Niñas esposas, una realidad que oculta la pobreza

En el Día de la Mujer, Página Siete presenta un especial sobre niñas embarazadas y convertidas en concubinas con el aval de los padres y la comunidad.
jueves, 08 de marzo de 2018 · 04:00

Página Siete La Paz 

No hay cifras, pero a diario en Bolivia  decenas  de niñas y adolescentes son obligadas a convivir con  hombres que les doblan o triplican la edad. Son   víctimas de  matrimonios precoces o forzados, una de las cinco vulneraciones a  niñas y adolescentes que prevalece en el país.

La causa de los concubinatos de menores de edad con adultos son,  en general, la  pobreza y la violencia.  Esta última se expresa en   violaciones sexuales  que en muchos casos intentan encubrirse con  conciliaciones  entre familiares de la víctima y su agresor.  Se suma, la naturalización del delito:  las  niñas se convierten en   esposas bajo consentimiento de los padres y -a veces- de la comunidad. 

El Estado Mundial de la Infancia  2015 de Unicef señala  que en Bolivia, el 3% de las mujeres de 20 a 24 años de edad se casaron o tuvieron algún tipo de vínculo antes de cumplir 15 años y el 22% antes de los 18. Este es el único dato  oficial de esta situación.
    
Con el apoyo del fondo Spotlight de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación, Página Siete buscó durante cuatro meses las historias de “niñas esposas”. El resultado es una decena de casos recogidos en el norte de La Paz, en el Beni, en el área rural de Potosí, de Tarija   y Santa Cruz. 

La investigación  aborda también el problema desde la perspectiva jurídica y desde la óptica de especialistas y autoridades regionales. Pero ante  todo intenta darle voz a las niñas y adolescentes que han sobrevivido a una unión forzosa. 

En albergues, escuelas u hospitales de pueblos y ciudades las protagonistas relatan sus historias.

Algunas de las entrevistadas están  consientes de que el problema es parte de un círculo  de violencia que se repite de generación en generación, otras ven  la unión y la maternidad precoz como un destino  que les toca como antes a sus madres y abuelas; pero hay  quienes  se rebelan y buscan justicia.  

Sus testimonios, con los nombres cambiados por su  seguridad, se reúnen en este especial, cuyo objetivo es evidenciar una situación anómala que atenta contra las leyes y los derechos de niñas y adolescentes bolivianas. 

Con el auspicio de:

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

18
117