Chakana, la búsqueda por edificar un monumento

En 2015, el arquitecto francés Eric Charles Tassel presentó el proyecto para construir una gran edificación en forma de cruz andina, pero aún no cuenta con apoyo.
Anterior Proximo
Chakana, la búsqueda por edificar un monumento
Inicialmente el proyecto fue pensado para articularse con el teleférico. Algo que no fue posible.
Chakana, la búsqueda por edificar un monumento
Ritual en el cual se pidió permiso a la Pachamama para realizar la obra arquitectónica. FOTOS: cortesía Eric Charles Tassel
Chakana, la búsqueda por edificar un monumento
Vista de un paseo que contempla la obra.
Chakana, la búsqueda por edificar un monumento
Imagen de lo que sería la megaobra.
Chakana, la búsqueda por edificar un monumento
Vista de cómo se vería la obra.
miércoles, 07 de febrero de 2018 · 00:04

Alejandra Pau / La Paz 


De símbolo andino a inspiración  de un megamonumento, la forma de la Chakana se convirtió en la protagonista de un proyecto que despertó  expectativa después de su presentación en 2015. La idea propuso una cruz andina que mida entre 144 y 173 metros, cuya infraestructura fue planificada   para albergar espacios dedicados a la cultura, turismo, instituciones públicas, entre otros. 

El proyecto fue pensado por el arquitecto francés Eric Charles Tassel para construir la obra arquitectónica   en forma de Chakana, o cruz andina,    en el Faro Murillo con  el objetivo de unir la ciudad de El Alto y La Paz. 

 
     FOTOS: cortesía Eric Charles Tassel


Varias instituciones de los tres niveles del Estado expresaron la posibilidad de que la infraestructura pueda constituirse en un referente del país a nivel internacional y ser una fuente de desarrollo económico, según explica Tassel. 
  
No obstante, las mismas  instituciones han expresado su preocupación sobre la factibilidad del proyecto y han sugerido estudios y  pautas para su elaboración  a diseño final, cuya realización depende de un financiamiento. 


Después de dos años, entre notas, informes y reuniones no se registran progresos en la materialización del proyecto.       

“No hemos logrado tener actos políticos que permitirían desarrollar, de manera concreta, el proyecto Chakana y acceder no solamente a un financiamiento, sino a las posibilidades políticas para realizarlo.

Tuve la posibilidad de tener financiamiento para su  diseño final, pero como no hay las condiciones políticas para asegurar la inversión, no lo hicimos”, manifiesta Tassel.


Tres bloques y una cruz andina

 
El  proyecto Chakana contempla la construcción de tres bloques. El primer bloque está dedicado al entretenimiento y la cultura incluyendo cine, teatro, salones de exposición y espacios para actividades   artísticas. 


El segundo bloque se edificaría para albergar  unidades del Gobierno y oficinas de las alcaldías de  La Paz y El Alto. 


Finalmente, el tercer bloque  de la gran cruz andina sería ocupado por hoteles y servicios turísticos de primer nivel. Además, un mirador en el tope de la edificación. 


Desde  el 2015, Tassel se dedicó  a socializar el proyecto que soñó después de establecerse en Bolivia hace casi una década.  

Costo y observaciones 


La inversión total del proyecto Chakana es de 100 millones de dólares. Respecto al monto Tassel explica que no se trata de generar una dicotomía entre la obra monumental  y las necesidades prioritarias de La Paz y El Alto. 


Considera que el desarrollo del país no solamente requiere de inversión en la salud,  carreteras, entre otras. Cree que “el desarrollo sociocultural es una meta sumamente importante para generar más riqueza”.

El arquitecto recuerda que,  en su momento, el proyecto pudo haberse articulado con el servicio del teleférico para ampliar las metas de ambas propuestas; sin embargo, piensa que el gerente ejecutivo  de la empresa estatal de transporte por cable Mi Teleférico, César Dockweiler, jugó “un papel egoísta”.


Mi Teleférico concluyó en un informe que “el proyecto chakana está sobredimensionado con relación a la escala urbana de las dos ciudades,  carece de un  análisis de los impactos socioterritoriales  de su entorno inmediato”,  además  menciona la falta de  un estudio de impacto ambiental y el uso de suelos.

Otra decepción para Tassel fue que la respuesta de la  ministra de Culturas, Wilma Alanoca, a su carta fuera que  la realización del proyecto estaría dentro de las competencias de los municipios del El Alto y La Paz, y que el Ministerio no se puede involucrar. 


Un criterio con el que no coincide porque para realizar un proyecto de tal envergadura requieren el apoyo de todos los niveles del Estado. 


Por su parte, la  Gobernación de La Paz  consideró que el proyecto “podría consolidarse como un edificio icono que justificaría su forma arquitectónica con la cosmología andina”, aunque también manifestó ciertas preocupaciones. 


En tanto, los  municipios de La Paz y  El Alto realizaron varias observaciones sobre los suelos y otros estudios técnicos y de  impacto social, “sobre la posible dicotomía y segregación social y exclusión que generaría una edificación de alto nivel” en una zona de bajos recursos. 


Se sumaron las observaciones en cuanto al impacto ambiental y urbano.   

Tassel no ha dejado que estas observaciones lo atribulen y tiene listos planteamientos que solucionan las observaciones  expresadas en los informes.


Otra observación fue que su tamaño entraba dentro del área de aproximación de los aviones al aeropuerto, lo que implicaría su traslado.


 Según un informe de la Dirección de Aeronáutica Civil, el proyecto  deberá tomar en cuenta las restricciones de altura o ser declarado un “objeto de interés público” y que un estudio aeronáutico determine el perjuicio operacional como aceptable. 

“Si el edificio es declarado de interés público, cualquiera sea la altura, los aviones van a tener que tomar en cuenta la nueva reglamentación. Es decir, que no impide totalmente el hecho que el edificio sea construido en esa zona”, argumenta Tassel.


La validación de la obra 


En su último informe sobre la edificación, el arquitecto indica que “el proyecto fue presentado para validar su esencia a nivel conceptual y técnico, y que el proyecto a diseño final necesita una etapa de estudio integral que debe ser financiado para poder presentar todos los elementos que logren una realización exitosa”, detalló  el arquitecto en su más  reciente  informe.    
 

 Hace unos días Tassel se reunió con el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, encuentro que calificó como muy positivo en el que se comprometió a organizar una reunión con otras autoridades.    


En definitiva, para el arquitecto se trata de que estos espacios sean una fuente de desarrollo  sociocultural,  que la obra se convierta en un referente de Latinoamérica y sea un símbolo como lo es  la torre Eiffel en su país, pero que además genere el desarrollo de las artes y la economía en los municipios de La Paz y El Alto. 

Sobre el  proyecto

  • En las redes  El proyecto cuenta con una página en Facebook: Proyecto Chakana La Paz - El Alto. En ella se pueden observar los videos actualizados del proyecto.
  • Tiempo El tiempo de realización del proyecto tomará entre cuatro y cinco años,  desde la consultoría integral hasta los acabados finales. Para el arquitecto Eric Tassel es posible  generar 11 millones de dólares al año en utilidades por las actividades en los espacios dentro de la obra arquitectónica.
42
150