Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país

Es un fotógrafo amateur que se especializó en animales que habitan en regiones cercanas a La Paz. En noviembre registró una rana arborícola muy rara que fue vista por comunarios del parque Madidi.
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Al salir al campo se encuentra con especies que no imagina. Fotografías: Mauricio Pacheco Suárez
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Al salir al campo se encuentra con especies que no imagina. Fotografías: Mauricio Pacheco Suárez
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Empezó con una cámara antigua que le regaló su abuelo.
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Uno de los pasos para fotografiar especies es investigar sobre sus hábitos.
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Mauricio Pacheco Suárez motiva a conservar las especies del país
Las aves le motivaron a adquirir mejores equipos.
martes, 13 de febrero de 2018 · 00:04

Gonzalo Díaz  / La Paz


Mauricio Pacheco Suárez es un fotógrafo amateur de naturaleza que en 2010 empezó a registrar las especies que habitan en regiones cercanas a la ciudad de La Paz,   como el Camino de la muerte, la Cordillera o los llanos paceños.


En noviembre fue invitado por la comunidad uchupiamona del parque Madidi, para fotografiar una rana arborícola que en semanas previas había sido vista por primera vez por el guía Alejandro Límaco del albergue ecológico Madidi Jungle. “Los que la registraron realmente fueron ellos, los uchupiamonas, que tienen el lodge y son guías de los turistas. Esos guías son los que encontraron la rana”, contó.

Fotografías: Mauricio Pacheco Suárez


Suceso científico


“El nombre científico de la rana es Cruziohyla craspedopus. Es una rana arbórica muy, muy rara, que vive en la parte más alta de los árboles. Solamente baja de ahí unos días al año para depositar sus huevos. Si no tienes la suerte de cruzarte con ella esos días no la ves más. Verla ya es suficiente como para que alguien escriba un paper científico. Es así de emblemática”, aseguró. 


Precisamente ahora dos especialistas elaboran un paper científico para oficializar el hallazgo. “En la comunidad científica ha sido un evento, ha sido muy interesante, ha sido una especie de boom. Cada año en este país se descubren cinco o seis nuevas especies de ranas o de culebras, pero esto ha sido importante, ha sido una especie emblemática”. 


Hasta ahora sólo había registros de la especie en Perú y Ecuador, pero no en Bolivia. La fotografía principal de esta nota fue tomada alrededor de las 21:40 de la segunda noche de la visita de Pacheco al albergue.

Al salir  al campo se encuentra con especies que no imagina.


“No esperábamos encontrarla , había que buscarla, pero honestamente sabíamos que las posibilidades de encontrar a esta rana eran muy bajas”, recordó al que contar que registraron la ubicación GPS.


Turismo comunitario


En siete días de trabajo, Pacheco registró 32 anfibios. Con estas imágenes y junto con los uchupiamonas ahora prepara una guía para fomentar el turismo comunitario en la zona del parque Madidi. “Es impresionante el trabajo que hacen y da mucho gusto ayudarles porque al final uno no gana nada de esto. Realmente crees que son la gente correcta a la que tienes que ayudar”, afirmó.


La cantidad de anfibios que el fotógrafo registró da cuenta de la gran biodiversidad del parque. “El Madidi es nomás una de las áreas más biodiversas del mundo. No puedes rebatir eso, es probablemente el área protegida con mayor diversidad de especies de todo el mundo”.

Empezó  con una cámara antigua que le regaló su abuelo.


Primeras fotografías

Pacheco empezó a hacer sus primeras fotografías de naturaleza con una cámara que le regaló su abuelo. Él nació en Sucre, pero radica en La Paz desde hace 14 años. Es ingeniero comercial de profesión y trabaja en proyectos de desarrollo rural y de medio ambiente, además de la docencia.


Cuando comenzó como fotógrafo de la naturaleza solo tenía la motivación de salir de la ciudad y pasar un tiempo en el campo. Entonces registraba todo lo que encontraba, pero poco a poco se fue enfocando en las aves y anfibios.

Uno de los pasos  para fotografiar especies es investigar sobre sus hábitos.


El gran número, las formas y los colores de las aves que notó, por ejemplo en el Camino de la muerte, le impactaron  sobremanera y le impulsaron a comprar mejores equipos, como lentes más adecuados.

“Me acuerdo de las aves, es la primera cosa que me ha impactado mucho”.


Luego empezó a investigar para saber qué especies fotografiaba. “Te empiezas a obsesionar, a volverte un coleccionista de imágenes y especies. Uno aprende a ver cómo se comportan, cómo los puedes encontrar, es fascinante”, aseguró.

Así supo, por ejemplo, que la temporada de lluvias es la mejor para fotografiar a los anfibios. “Te vas en las noches a las quebradas a esperar con tu linterna y tus botas de agua. Puedes pasar una noche entera y de pronto aparecen”.


Algo frecuente en sus viajes es encontrarse con especies que no esperaba. “Tenemos grupos de ranas venenosas, por ejemplo, en la parte tropical, que son de colores preciosos. O ranas de cristal, que tienen la piel del vientre totalmente transparente. Literalmente puedes ver cómo late su corazón”.


Obviamente hay especies que aún no pudo conocer. “Hay santos griales de las ranas, como de las aves, cosas que probablemente nunca llegue a ver”, admitió.


Algunas recomendaciones de Pacheco consisten en que siempre se debe tratar con cuidado y respeto a los animales. También se debe tener cuidado con los mosquitos, que pueden contagiar enfermedades como el dengue o la chikungunya. “Protegerse de este tipo de problemas es más importante que protegerte de las serpientes”, afirmó.


Asimismo aconseja explicar claramente a los habitantes de una zona lo que se está haciendo. Ellos, con toda razón  -afirmó- pueden sentirse agredidos al ver a un extraño que saca fotos en su tierra.

“Siempre me han recibido de la mejor forma, pero hay que tener ese respeto”.


Compartir información


Pacheco se ha especializado en las especies que hay en el departamento de La Paz. Precisamente preparó una guía con más de 60 especies de anfibios de los Yungas. “Lo importante era hacer una publicación disponible para todo el mundo, en la que tú puedas encontrar información de cómo vive esa rana, cómo es su historia natural y cómo la puedes encontrar”.


Este material está disponible libremente en su blog entrependientes.com. De este sitio se puede descargar además un documento de 17 páginas titulado El corazón del Madidi, además de fondos de pantalla. 


También difunde su material en la página de Facebook Bolivia Aventura y Diversidad, que maneja con Steffen Reichle y ya suma casi 15.000 seguidores de todo el mundo. En estos sitios recibe visitas de al menos 100 países.


 Sobre todo la página de Facebook está pensada para motivar a los bolivianos para que primero conozcan su país y su biodiversidad. “Ahora los bolivianos vamos más a sitios bolivianos, estamos aprendiendo a ser turistas dentro de nuestro propio país y nos comportamos mejor que antes”, concluyó.

Las aves  le motivaron a adquirir mejores equipos.

 

26