La Paz, Bolivia

Miércoles 28 de Junio | 18:28 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Demanda de departamentos cae, precios aún no rebajan

Inmobiliarias dicen que ahora se demora meses en vender este tipo de bienes inmuebles. Los precios no bajan por el costo de la mano de obra y materiales.

Demanda de departamentos cae, precios aún no rebajan

Un edificio de departamentos en construcción, en la zona Sur

Marco Belmonte  / La Paz

La demanda por la compra de departamentos disminuye en La Paz, pero los precios  no bajan. Si la tendencia continúa así, en los próximos meses  inmobiliarias advierten que a los propietarios y constructoras no les quedará otra que disminuir el valor, para no quedarse con los inmuebles.

 La gerente propietaria de la inmobiliaria Inmosur, María Helena Zeballos, informó que los requerimientos de casas no ha variado, sí de los departamentos que ya no se venden. Antes se los podía acomodar en un mes y medio, en cambio ahora se demora meses en conseguir comprador.
 
Incluso muchas empresas constructoras vendían los bienes inmuebles en forma directa, pero ahora acuden más a las inmobiliarias para acomodarlos, ya que  hay muchos edificios de departamentos sin demanda.
 
Este fenómeno comenzó a observarse desde mediados del año pasado y tiene que ver con la sobreoferta en el mercado.
 
"Hay sobreoferta y el mercado comenzó a saturarse, hay cualquier cantidad de construcciones. Hasta 2016 mucha gente venía de El Alto y compraban casas pagando en efectivo, pero este año ya no ocurre esto”, precisó.
 
 Sin embargo, aclaró   que los precios de los departamentos se mantienen e incluso subieron debido a que los costos de los materiales y de la mano de obra se han incrementado.
 
Explicó que el metro cuadrado hasta el año pasado tenía un valor de 1.000 a 1.200 dólares, hoy está en 1.400 y 1.500 dólares en zonas de mayor demanda, como el Sur. En Miraflores o Sopocachi el valor es de 1.100 dólares.
 
 En barrios más alejados como Cota Cota, Chasquipampa u otras  el metro cuadrado está en 800 dólares. "Un departamento de dos dormitorios de 85 metros  en este momento está arriba de 100 mil  dólares; uno de tres dormitorios  y 200 metros en Calacoto cuesta 250 mil dólares con garaje y baulera”, especificó.
 
Zeballos cree que si el panorama continúa así, los precios tendrán que bajar, porque las constructoras acuden a créditos para levantar edificios y deben devolver el financiamiento.
 
La gerente comercial de VIP Bienes Raíces, Karin Ortler, también considera que existe demasiada oferta y poca demanda por departamentos.
 
Esto ocurre, en su criterio, porque  que hay menor actividad económica. El país ya no exporta como antes, pero sobre todo apunta que el boom inmobiliario está en descenso. 
 
Los precios se mantienen, pero en lugares más alejados y que no son estratégicos, las constructoras y propietarios tuvieron que rebajar. " Los departamentos  están  demasiado caros, lo que se  busca más  son aquellos con el tope de crédito social que va entre 80.000  y 125 mil dólares, con ese precio se puede vender, pero si es más caro es difícil”, remarcó.
 
 En zonas más alejadas como arriba de la calle 30 de Achumani,  Las Lomas o al fondo de Irpavi  se pueden encontrar precios más económicos, porque las constructoras se dieron cuenta que no pueden vender igual que en zonas más céntricas.
 
Añadió que el valor de los inmuebles  es elevado por el costo del terreno, los materiales, mano de obra, pero en los siguientes meses debería disminuir, por lo menos en barrios no estratégicos. "Estaban muy inflados”, apuntó Ortler.
 
El gerente general de Torre Asunción Bienes Raíces, Aldo Froilan Galeano, sostuvo que  hasta  2015  las ventas eran  buenas, pero en 2016 y los primeros tres meses de este año    bajó  de manera considerable. "Los precios aún se mantienen relativamente estables,  varían de acuerdo con la zona, a la calidad, comodidad y otros. Un departamento de dos dormitorios con una superficie promedio de 90 metros cuadrados, con acabado de primera, no debería costar más de  90.000    dólares  y un departamento de tres dormitorios, no más de 110 mil dólares”, dijo.
 
Se estima que en los próximos meses se tengan mejores precios y ofertas. Torre Asunción trabaja con inversores y con la banca para agilizar financiamiento.
 
Los permisos de  construcción disminuyen
  • Oferta El pasado 31 de marzo, Página Siete informó que los permisos de construcción aprobados en todo el país en 2016 disminuyeron en 34,6% en relación con 2012, cuando se alcanzó el mayor nivel, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) .
  • Bajón Las  cifras revelan que en 2012  las autorizaciones llegaron a 4.796, mientras que en la gestión pasada sólo alcanzaron a 3.134, uno de los niveles más bajos desde 2006.
  • Ciudades  Los datos dan cuenta  que en La Paz las aprobaciones bajaron de 1.212 a 460 en el periodo de análisis, es  decir un 59,6% menos. En Cochabamba disminuyeron  de 1.290 a 970, un 24,8%, y en Santa Cruz de 692 a 328, es decir un 54%.
  • Expansión En  2016 la construcción registró  un índice de crecimiento del 8,5%, aproximadamente, y esta gestión se espera superar este indicador, según las estimaciones de la Cámara Departamental de Construcción de Santa Cruz.
  •  Analistas Según expertos, la caída en los permisos de construcción refleja que existe una desaceleración en sector.
Falta de agua y deslizamientos impactan en la zona Sur
 
La caída en la demanda de departamentos en la zona Sur de La Paz    se vio reforzada por la escasez de agua presentada  el año pasado y principios de 2017 y el deslizamiento en la zona de Auquisamaña, explicó  Braiz Cadiz, propietario de la comercial Braiz, que está ubicada en la calle 20 de Octubre.
 
 Señaló  que estos problemas provocan que mucha gente que pretendía adquirir un bien inmueble en la zona desista y opte por buscar ofertas en el centro paceños, ya sea Sopocachi, San Pedro o Miraflores.
 
"La demanda bajó en la zona Sur también porque mucha gente que estaba por comprar,  al ver que había escasez de agua y percibir que este factor va ser constante, ya no lo hizo”, precisó el ejecutivo inmobiliario. 
 
Pero, en general -dijo-   hay un estancamiento  en las ventas y se demora más, porque también existe especulación en los precios de parte de propietarios.
 
Según explicó, otro problema que se observa es que si bien existen facilidades para obtener créditos de vivienda social en el sistema financiero, las personas que pueden estar interesadas no cuentan  con los ingresos suficientes.
 
 Para adquirir una casa de 130 mil dólares, por ejemplo, una persona debería contar con ingresos mensuales de unos 20.000 bolivianos, pero la mayoría no alcanza, agregó.
 
Otro agente inmobiliario, que prefirió no dar su nombre, explicó que se pinta al crédito de vivienda social como algo fácil de obtener, pero algunas personas sólo alcanzan a un tope de 70.000 dólares cuando los precios de departamentos están más altos.


218
22

También te puede interesar: