La Paz, Bolivia

Sábado 23 de Septiembre | 03:34 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Afiches de cine cubano, la Revolución y el arte plasmados en papel

Una exposición reúne alrededor de 40 carteles creados para festivales y promoción de películas desde 1960, que pertenecieron a la productora Beatriz Palacios.

Afiches de cine cubano, la Revolución y el arte plasmados en papel

FOTOS: Sara Aliaga / Página Siete. Fotografía de la productora boliviana Beatriz Palacios, junto a uno de los afiches que formaron parte de su colección.

Alejandra Pau / La Paz

 El diseño, la serigrafía y la Revolución cubana convirtieron a los carteles que anunciaban las películas, en la década de los años 60, a expresar su lado más artístico a través del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Alrededor de 40 de esas obras se encuentran en una exposición que tiene una importante carga emotiva.

La exposición Afiches del cine cubano se inauguró el 17 de abril en el centro cultural La Obertura, en la zona de Sopocachi, en La Paz. Los carteles de películas cubanas que la componen pertenecieron a la colección privada  de la productora de cine boliviano Beatriz Palacios (1952-2003), que radicó durante  una década en Cuba, y abarcan desde  la  década de 1960 hasta 1980.   

Palacios fue un  pilar fundamental del   Grupo Ukamau y compañera del director de cine Jorge Sanjinés . Hace menos de un mes, los carteles  fueron cedidos al cineasta Juan Pablo Ávila por esta emblemática institución.      

"Estos afiches son un ejemplo de maestría en diseño e impresión. Para los visitantes, la visión resulta sobrecogedora y es un reto para los diseñadores gráficos. Los carteles han desempeñado un rol fundamental en la historia de la Revolución, fueron protagonistas en cada hecho trascendente y por eso gracias a ellos es posible viajar en el tiempo”, manifiesta Ávila. 

La muestra tiene carteles como  el  referido al Primer Aniversario de la Cinemateca de Cuba, hecho por Rafael Morante Boyerizo, que introdujo por primera vez la representación de Chaplin; y   aquellas películas   de gran trascendencia  como Fresa y Chocolate o Vampiros en la Habana están presentes en la muestra.   

Para Ávila se trata de pequeñas obras de arte en las que se puede encontrar la libertad de diseño y técnica, lo que las diferencia del cartel político.

 "En estos carteles se destaca la originalidad y un juego más intelectual con el espectador, incluso con carteles figurativos se transmite un mensaje no explícito con metáforas visuales que buscan el encuentro con el público. Tienen un impacto gráfico y artístico, a pesar que son de carácter publicitario”, añade. 

Carteles de películas como Lucía, Plaf, Los sobrevivientes, El hombre de Maisinicú, entre otros, forman parte de la exposición en la cual figuran trabajos de Eduardo Muñoz Bachs, Rafael Morante Boyerizo y Eladio Rivadulla Martínez, entre otros.

 Para la gestora del Centro Cultural La Obertura, Patricia Flores,   los afiches del cine cubano obedecen a una estética propia  que se traduce en la tipografía, la técnica y la serigrafía. Todo ello para dar como resultado algo único. 

   "Pero además hay una carga emotiva  en estos afiches, enormemente fuerte, porque es Beatriz quien se encargó de guardarlos con enorme cuidado a lo largo de toda su vida”, comenta Flores.  Atesorados por el Grupo Ukamau durante años, éstos fueron cedidos a Ávila.

 En los carteles se notan influencias del art nouveau, art deco, pop y el psicodelismo, intensas coloraciones, esplendorosa textura y dramatizadas composiciones del blanco y el negro, comenzaron a ser conocidos en el mundo como los afiches del ICAIC, como describe el investigador de la Memoria Histórica del Cartel Cubano, Reinaldo Morales Campos, en el artículo
 
 El cartel cubano de cine en serigrafía.  
  
     Para 1965 el   ICAIC tenía a  más de 30 diseñadores y artistas plásticos que colaboraban en la edición de sus carteles y aportaban no menos de seis bocetos cada mes.  Varios de ellos fueron   premiados en varias oportunidades.  
    
 "Casi todos son de 76 por 51 centímetros y estos  afiches son la muestra de la tremenda apertura cultural que hubo en Cuba a partir de 1959, y en particular en el cine”, finaliza Ávila.     
 
La exposición 
  • Lugar La exposición Afiches del cine cubano: Colección Beatriz  Palacios está abierta al público en el centro cultural La Obertura,   calle Boyacá 2286, entre Rosendo Gutiérrez y avenida 20 de Octubre (Sopocachi).
  •    Horario  La muestra estará abierta al público hasta mediados de mayo.  De lunes a sábado de 16:30 a 23:30. El ingreso es gratuito. 
  •    Redes Para mayor información se puede ingresar a la página de Facebook: Centro Cultural La Obertura.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

3
0

También te puede interesar: