siquiera el 25% de su producción está orientada a consumidores extranjeros
Sin embargo, también se observó que  la población entre 18 a 64 años ha discontinuado su actividad como propietario de un negocio en los últimos 12 meses. La tasa de interrupción bajó a comparación de años anteriores, en 2008 era de 10,5%; en 2010, 9%, y en 2014 llegó a 6,9%.
"La explicación puede estar ligada a la sobrevaluación del tipo de cambio o  bien al dinamismo de la demanda interna que brinda las oportunidades para estos negocios”, añadió Querejazu.
Al considerarse los emprendimientos por tipo de actividad, la mayor parte se desarrolla en el sector de servicios al consumidor; el 41% los hace en el comercio y el 15% en alojamientos y en restaurantes; la manufactura corresponde únicamente al 12% del total. Los nuevos negocios siguen la misma tendencia.
 Sin embargo, en cuanto a los propietarios de negocios ya establecidos, si bien el  sector predominante es el comercio, el segundo en importancia es del manufacturas, 13%; alojamientos y restaurantes, 9%.
Discontinuidad
El GEM también arroja datos sobre la permanencia en el tiempo de los emprendimientos. Si bien la tasa de discontinuidad de la actividad disminuyó con relación a los estudios que se hicieron en 2008 y 2010, ésta llega al 6,9% de la población.
De esa manera Bolivia se ubica como el quinto país con mayor intermitencia en la región, después de Chile, El Salvador, Ecuador y Perú.
Las mujeres son las que más desisten del proyecto laboral.
"Cabe señalar que las tasas de discontinuidad pueden ser indicador de bajos niveles de preparación para iniciar y mantener un negocio”, precisa el documento.

Las principales razones por las que los emprendedores  abandonan el negocio son motivos  personales, 36,6%; rentabilidad, 27,5%; otro proyecto, 12,4%, y la falta de acceso a financiamiento, 5,5%.

La creación de empleo
Las expectativas para generar fuentes de trabajo no son prioridad para los bolivianos.
El estudio revela que el 71% espera crear cinco o menos empleos, mientras que sólo el 6,3% tiene la expectativa  de superar los 20 trabajadores en el próximo quinquenio.
El porcentaje es bajo en relación a los países de América Latina y el Caribe. El promedio en la región de crear cero a cinco empleos es de 61%; de seis a 19 de 15,3% y de 20 o más de 6,7%.

 Para el GEM, estas proyecciones reducidas en Bolivia  puede explicarse a iniciativas "con una economía endeble o emprendimientos  intensivos en capital y en tecnología”.

La tasa  empresarial
Empresarial  El principal índice analizado por el GEM es la Tasa de Actividad Emprendedora (Total early-stage Entrepreneurial Activity -TEA), ratio que mide las iniciativas empresariales.

Negocios Es la tercera vez que se realizó el estudio GEM en Bolivia. Con la aplicación de 2.590 encuestas en las áreas urbanas y rurales de los nueve departamentos del país, lo que se buscó es conocer las percepciones sociales y atributos individuales, y describir la actividad emprendedora y el perfil de los emprendedores.
Educación La TEA indica que el 47,8% de la población analizada tiene un nivel de educación secundaria, el 18% alcanzó la licenciatura y el 16% tiene nivel técnico.
    Atributos Bolivia muestra porcentajes encima del promedio de América Latina.