Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre

El presente reportaje de estudiantes del colegio Gastón Vilar Casso de Sucre revela casos de vejámenes sexuales a escolares en micros de transporte público.
Anterior Proximo
Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre
Encuesta en un colegio de Sucre dice que las estudiantes se sienten inseguras en los micros.
Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre
Las jóvenes quedan con secuelas físicas y psicológicas.
Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre
Los dirigentes de los choferes aseguran que ejercen un estricto control entre sus colegas.
Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre
En diez años, cuatro estudiantes de un mismo colegio fueron vejadas en micros de Sucre.
Un viaje que podría convertirse en pesadilla para las estudiantes de Sucre
Policía: Se debe informar sobre la seguridad ciudadana.
miércoles, 15 de noviembre de 2017 · 12:00:00 a.m.
Freddy Hermosillas Sacaca, Eddy Mendoza Mostacedo y  Araceli Ramos Daza /  Sucre

El chofer de un micro  violó a una estudiante de colegio en la ciudad de Sucre, Chuquisaca. Maribel (nombre ficticio)  abordaba todos los  días, a las 18:00, un bus del transporte público  para retornar a su casa. El conductor le era conocido. En anteriores oportunidades había querido entablar conversación con ella, incluso la había invitado a dar unas vueltas en su movilidad. Hasta  un día, en que se dio cuenta de que ya no había nadie en el micro, que estaba ella sola y que el chofer  había desviado su movilidad con un rumbo para ella desconocido. La llevó lejos y abusó de ella. 

De acuerdo a datos estadísticos de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCV), en los dos primeros meses de este año se recibieron alrededor de 30 denuncias de violación a niñas, adolescentes y adultas sólo en el departamento de Chuquisaca.

Suman los casos 

En lo que va del año, varios casos de violación  en micros y taxis se han denunciado en el país.
 
Los distintos medios de comunicación lo demuestran: "Santa Cruz, micrero de la línea 27 viola a menor de 13 años que se dirigía al barrio Los Cusis, el chofer del vehículo la violó en el trayecto, supuestamente, con la ayuda de otros sujetos”. "En la Ceja, El Alto,  una pasajera abordó un vehículo, el chofer se desvió a una calle desierta donde ocurrió el vejamen”.  "En El Alto, dos choferes fueron remitidos a la justicia ordinaria acusados de violar a una adolescente de 15”. 
 
"Sucre, una adolescente de 13 años fue secuestrada y violada por un chofer de micro, en la avenida Marcelo Quiroga Santa Cruz”. 

La mayoría de las víctimas son menores de edad, estudiantes de colegios que terminan siendo  dañadas física y psicológicamente, quedando con traumas, y heridas para toda la vida.

Pero, ¿qué hacer frente a esta situación? ¿Qué pasa con la seguridad en el transporte público?
 
¿Los micros son seguros en nuestra ciudad y en nuestro país? ¿Cómo podríamos lograr que los transportes sean realmente seguros?

Temor en los estudiantes

De acuerdo a datos de la FELCV, en el transcurso de los últimos 10 años, cuatro estudiantes de un mismo establecimiento escolar de la ciudad de Sucre han sido vejadas sexualmente dentro de micros. Todas ellas menores de edad que abordaron el transporte público  para llegar a sus colegios o casas. 

Pero, ¿qué hacer frente a esta necesidad? ¿Cómo poder saber si estamos utilizando un medio de transporte seguro que nos garantice que llegaremos sanos y salvos a nuestro destino?

 De acuerdo a una encuesta realizada en un establecimiento de la ciudad de Sucre, el 90% de las adolescentes consultadas  afirmaron sentirte inseguras cuando  utilizan buses del transporte público. "Muchas de nosotras fuimos acosadas por los choferes, incluso llegaron a invitarnos a salir y dar vueltas en sus movilidades”, dijeron algunas de las encuestadas.  Otras denunciaron que los conductores trataron de raptarlas.

Una de las maestras del establecimiento donde se realizó la encuesta declaró: "En mi colegio algunas de mis alumnas han sido violadas por conductores de micros. Muchos de estos casos están quedando impunes por la burocracia que hay en la justicia y la inexperiencia de la Defensoría de la Niñez. Como colegio poco podemos hacer para ayudarlas, ya que no contamos con un gabinete psicológico o una  trabajadora social”.

Vanesa (nombre ficticio) relató cómo fue víctima de violación al regresar a su domicilio, a las 10:00: "Yo regresaba de mi iglesia y subí al micro. Cuando  quise bajar, el chofer cerró la puerta y se dirigió a un callejón,  ahí abuso de mí.  Senté  la denuncia ante las autoridades, pero ellos afirmaron que (el agresor) era mi enamorado. Quise dejar la denuncia, pero mis profesoras me ayudaron para seguir adelante con la demanda”. 

"La Defensoría fue la institución que más me apoyó, incluso pensé en matarme, pero conté con el apoyo de toda mi familia. Por eso aconsejo a todas las jóvenes que no confíen y estén atentas cuando se suban a cualquier medio de transporte (público). Lo que me pasó me dejó marcada para siempre, ahora tengo mucho miedo de volver a subirme a un micro”, expresó Vanesa.

Seguridad en el transporte   

En Sucre el transporte público, especialmente el de micros, constituye el principal medio de transporte. Tomando en cuenta las preocupantes denuncias de vejámenes dentro de ese medio de transporte, la conclusión es que la necesidad de trasladarse en ese medio expone a los usuarios a una serie de situaciones y peligros, en especial a mujeres, más aún si son jóvenes estudiantes, que representan el grupo vulnerable.

 Sucre cuenta con dos sindicatos de micros:  San Cristóbal y Sucre. Jaime Zárate, dirigente del sindicato San Cristóbal, declara: "Nosotros,  para garantizar el servicio, exigimos determinados requisitos a los choferes, como la licencia de conducir,  certificado antecedentes, Carnet de Identidad y un garante. Además que durante los recorridos realizamos controles en diferentes puntos”.

El sindicato también cuenta con reglamentos internos que establecen sanciones a los que cometen faltas. Los reglamentos establecen sanciones leves, graves y gravísimas; en algunos casos se los expulsa, sin derecho a retornar a la institución. 

Por su parte, José Santivañes, dirigente del sindicato de micros Sucre, afirma: "En nuestra organización cualquier conductor ingresa al sindicato cumpliendo ciertos requisitos.  Para controlar la conducta de los choferes,  contamos con un secretario de transporte que está encargado de hacer seguimiento a los afiliados y a los conductores”.

Freddy Hermosillas Sacaca, Eddy Henry Mendoza Mostacedo y  Araceli Ramos Daza son estudiantes de  la Unidad Educativa Gastón Vilar Casso de Sucre y su trabajo fue premiado por el concurso Periodista por un día. 

 

La Policía y la Defensoría de la Niñez reciben casos

 Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de Sucre confirmaron que  reciben  denuncias de diferentes delitos suscitados en los micros de transporte público. Precisan que los más frecuentes son  robos  cometidos contra jóvenes. También  recibieron denuncias de agresión sexual contra estudiantes.  En este año tuvieron el caso de un estudiante. El autor del hecho  está recluido en la cárcel de San Roque. 

"Cuando una mujer o una estudiante es víctima de agresión sexual dentro de un micro,  lo primero que debe hacer es denunciar en las oficinas de la FELCC.  Puede ir a la estación más próxima, con el número de placa y la línea”, recomendaron efectivos  de la FELCC.

Los uniformados llamaron  a la población para prevenir este tipo de delitos.  "La seguridad debe ser una cultura para todos los estudiantes e, incluso, tendría que ser considerada como una materia más en el colegio”, señalaron. 

En la  Defensoría de la Niñez informaron que este año se reportaron tres casos de violación de estudiantes en micros. Explicaron que cuando tienen denuncias de este tipo de agresiones, primero brindan apoyo psicológico a la víctima para ver si hubo el delito. Si se confirma la agresión se la  remite al médico forense y luego se procede a la denuncia ante la Fiscalía.

  Autoridades apuestan a la prevención

 El Gobierno Autónomo Municipal de Sucre  cuenta con un programa para prevenir las agresiones sexuales a niñas y adolescentes. Entre sus acciones está la realización de concursos  y  talleres de capacitación en unidades educativas dirigidos a maestros, directores, estudiantes y  padres de familia.

En esa línea de la prevención, la Policía sugiere algunos pasos para  que el transporte público brinde mayor seguridad a todos sus pasajeros. En primer lugar,  –apuntan los uniformados–  realizar un registro biométrico de todos los conductores, con sus antecedentes penales y policiales. Añaden que se debería contar con una valoración psicológica del conductor y contar con información  sobre la educación y nivel de formación. La selección de conductores debería ser muy estricta, afirman.

Añaden que la población estudiantil debería recibir una formación adecuada sobre seguridad ciudadana dentro de sus establecimientos escolares. 

Muchas veces ellos se convierten en víctimas porque no tienen conocimiento de cómo mantenerse a salvo de los antisociales, alertan los efectivos. Sin embargo, insisten en que se debe garantizar un servicio de transporte público seguro.

 
 
 
 

3
143