El Observador, primer periódico fotográfico de Bolivia

Una nueva propuesta que busca que las imágenes sean las que cuenten las historias más allá de los textos.
Anterior Proximo
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
Fotos: Cortesía El Olservador. Portada de el primer número de El Observador a cargo de Henry Ponce.
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
Freddy Barragán / Página Siete.Miguel Barrero y Andrea Martínez impulsan el proyecto.
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
Imagen del fotógrafo y periodista español Santi Palacios.
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
Fotografía que forma parte del reportaje “Golpe” de Mateo Romay.
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
“Memoria de una calle” de Gabriela Aranibar de la Rocha.
El Observador,    primer periódico fotográfico de Bolivia
Andrea Martínez..El personaje de la primera entrega fue el cineasta Paolo Agazzi.
viernes, 21 de agosto de 2015 · 20:20
Alejandra Pau / La Paz
Es el primer periódico fotográfico de Bolivia, donde las imágenes no complementan, acompañan o grafican el texto de una noticia, sino que son las que cuentan    las historias. El Observador, cuyo primer número se presentó en la Feria Internacional del Libro (FIL-2015), es una nueva propuesta que pretende mostrar otro rostro del periodismo.
El Observador nace como un proyecto editorial de Gran Elefante, a su vez, una editorial independiente. El objetivo era  instaurar un nuevo formato -a partir de un diario- con una  mirada distinta que propone desde lo estético otra manera de hacer un periódico, sin competir con los existentes. El proyecto será presentado este lunes 24 de agosto, a las 10:00, en  la Casa de la Cultura.
"Las personas actualmente son bombardeadas de información que en gran medida es visual (...). Lo que proponemos en El Observador es darle más espacio a lo visual y que haya coherencia con la generación actual, pero brindando fotografías que cuenten historias”, explica el director de El Observador  y socio de Elefante. Miguel Barrero García.
Barrero  ideó la propuesta y se unió  a la fotógrafa Andrea Martínez -y su proyecto   Studioso- para llevar adelante el  periódico.
"El periódico prioriza lo fotográfico como fuente de información y valoriza la narrativa que  maneja el fotógrafo (...). Queremos dar información, pero en forma visual e impulsar el desarrollo de reportajes”, dice Martínez,  editora de fotografía de El Observador.
Para los creadores del proyecto, El Observador trata justamente -como su nombre lo dice-  de detenerse, bajar el ritmo por un instante y observar lo que sucede alrededor para lograr fotografías que  transmitan algo más que un  simple hecho coyuntural y brinden una mirada diferente y más profunda.    
 
   El primer número
Martínez y Barrero lanzaron la convocatoria poco antes de la FIL 2015  para que los fotógrafos, profesionales o no que estuvieran interesados, envíen su material, mismo que  contó con  gran respuesta. La condición fue, y será para las siguientes ediciones, manejar una propuesta y lenguaje visual.
En el primer número se publicó el  reportaje  de Henry Ponce titulado Riña, que refleja el mundo de las peleas de gallos en San Ignacio de Moxos, Beni, y cuya foto está en  la portada. Otro reportaje  es el  de Mateo Romay denominado Golpe, en la que se muestra -a través de un contendiente- el mundo de la lucha Greco Romana en La Paz.
Se suman  imágenes de Gabriela Araníbar de la Rocha, Marco Antonio Aguilar, Lila Andrea, Ana Pacheco y Claudio Morales. Cada reportaje o fotografía  va acompañada de un texto breve escrito por el autor de la imagen.
         La entrevista internacional del primer número fue realizada por Adrián Nieve  al periodista y  fotógrafo español Santi Palacios, quien se refiere a su trabajo sobre los  migrantes en Lesbos, en Grecia, y refleja detalles de su vida como  fotoperiodista.
  El personaje de la primera edición de El Observador es el director de cine Paolo Agazzi, quien se refiere al séptimo arte y su documental Corazón de Dragón.
Un proyecto independiente
A partir de la segunda entrega, el proyecto buscará el apoyo de  instituciones y auspicios  para hacer sostenible a El Observador, pero  manteniendo su esencia independiente.
 Sólo para la FIL   se imprimieron  150 ejemplares que se agotaron. Por ello, se  siguen produciendo  actualmente  a demanda. De momento no se sabe la periodicidad con la que se publicarán los siguientes números. Uno de los espacios en donde se venderá el periódico será Casa Espejo.
    Para cada entrega se lanzará  una convocatoria abierta con el objetivo de brindar un espacio en donde los fotógrafos, que estén desarrollando algún trabajo o idea, cuenten con una plataforma que difunda su material.

 "Nos presentamos como el hijo mudo del periodismo, cansado del pobre manejo de la fotografía, apasionado por el documental y rebelde frente al rol secundario que se le otorga a la imagen”, señala el editorial del primer número de El Observador. Una propuesta que a pesar de parecer algo tímida, en el entorno boliviano, por el tamaño de su presentación contiene trabajos que muestran la intimidad de las noticias.

El lanzamiento
Presentación La conferencia de prensa del lanzamiento oficial de El Observador se llevará a cabo el lunes 24 de agosto, a las 10:00, en la Sala Humberto Viscarra Monje de la Casa de la Cultura.
Ejemplares De momento el costo de El Observador es de 7 bolivianos. El periódico está en Facebook: El Observador Bolivia.