Isolux Corsán afronta denuncias y procesos en al menos 13 países

En Bolivia, Corsán-Corviam es cuestionada por el abandono de las obras de la carretera Ixiamas-San Buenaventura y la hidroeléctrica de Miguillas en La Paz.
Isolux Corsán afronta denuncias y procesos en al menos 13 países
Archivo.Vista de las oficinas de la empresa Isolux Corsán en España.
domingo, 16 de abril de 2017 · 02:00
Manuel Filomeno /  La Paz
 
La empresa española Isolux Corsán, casa matríz de Corsán Corviam enfrenta  problemas y denuncias de  corrupción, pago de dádivas, sobornos y retrasos de obras en al menos 13 países de Europa, África y América Latina, de acuerdo con  investigaciones y reportes de medios de prensa en el exterior. 
 
En Bolivia, la firma es cuestionada por el abandono de las obras de la carretera Ixiamas-San Buenaventura y el proyecto hidroeléctrico Miguillas, ambas en el departamento de La Paz, el pasado 31 de marzo.
 
De acuerdo con una investigación periodística realizada por el medio español El Mundo y publicada el pasado 27 de febrero, la empresa montó sistema de entrega de dádivas a funcionarios públicos para la adjudicación de obras en África y Latinoamérica.
 
 Entre los mecanismos  escogidos por Isolux para conseguir contratos figuran obsequios a los responsables políticos en Congo, se explica en el reportaje.
 
De acuerdo con la información, la compañía contaba con una serie de contactos "facilitadores” en el continente, los cuales recibían dinero enmascarado en pagos legítimos.
 
  El papel de estos "facilitadores” era el de otorgar regalos y dádivas a funcionarios a cargo de los procesos de licitación y así garantizar la adjudicación de proyectos en favor de la firma.
 
Estos envíos de dinero, señala la  Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de España, eran realizados mediante el uso de agencias de transferencia de dinero ya que éstas no aparecen en la  Balanza de Pagos.
 
En cuanto a las prácticas de corrupción internacional observadas a  Isolux en Latinoamérica destacan las desarrolladas en El Salvador, donde la Fiscalía General de la República  descubrió que el gerente de la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Icazur, Isolux e Hidromecánica Extremeña, Joaquín Alviz, sobornó al presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, Carlos Perla,  en 1999.
 
En este caso, Isolux pagó dos millones de dólares al funcionario, además de otros tres millones a otros responsables para garantizarse tanto la adjudicación de una planta potabilizadora, como la firma de  la certificación del final de una obra que no había sido acabada.
 
En fechas más recientes, la Policía Judicial de España encontró prácticas similares en Chile. 
 
Las oficinas del grupo Isolux Corsán fueron objeto de una diligencia de entrada y registro el 20 de abril de 2015 solicitada por la Fiscalía chilena al detectarse  los delitos de soborno y fraude en relación con la construcción de la Universidad de Santiago.
 
Por este  caso  se procesó al  director de Administración y Finanzas de esa casa de estudios  superiores, Mauricio Carrasco.

En México, la empresa es investigada por el pago de comisiones ilegales asociadas a la subcontratación de proyectos parciales a empresas fantasma.
 
En Argentina, desde 2011,  diversos medios de prensa observan  una serie de irregularidades, sobreprecios,  negociados y contratos sospechosos entre quien estaba a cargo de la obra de la megausina de Río Turbio, Juan Carlos Goycochea,  ex presidente de Isolux Corsán para la región y el entonces ministro de Planificación Julio de Vido, durante el gobierno de Cristina Fernández.
 
En España, actualmente se lleva a cabo una investigación por el pago de sobornos para adjudicaciones y otros favores en la construcción de la Línea  de Alta Velocidad (AVE) en Cataluña, así como en una veintena de obras de infraestructura (ferrocarriles, carreteras y aeropuertos).
 
En muchos de estos casos, se dice que funcionarios de Isolux  pagaron pasajes, estadía y boletos para partidos de fútbol a funcionarios y  que éstos pasen por alto irregularidades en las obras.
 
La firma española también incurrió en la mayoría en retrasos que le costaron la resolución de los contratos que mantenía en diversos países, entre ellos  Colombia, Perú, Bangladesh y Brasil.
 
 En  Colombia, la compañía construía la planta Bioenergy; sin embargo, el contrato fue rescindido por demoras. 
 
 De la misma manera, en Perú incluso   la justicia determinó  incumplimiento de contrato en un proyecto eléctrico.
 
En Bangladesh la empresa fue penalizada por retirar a su personal del país, aparentemente para justificar los continuos retrasos en la construcción de una hidroeléctrica.
 
Investigada en España
 
En España, la firma es investigada por el "Caso Pujol” gracias al cual se descubrió una extensa red de pagos irregulares a funcionarios del Gobierno y entidades supervisoras para la adjudicación y control de obras como el aeródromo de Teruel, en la  cual influyó para ajustar su propuesta a la licitación.  Hizo lo propio  en la contratación de los subcontratistas.
 
Obras canceladas en Chile
 
En Chile, cuatro de las siete licitaciones que tenia la empresa fueron canceladas, el Puente Bicentenario, Estadio de Calama, Hospital de Pitrufquén y una obra vial en San Antonio. Por otra parte, la construcción de un edificio de  la Universidad de Santiago también se retrasó y   pese a una confesión y dos despidos por el pago de sobornos, el contrato continuó.
 
Despidos en la cúpula argentina
 
Luego de una investigación realizada en España por la casa matriz, el presidente para Latinoamérica de la empresa, Juan Carlos Goycochea, fue echado de su cargo por malversar fondos de la empresa entre otros hechos de corrupción, sobre todo en el proyecto de la usina de Río Turbio; sin embargo, en el vecino país no se inició ninguna investigación.
 
Isolux y Perú fueron a juicio
 
En Perú, luego de la resolución del contrato con la  empresa por los retrasos  en la construcción  de líneas de transmisión para el Sistema Interconectado, la empresa enjuició al país en el  Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), pero perdió el proceso y tuvo  que cancelar  36.750.000 dólares a favor de Perú en 2015.
 
Retrasos de obras   en Brasil
 
Vía Bahía, empresa concesionaria de Isolux en Brasil, fue cuestionada por los continuos retrasos que mostró durante la construcción de carreteras. En su momento, la compañía reconoció que hubo contratiempos, pero sostiene que fueron resultado de retrasos en la emisión de licencias ambientales, expropiación de terrenos y otros problemas externos.
 
Obras  en Bolivia
  • Petición  El Gobierno  solicitará información a la Embajada de España sobre la situación de la empresa Corsán Corviam, que abandonó desde el 31 de marzo dos obras en el país, informó el pasado miércoles el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.
  • Abandono  La empresa española Isolux Corsán, casa matriz de Corsán Corviam,  pasa por problemas financieros en España  y busca  una inyección de 400 millones de dólares y pagar a sus acreedores.
  • Garantías Los ejecutivos  de la Administradora Boliviana de Carreteras y la Empresa Nacional de Electricidad estudian la ejecución de las boletas de garantía de la empresa,  que sumarían más de 200 millones de dólares.
14
92