La Paz, Bolivia

Miércoles 16 de Agosto | 17:50 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Villa Victoria, romántica y combativa

Fue un canchón donde se intercambiaba ganado. En 1946 vio a un presidente bailar antes de su muerte y en la Revolución sus vecinos, la mayoría fabriles, detuvieron al Ejército.

Villa Victoria, romántica y combativa

El puente de la Villa, donde los vecinos detuvieron al Ejército en 1952, es hoy una pasarela.

Ivone Juárez /  La Paz 

"La zona era una canchón enorme, donde vendían vacas y toros. Todas las casas eran de adobe”, recuerda Benigno García, uno de los vecinos más antiguos de Villa Victoria. Llegó a la zona muy joven, con su madre, cuando se enteraron que en ese canchón que estaba cerca del Cementerio General de la ciudad de La Paz se  vendían terrenos.

 "Los terrenos eran de la familia Quintanilla  Suazo, la mamá se llamaba Victoria    y en honor a ella la zona  se llama así, Villa Victoria”, dice , Juan Fabiani, que nació en la Villa hace más de 70 años. "72 años”, precisa. 

Pero Juan tiene información más antigua, la escuchó de su padre Mario Fabian. "Aquí se organizaban ferias donde se intercambiaba ganado, se lo conocía como  Waca k’ato. Después estaban Aukapata, Pok’epata, Surapata y Munaypata,    que entonces era Muñayapata, a donde la gente que se conocía en la feria iba a enamorar entre los matorrales” cuenta. 

 Juan Fabiani está documentando la historia de su barrio. Asegura que la primera junta de vecinos data de 1928 y que su primer  presidente fue Felipe Calderón.

"Cuando murió la señora Victoria, su hijo   Estanislao legó varios terrenos a la zona, en memoria de su mamá. Por ejemplo, donó el terreno, donde se construyó el Club de Niños Bolivia, que dirigió el padre  Luis Alberto Tapia. Muchos nos formamos en ese centro, técnica y espiritualmente”, cuenta.

Cuando la zona formalizó su nacimiento contaba con una importante cantidad de vecinos de nacionalidad peruana. "Existen documentos que demuestran que entre  los 1.500 habitantes que en ese entonces tenía la Villa había un importante asentamiento peruano”, dice Fabiani.

La casa de los Pomier, el primer "edificio” de la Villa

 Benigno García cuenta con orgullo que una de las primeras casas de pisos que se construyó en la zona fue la que él habita hoy. La construyeron sus suegros Eugenio y Gavina Pomier, dedicados a la panadería y el transporte.

"Todas las casas eran de adobe y de un solo piso. La única casa de dos pisos era la de los Pomier.  Veíamos la casa con admiración. Nosotros qué íbamos a poder tener una casa así, era un edificio”, recuerda.

La casa de los Pomier  era  la única que contaba con una gran sala de piso de madera -ubicada en el segundo piso- y era  ideal para realizar bailes, lo que los vecinos de la Villa no dejaron pasar por alto. Por eso, con frecuencia, nombraban padrinos a los esposos Pomier para que prestaran su sala para sus festejos.

"En Carnaval  esto se llenaba de vecinos que venían en comparsas, como los Inca Rocas, que  bailaban con charangos, concertinas y clarinete y salían cantando”, recuerda Benigno. 

En el libro Historia de los barrios paceños, publicado por la Alcaldía de La Paz, los vecinos de la Villa cuentan que "en el barrio se llevaba a cabo presteríos y bailes folclóricos en homenaje a la Virgen de Asunción”.

Pero la casa de los Pomier no fue sólo un espacio para las fiestas del barrio, sino que ahí se  fundó incluso el histórico Sindicato de Colectiveros de Villa Victoria.

  En el puente de la Villa

Durante la Revolución del 9 abril de  1952, la Villa fue uno de los escenarios más importantes de ese hecho histórico porque sus habitantes, en ese entonces en su  mayoría trabajadores fabriles,  detuvieron el avance del Ejército en el puente de su zona, por donde pasaba el ferrocarril.

"La gente comenzó a llegar  al puente y comenzó a bloquear el paso de los soldados que venían sobre camiones”, cuenta Benigno García, que entonces tenía 18 años. Juan Fabiani tenía siete y recuerda que desde el balcón de su casa, ubicada en la calle Rosendo Rojas, vio cómo "los vecinos caían en la calle” al ser alcanzados por la "lluvia de disparos de metralletas”.

A él lo alcanzaron tres tiros.
 
El último baile de un Presidente 

Tres días antes de  su muerte, el  expresidente Gualberto   Villarroel participó en un baile que las vendedoras del mercado de Villa Victoria organizaron en su honor  en la casa de los esposos  Eugenio y Gavina Pomier. 

"Bailó cuecas con las vendedoras del mercado de Villa Victoria tres días antes de ser asesinado, el 21 de julio de 1946”, cuenta Benigno García, vecino de la zona que habita la vivienda donde el Mandatario, llamado "reformista”,  pudo haber tenido su último baile antes de ese 21 de julio fatídico.

 Ese día Villarroel  fue asesinado en el Palacio de Gobierno de la plaza Murillo de la ciudad de La Paz y luego arrojado desde el balcón hacia la plaza Murillo, donde una turba colgó su  cadáver hasta un farol.

La casa, ubicada en la calle Rosendo Rojas de la zona de Villa Victoria, ha sido declarada por la  Alcaldía de La Paz como el primer edificio construido en la zona.

Fue construida por Eugenio Pomier, uno de los pioneros del transporte masivo en  la ciudad de La Paz. Pomier fue uno de los primeros propietarios de los  "chaucheros”, unos colectivos pequeños que cubrían la ruta del centro de La Paz hasta  Villa Obrajes, hoy zona Sur.

Pomier fue uno de los fundadores del Sindicato de Choferes de Villa Victoria, a mediados de los años 60 del siglo pasado.

El sindicato  se fundó en la puerta de su domicilio, que aún sobrevive al tiempo en la histórica Villa Victoria. En su frontis  se ve la placa de  reconocimiento que extendió la Alcaldía de la ciudad de La Paz.
 
 
 
 
 
 

17
1

También te puede interesar: