La primera camioneta de Ford cumplió 100 años

El vehículo costaba alrededor de 600 dólares, equivalentes hoy a 12.500, y en el primer año de su lanzamiento Ford vendió 209 unidades. El motorizado estaba adecuado para el área rural de Estados Unidos.
Anterior Proximo
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
La camioneta Pickup, llamada Modelo TT de Ford.
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
La evolución de la camioneta Pickup en 100 años.
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
El ritmo de innovación de Ford en el segmento de las camionetas empezó a acelerarse.
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
En 1948 el fabricante empezó a trabajar en la siguiente generación de camionetas.
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
La versatilidad fue la mejor carta de presentación.
La primera camioneta de Ford cumplió 100 años
Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, Ford había vendido más de cuatro millones de camionetas.
sábado, 29 de julio de 2017 · 00:00
EFE / Washington

Con el 27 de julio, hace un siglo que Ford lanzó su primera camioneta: la Pickup, llamada Modelo TT, el vehículo que inició el linaje que hoy ocupa la Serie F de camionetas del fabricante, desde hace 35 años el vehículo de más ventas en Estados Unidos.

Ford calificó el TT como el vehículo "que cambió para siempre el sector del automóvil y la misma naturaleza del trabajo en sí mismo”.

El éxito del TT fue casi instantáneo tras su aparición el 27 de julio de 1917.

El TT fue el resultado de la popularidad del original Modelo T de Ford y la necesidad de Estados Unidos de un vehículo capaz de transportar hasta 900 kilos de carga, en plena expansión industrial del país.

Ford utilizó la misma cabina y motor que el histórico Modelo T y le añadió una zona de carga abierta en la parte trasera.

 Aunque el vehículo no era barato (600 dólares de entonces, el equivalente a unos 12.500 dólares de hoy), Ford vendió 209 unidades en el primer año.

 11 años después, el fabricante había vendido 1,3 millones de unidades del Model TT, hasta que en 1928 lo sustituyó por el Modelo AA, capaz de transportar un tercio más de carga que su predecesor.

Área rural

 Gran parte del éxito del TT y el AA fue la estrategia de Henry Ford de impulsar sus camionetas en las áreas rurales del país.

 Su versatilidad fue la mejor carta de presentación de las camionetas de Ford.

"Los clientes los podían utilizar en la granja y luego conducirlos el domingo hasta la iglesia”, explica en un comunicado el historiador de Ford Bob Kreipke.

 El ritmo de innovación en el segmento de las camionetas empezó a acelerarse ante el creciente número de usos que este tipo de vehículos empezaron a ejercer en la sociedad estadounidense.

 Tras el modelo AA, Ford introdujo una camioneta más capaz en 1933, el llamado modelo BB, que se utilizó como transporte de leche, correo o carga, y como ambulancia.

 Y en 1935, Ford lanzó el modelo 50, una camioneta Pickup equipada con el legendario motor Ford V8 Flathead.

 Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, Ford había vendido más de cuatro millones de camionetas. El conflicto alteró la demanda y producción en el país, volcado en el esfuerzo militar.

 Pero si la transformación de Ford en un productor de vehículos militares para satisfacer las necesidades militares de Estados Unidos significó la pérdida de ventas de vehículos civiles, la marca del óvalo azul ganó una gran experiencia en la producción de camionetas de gran resistencia y con tracción a las cuatro ruedas.

Urbanización

 La Serie F de camionetas es fruto de esa experiencia ganada en los campos de batalla y la creciente urbanización que experimentó Estados Unidos tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

 Kreipke explica que "tras la guerra, muchos estadounidenses de zonas rurales se mudaron a centros urbanos y suburbanos en busca de trabajo, y muchos se llevaron sus camionetas Ford”.

 "Ford vio esto como una oportunidad y en 1948 empezó a trabajar en la siguiente generación de camionetas, lo que se conoció como la Serie F Bonus Built”, añade el historiador.

 La primera generación de camionetas de la Serie F estaban llamadas del uno al ocho, siendo la primera la más liviana y la ocho la que más carga podía transportar.

 Pero en 1953, con el lanzamiento de la segunda generación de la Serie F, Ford adoptó la nomenclatura que pervive hoy en día: la F-1 se convirtió en F-100 y los F-2 y F-3 en la F-250; mientras, la F-4 se renombró como F-350.

 En 1961, Ford introdujo la cuarta generación de la Serie F. Hoy en día, la familia de camionetas de Ford se encuentra en su decimotercera generación y nada anticipa que el fabricante tenga planes para sustituir el vehículo.

Uso masivo

 La aparición de la última generación de la Serie F, en 2015, supuso el uso masivo, por primera vez en su historia, de aluminio en la camioneta con el objetivo de reducir el peso en casi 340 kilos.
 Desde que apareció la XIII generación, las ventas de la Serie F han aumentado. 

En 2014, el último año de la generación XII, Ford vendió 753.851 unidades de la Serie F en Estados Unidos.

 En 2015, la cifra aumentó a 780.354 y en 2016 fue de 820.799.

 Y de enero a junio de este año, las ventas acumuladas han sido de 429.860 unidades, un 8,7% de aumento con respecto a 2016.