Por la crisis, bolivianos dejan de enviar remesas y despiden gente

La depreciación del peso argentino encareció los costos de la materia prima con que los compatriotas dedicados a la gastronomía y manufactura trabajan.
Por la crisis, bolivianos dejan de enviar remesas y despiden gente
Lucio Choquehuanca es dueño de Salteñas El Conejo. Foto:Gentileza Lucio Choquehuanca
Por la crisis, bolivianos dejan de enviar remesas y despiden gente
Lucio Choquehuanca es dueño de Salteñas El Conejo. Foto:Gentileza Lucio Choquehuanca
miércoles, 16 de mayo de 2018 · 00:04

Fernando García / La Paz

Por la crisis y devaluación del peso argentino, los bolivianos radicados en Buenos Aires dejaron de enviar remesas y hasta se vieron obligados a despedir empleados en los negocios de los que son propietarios, sobre todo en  gastronomía y manufactura.

“La verdad es que la situación es crítica, cada vez que cae el peso suben los precios de los servicios y de los productos básicos, eso incluye los costos de la materia prima para seguir trabajando”, indicó a Página Siete, desde la capital argentina, Lucio Choquehuanca, propietario de Salteñas El Conejo.

Este maestro salteñero radica en Buenos Aires desde hace casi 30 años y en las sucursales de su negocio, ubicadas en Flores, Floresta, Celina, Avellaneda y Mataderos, emplea mano de obra de compatriotas.

“Hace dos meses nomás tuve que despedir a cuatro de mis 12 trabajadores, les expliqué que así el negocio es insostenible. Desde hace dos meses que notamos la merma en la venta. De las 3.000 salteñas que vendíamos antes, ahora apenas llegamos a 1.500”, indicó Choquehuanca.

Una situación parecida es la de Felicidad Chávez, boliviana que vive desde hace 25 años en Buenos Aires, donde impulsó   un taller textil.

“Hasta antes de la crisis, enviaba  cada mes dinero a mi madre e  hijo, pero desde hace tres meses que las cosas se pusieron más difíciles y me resulta imposible, porque lo que ganamos no nos alcanza ni para los que vivimos aquí”, manifestó.

Felicidad detalló que con la devaluación de la moneda argentina, la demanda por los productos textiles también cayó y hasta las agencias dedicadas al envío de remesas se vieron afectadas por los escasos clientes.

Juan Vásquez, quien también se dedica a la manufactura junto a otros bolivianos, con los que tienen una cooperativa textil, señaló que otro de los problemas que enfrentan por la devaluación del peso es el encarecimiento de las telas y otros insumos para la fabricación de sus productos.

“Ahora se nos hizo caro mandar dinero a Bolivia, muchos hacen el esfuerzo de comprar dólares hasta en 28 pesos (por dólar) para mandar a casa, pero también está el tema de los proveedores, que no quieren vender materia prima hasta que se estabilice la situación, o quieren vender muy caro”, declaró.

Asimismo, Elías Amador, boliviano dedicado a la horticultura en La Plata, acotó que “cada día sube el dólar y el sueldo no alcanza”, razón por la cual muchos compatriotas a los que conoce se quedaron sin trabajo.

El Banco Central de Bolivia informó que al primer trimestre de 2018, las remesas alcanzaron 324,6 millones de dólares (10,7% más que en el mismo período de 2017). El dinero despachado desde Argentina ocupa el tercer lugar de envío por país, detrás de España y Estados Unidos, con 45,1 millones (13,9% del total).

La devaluación acumulada del peso argentino en 45 días llegó al 19%. Ayer, la moneda del país vecino se apreció 3,61% y el dólar cerró en 24,63 pesos, según AFP.

El caso argentino

  •  Inflación El aumento del índice de precios al consumidor en Argentina llegó a 2,7% en abril, indicador con el cual la inflación acumulada alcanzó 9,6% para el primer cuatrimestre de 2018, informó ayer el estatal Instituto de Estadísticas, según la agencia AFP.
  • Proyecciones El Gobierno argentino se fijó 15% como meta de inflación para 2018, pero el FMI calcula que llegará al 19% y los analistas locales hablan de hasta el 25%. En 2017, el crecimiento del país vecino fue de 2,8% y este año el FMI proyectó tan sólo 2%.
  • Estado La economía argentina tiene un rojo comercial que supera los 10.000 millones de dólares este año, y se sabe que el déficit fiscal es de casi cuatro puntos del PIB.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí https://paginasiete.activehosted.com/f/45 o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

8
4

Otras Noticias