La Paz, Bolivia

Viernes 18 de Agosto | 19:47 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
De acuerdo con las cifras del informe presidencial

La inversión extranjera cayó en 774 millones de dólares en 2015

La baja es del 36,3% en un solo año. Analistas consideran que hay un menor incentivo a la inversión por el descenso mundial de precios de las materias primas.

Página Siete/ La Paz

La Inversión Extranjera Directa (IED) bruta disminuyó en un solo año en 774 millones de dólares, de acuerdo con datos revelados por el presidente del Estado, Evo Morales, en su informe 2006-2016.
Las cifras revelan que la IED disminuyó de 2.113 millones de dólares en 2014 a 1.339 millones de dólares en 2015, es decir, una caída de 36,3%.

Morales, en su informe, no  especificó las razones del descenso ni los sectores que captaron estos capitales.
Hasta el primer semestre de 2015, de acuerdo con el  reporte de la balanza de pagos y posición de la inversión internacional,  la IED bruta en hidrocarburos  había llegado   a 490,9 millones de dólares, menor en  35,8% con respecto a los flujos obtenidos en similar periodo de  2014.

La  industria captó  119,7 millones de dólares, un 34,1% menos  que el año pasado. La inversión en comercio, electricidad y otros se contrajo en 42,3%, con un saldo a junio de 44,6 millones de dólares.

Sólo subió la IED en el sector de minería a  110,2 millones de dólares, un 26,8% más que en el periodo de análisis, y los flujos dirigidos a transporte, almacenamiento y comunicaciones alcanzaron 39,2 millones de dólares, un 378% más que en 2014.  

Análisis

La investigadora del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), Beatriz Muriel,   opinó que en los últimos años el sector hidrocarburos lideró la IED; sin embargo, la fuerte caída de los precios  es  un factor que  desmotiva nuevas inversiones en el mundo, en general, y en Bolivia,  en particular.

"La  rentabilidad ha bajado de manera significativa y, aún más, puede no cubrir los costos de producción más el riesgo que tienen los países, que es otro costo adicional menos tangible;  tampoco veo un panorama alentador para este año”, precisó.

El Gobierno destaca que en el período 1986-2005 la IED, en promedio, llegó sólo a 428 millones de dólares, mientras que en los períodos 2006-2015 se captaron 1.248 millones de dólares.

En  criterio de Muriel, no es correcto comparar los flujos de IED que llegaron en la época de la capitalización con los de los últimos años, porque   los dólares de los años 90   no tienen el mismo poder de compra que los dólares actuales.

"Por ejemplo, habría que pensar si con el mismo monto de dólares que costó el gasoducto Bolivia-Brasil podría realizarse otro igual hoy, ciertamente no, ya que sería en la actualidad más caro”, subrayó.

Dijo que el país es poco  atractivo para la inversión extranjera, ya que  los inversionistas del exterior evalúan los beneficios versus los costos de producir en un determinado lugar frente a la alternativa de exportar a este.

"En Bolivia se tiene una ventaja comparativa en  minerales e hidrocarburos,  pero la menor rentabilidad por la caída de precios internacionales ciertamente es un factor que desmotiva mayor IED”, agregó Muriel.

El analista Henry Oporto sostuvo que la caída de precios de las materias primas que exporta el país influye y hay un menor incentivo para invertir; es una tendencia que se observa no sólo en Bolivia, sino en Latinoamérica.

"Entonces, no debería  sorprender  la caída de la IED; eso significa que los esfuerzos   del Gobierno de aprobar incentivos petroleros  no han sido suficientes para atraer inversión”, dijo.

Según Oporto, también se deben tomar en cuenta otros factores que hacen perder el interés de los inversores, como  un régimen tributario perjudicial con las cargas más altas de la región.

La inversión pública en 2015, en contraste con la IED, sumó  4.892 millones de dólares y con empresas estatales 1.093 millones más.

Evo pide que acompañen las inversiones

El presidente del Estado,  Evo Morales, pidió ayer a los embajadores acreditados en Bolivia y representantes de organismos internacionales que acompañen las inversiones en el país.

"El gran deseo que tenemos en esta nueva gestión es que nos acompañen los  embajadores y organismos internacionales; no me siento abandonado, el gran deseo es cómo fortalecer esta cooperación, esta inversión, no solamente con inversión y cooperación, quién sabe con sus recomendaciones para acelerar la inversión, sus experiencias y conocimientos serán siempre tan importantes”, dijo.

El Plan de Desarrollo Económico y Social  del Gobierno garantiza una inversión de 48.574 millones de dólares hasta 2020.

El Jefe de Estado, durante la presentación del saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia, ratificó el compromiso de su gestión, al igual que de las gobernaciones y alcaldías, de apostar por el desarrollo mediante las  inversiones.

Según Morales,  los resultados de los 10 años de Gobierno fueron una sorpresa para él, pues no se contaban con esos cálculos que dieron cuenta del récord en materia económica y social. (ABI)

2
0
Comentarios

También te puede interesar: