Etiquetas de vinos, las huellas digitales de una bebida

Los argetinos Víctor Boldrini y Leonardo Ficcardi se especializan en el mercado mundial de bebidas alcohólicas y estarán presentes en la BICeBé.
domingo, 05 de noviembre de 2017 · 12:00:00 a.m.
 Alejandra Pau / La Paz
 
Antes de liberar el aroma del vino que se  mantiene cautivo en una botella  y saborear las notas que cuentan su historia, la etiqueta  que  revela parte de su identidad a través del diseño es su huella digital. Los argentinos Víctor Boldrini y Leonardo Ficcardi son creadores  de  etiquetas tan importantes como la que  lleva la botella del vino de misa del Papa Francisco.
 
"Hay pequeños detalles en las etiquetas que nos recuerdan cosas que hemos vivido o cosas que asociamos y esas características se las transferimos a la etiqueta y al producto”, detalla Víctor Boldrini.
 
Boldrini & Ficcardi se especializa en el mercado global de vinos y bebidas alcohólicas. El estudio estará en la quinta versión de la Bienal del Cartel Bolivia (BICeBé) que se realiza del 20 al 25 de noviembre. 
 
En el marco de la BICeBé, ambos  darán  la conferencia ¿Cuánto vino puedes tomar con tu ojos?, el 25 de noviembre, en el auditorio del campo ferial Chuquiago Marka. Se encargarán de  un taller de Diseño de Etiquetas de Vino y packaging del 21 al 23 de noviembre, de 09:00 a 12:00, en la carrera de Diseño Gráfico y Comunicación Audiovisual (nuevo edificio) de la Universidad Católica Boliviana San Pablo.
 
Su participación se completa con una exposición de fotos ampliadas de  las etiquetas de vino en la Galería Mérida Romero, que se inaugurará el 25 de noviembre.  
 
La identidad del vino

Las etiquetas de los vinos más baratos son más estridentes y   se consumen durante el año. Los vinos  más caros, más deseados, tienen un tiempo en botella que no se rige  tanto por las modas, según explica Boldrini, aunque la moda también esté presente en el desarrollo de diseños para estas etiquetas.  

Las etiquetas tienen muchos acabados particulares. Las tintas, los tonos metálicos, los relieves, muchos o pequeños detalles que transmiten calidad, elegancia, delicadeza. Es a través de ellos que se puede expresar la identidad de un vino antes de probarlo, un encanto que entra por los ojos.  

En Bolivia, trabajaron con Aranjuez para el diseño de algunas etiquetas, una de ellas fue para el  tannat llamado Juan Cruz, que obtuvo la primera y única medalla de oro de Bolivia otorgada por el concurso denominado Tannat al Mundo.

 A Boldrini le gustó la historia porque el vino fue bautizado con el nombre del empleado más antiguo de la bodega, una forma de  reconocer el esfuerzo de las personas que trabajan con ellos.

"La etiqueta es un producto que habla del origen, del trabajo. No hay muchos productos que hablen del origen específico de lo que está dentro de ese envase. Por ejemplo, que te diga que  fue hecho en Tarija, en una viña y en una parcela particular”, dice Boldrini. 

Todos el vino del Papa
 
La idea surgió en la gestión gubernamental, se pensó en hacer un vino argentino para que el Papa Francisco celebre las misas.
 
El proyecto consistió en que pequeños productores de toda Argentina donaran  uva para que el vino de misa  se elabore en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de ese país.
 
Paralelamente, hicieron un concurso cerrado con diferentes estudios para que propongan el nombre y el packaging que llevaría el  vino.
 
Boldrini & Ficcardi presentó tres diseños. Fue el último que hicieron, casi a última hora, con el nombre de Todos, escrito a mano, el que fue  seleccionado. 
 
"Para nosotros es posiblemente la etiqueta del vino más  simbólico que hemos hecho y que casualmente la gente no ve”, comenta Boldrini.
 
Los padres de las  etiquetas para los vinos son los franceses, ellos ponían grabados en metal, parecido al de los billetes. Ponían en ellas el château, la finca productora de vino en donde se elabora.    
 
El proceso de creación de una etiqueta de vino es muy diferente si se trata de una bodega grande o de una pequeña.
  
En el primer caso, tiene sistemas de marketing, testeo, entre otros. En las más pequeñas, es un proceso en donde se involucran los dueños, el enólogo, los vendedores; la decisión es más familiar y posiblemente intuitiva, se arriesgan a nuevas ideas para diferenciarse del resto.
 
"El whiskey pasa 10 años en barrica. Cuando se lo  saca de la barrica termina su evolución; siempre va a tener 10 años. En cambio, el vino siempre va evolucionando en botella. Tiene como mucha magia eso del vino”, concluye Boldrini.
 
Sobre la  BICeBé
  • Más información  La quinta versión de la Bienal del Cartel Bolivia ( BICeBé) se realizará del 20 al 25 de noviembre en La Paz. Para mayor información se puede ingresar en la página web: www.bicebebolivia.com. 
  • Evento  Ecuador, el  invitado de honor de la BICeBé este año, presentará dos exhibiciones especiales, entre ellas la denominada Umberto Eco, en el Museo Nacional de Arte.