Temer acuerda con Evo el ingreso de Brasil al corredor

Con el proyecto los dos países apuntan a incrementar el tráfico ferroviario y pleno aprovechamiento de la infraestructura. Crearán grupo de trabajo conjunto.
Anterior Proximo
Temer acuerda con Evo el ingreso de Brasil al corredor
El presidente Temer junto a su par Evo Morales y otros delegados, ayer en Brasilia. Foto:ABI
Temer acuerda con Evo el ingreso de Brasil al corredor
El ministro Carlos Romero y una autoridad de Brasil. Foto:ABI
miércoles, 06 de diciembre de 2017 · 00:00

Agencias / La Paz y Brasilia


A través de  un memorando de entendimiento suscrito ayer, el presidente de Brasil, Michael Temer, comprometió a su país en el impulso del  proyecto del corredor ferroviario bioceánico, propuesto por Bolivia, que unirá el Atlántico con el Pacífico y que demandará al menos 10.000 millones de dólares de inversión.


El Primer Mandatario brasileño y su homólogo Evo Morales acordaron la creación de un grupo de trabajo binacional que se  ocupará de sentar las bases del proyecto, que fue considerado por ambos países de “importancia estratégica” para la región.


El documento fue firmado por el ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros, y de Transporte de Brasil, Mauricio Quintella, en presencia de ambos mandatarios, en el Palacio de Planalto, en Brasilia, Brasil.


“Avanzar en este tren está en nuestras manos. Con esto ganamos todos: acortamos tiempos, acortamos distancias, reducimos costos, venderemos mucho mejor nuestros productos. Y esa es la verdadera integración”, afirmó Morales en una ceremonia junto a su colega brasileño.


En memorando en su artículo  1 señala que el mismo tiene por objetivo crear las condiciones necesarias para el incremento del tráfico ferroviario entre Brasil y Bolivia, así como establecer las bases para el pleno aprovechamiento de la infraestructura ferroviaria existente, proyecto denominado Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración o simplemente Corredor.


 Para esto se fija un plazo de cinco años.

“La integración física es fundamental. La conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad para nuestros pueblos”, sostuvo  por su parte Temer.


Como segundo punto del documento suscrito, se acordó la creación de un Grupo de Trabajo Brasil-Bolivia para la integración ferroviaria, con la participación amplia de representantes de los dos gobiernos.


En esa instancia se  deben definir acciones, coordinar iniciativas y compartir informaciones, con el propósito de asegurar eficiencia, agilidad, seguridad, previsibilidad y competitividad al movimiento de la carga ferroviaria entre los dos países.


El documento señala que el fortalecimiento de una conexión ferroviaria en la región fronteriza entre los dos países permitirá reducir el impacto de la mediterraneidad sobre la economía boliviana, incrementar las relaciones comerciales y económicas bilaterales, dinamizar la actividad económica a través de nuevas inversiones y profundizar la integración de los Estados suramericanos.


El ministro de Obras Pública, Milton Claros  explicó que desde hace un año  se consolidó el Grupo Operativo Bioceánico, en el cual Bolivia ejecuta el tramo Montero Bulo-Bulo; Perú hizo su estudio de diseño final, y Paraguay trabaja con el estudio de factibilidad en el tramo Roboré hasta puerto Carmelo Peralta.


El mega proyecto despertó el interés de varios países de Europa que pretenden unirse con financiamiento y transferencia de tecnología, como Alemania, país con el que ya se firmó un memorando de entendimiento; Suiza suscribirá un documento similar el 14 de diciembre e Inglaterra,  también quiere adherirse.


El proyecto  con más de 3.700 kilómetros de longitud  permitirá transportar carga desde Brasil atravesando Bolivia hasta el puerto de Ilo,  Perú.

Cuatro comisiones abordarán gas y otros temas

La mañana de ayer, el presidente Evo Morales y el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, se reunieron con los gobernadores de Mato Grosso, Mato Grosso Do Sul, Acre y Rondonia, para abordar la compra y venta de urea y gas y aspectos de carácter social.


En la cita, las autoridades acordaron la conformación de cuatro comisiones, energética, integración caminera, comercio y la denominada social.


La primera  instancia profundizará el diálogos para la venta de gas natural. Además, buscará cómo  instalar o compartir las plantas termoeléctricas e hidroeléctricas de ambos países.


En la caminera se abordará la construcción de vías, el pavimentado de rutas y la integración vial. Un pedido urgente es la construcción de la carretera San Matías-San Ignacio de Velasco, además de la integración aérea, por ferrocarril y la hidrovía.


La comisión de comercio tratará la compra de úrea y sal, y también otros productos. Bolivia solicitó, además, compartir tecnología para continuar con su proceso de industrialización.


En la comisión social se tratará el tema de los ciudadanos brasileños que llegan a estudiar a las universidades de Bolivia.


Sólo en Santa Cruz se registraron 5.000 estudiantes provenientes del país vecino, que tienen presencia en Cochabamba y La Paz.

 

Los acuerdos incluyen tareas conjuntas contra el delito

Como Bolivia y Brasil son parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (2000), ayer firmaron  un acuerdo interinstitucional para la cooperación policial.


El mismo tiene por objeto el establecimiento de compromisos de cooperación policial a fin de fortalecer la prevención y lucha contra el crimen organizado trasnacional y cualquier otra manifestación delictiva, tales como el terrorismo, la trata y tráfico de personas, el tráfico ilícito de armas de fuego.


Como también el  robo de vehículos, legitimación de ganancias ilícitas, delitos informáticos, el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas y delitos comunes en frontera, a través de la coordinación de acciones policiales operativas y de inteligencia policial.


Asimismo, se compartirán datos de ciudadanos  bolivianos y brasileños recluidos en centros penitenciarios de ambos países.


Con el objetivo de facilitar una coordinación fluida, las partes mantendrán canales de comunicación expeditas a partir de puntos focales de tipo ejecutivo y operativo, es decir, entre ministerios y fuerzas del orden.


Las autoridades de cada país promoverán reuniones de altos mandos policiales en frontera, con el fin de coordinar, planificar y ejecutar acciones.


Deben hacer cumplir el acuerdo el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de la república federativa de  Brasil a través de la Policía Federal  y el Ministerio de Gobierno de Bolivia, a través de la Policía Nacional.