Pari en exclusiva para Página Siete

Pari desde la cárcel: "Quieren cargarme créditos falsos y estafas"

El exjefe de Operaciones del Unión revela que el dinero que sustrajo no era de los cajeros automáticos. 'Yo toqué la plata de los que son dueños del Unión', dice.
Pari desde la cárcel: "Quieren cargarme créditos falsos y estafas"
Juan Franz Pari fue detenido en septiembre. Ahora está en Chonchocoro. Foto: Archivo
viernes, 27 de octubre de 2017 · 02:40:00 a.m.
Página Siete /  Chonchocoro

En las últimas semanas, Juan Franz Pari Mamani, un administrador de empresas de 27 años, es el principal protagonista de un nuevo escándalo de corrupción en el país: el desfalco de 37,6 millones de bolivianos del Banco Unión SA, que maneja todas las cuentas públicas y cuyo principal accionista es el Estado, con el 97,42% de   participación accionaria.
 
Según las primeras investigaciones de la Fiscalía y de la Policía, Parí, exjefe de Operaciones del Banco Unión, sustrajo ese dinero de los cajeros automáticos del banco de la localidad de Batallas, en La Paz. Paralelamente, comenzaron a circular videos y fotos en las redes sociales que muestran a Pari derrochando y ostentando, supuestamente,  todo lo adquirido con el dinero desfalcado (carros, viajes, fiestas, amistades y hasta amores), mostrándose como un exitoso empresario. 
 
Desde la cárcel de Chonchocoro, la de mayor seguridad de Bolivia, Juan Franz Pari, en entrevista exclusiva con Página Siete, asegura que en el Banco Unión siempre hubo gente que sabía que estaba desfalcando dinero, pero que recién lo delataron para "cargarle” otros casos más de corrupción que hay en la entidad financiera, como "créditos falsos, problemas con tarjetas de créditos y estafa a la gente”.
 
"Hay gente que sabía lo que pasaba y ahora quieren aprovechar y cargarme a mí todas las irregularidades que hay en el banco con créditos falsos, tarjetas de crédito y otras estafas a la gente”, dice Pari, que aceptó conversar con Página Siete en el sector "Pasillo” de Chonchocoro, donde permanece desde hace tres semanas, custodiado por un policía. Debe estar ahí un mes, para luego pasar a formar parte del resto de la población carcelaria de ese recinto penitenciario, que está organizada por sectores. 
 
Pari tiene 27 años. Mide alrededor de 1,65 metros y en persona se ve delgado. Tiene los dos brazos tatuados (el derecho con una guitarra). Su pelo ha crecido (en algunos de los videos que circulan  se lo ve rapado) y mantiene la barba y el bigote en forma de candado. Sus ojos se ven algo vidriosos y su piel está opaca. Cuando habla mira de frente y se expresa con mucha propiedad, sin titubear. 
 
"¿Le molesta si fumo?”, pregunta. Ante un "no” como respuesta, saca un cigarrillo, lo enciende y comienza la conversación. Sólo tenemos 15 minutos. 
 
Le preocupa la situación de su madre, esposa y cuñada, detenidas preventivamente en la cárcel de mujeres de Obrajes, acusadas de enriquecimiento ilícito y favorecimiento al enriquecimiento ilícito. Todas recibieron algún regalo de él.
 
"Ellas no tienen nada que ver. Es una cacería de brujas contra mi familia y mis amistades. Ellos no sabían lo que yo hacía,  yo tomé el dinero solo y los del banco saben, saben que tomé su dinero”, afirma.
 
"A los que están deteniendo en el Banco Unión tampoco hicieron nada. Yo ni los conozco. Otros son los que sabían lo que pasaba y están como si nada, sin asumir su responsabilidad. Yo estoy aquí para asumir las consecuencias y voy a responder, pero que también lo hagan los demás, los que sabían”, insiste.  
 
Si pudieras volver el tiempo atrás, ¿qué cambiarías?
 
Alejarme más de mi familia. Ya estaba distanciado, pero debí alejarme más para que no estén en esta situación. Lo que yo hice está en contra del ejemplo que me dieron mis padres. Me da pena que mi hermano esté afectado, hace poco salió bachiller.
 
Nadie cree que hubieses actuado solo en el desfalco.
 
Actué solo, pero en el banco sabían lo que pasaba. Yo toqué su dinero.
 
¿Es verdad que sacabas el dinero entre tu ropa?
 
Eso es mentira, tampoco saqué el dinero de los cajeros automáticos, como dicen. No hay imágenes concretas que me muestren sacando el dinero en mi ropa... y eso de que dormía en la bóveda, son tonterías, igual que el cuento del brujo (lanza una risa de ironía). Son para distraer la atención, ese no es el punto, y es para  dañar a personas que no tienen nada que ver.
 
Pero, son parte de tus declaraciones...
 
Son las primeras, en las que me presionaron física y psicológicamente. Hasta ahora no me permiten realizar mi declaración ampliatoria y mis abogados no han tenido acceso al cuaderno de investigaciones. Además, reciben amenazas, igual que los abogados de mi familia.
 
¿De dónde crees que vienen esas amenazas?
 
Del Gobierno, no pueden venir de la cárcel.
 
¿Por qué del Gobierno?
 
Yo toqué la plata de los que son dueños del Banco Unión. 
 
¿Hay gente del Gobierno que es dueña del Unión?
 
Sí.
 
¿Cuánto dinero tomaste de Unión? ¿Era tan fácil?
 
No puedo decir el monto, está en investigación. Pero primero dijeron que eran 490 mil bolivianos, luego 37 millones. Así nunca se sabrá cuánto. Y había gente que sabía lo que yo hacía.
 
¿Cómo sacaste el dinero?
 
Eso está en investigación.
 
Encontraron ya 10 millones de bolivianos.
 
¿Con esos autos y ese terreno que valía 85 mil dólares y que estaba a mi nombre?  Del auto rojo debo la mitad, en la Alcaldía pueden verificar eso, está en mi declaración de impuestos. No van a encontrar el resto del dinero.
 
¿Dicen que tu novia Luciana tiene el dinero?
 
Que busquen hasta debajo de las piedras, no van a encontrar nada con Luciana porque ella no sabía de dónde sacaba yo el dinero.
 
¿Eres del MAS?
 
No, nunca fui del MAS ni milité en ningún partido.
794
145