Comunidades leco apuestan por el catimor después de perder sus cafetales

Alrededor de 40 familias de seis comunidades de Apolo obtienen su primera cosecha orgánica de la variedad catimor, después de que perdieran casi el 90% de sus cultivos debido a una plaga.
domingo, 01 de julio de 2018 · 00:04

 Alejandra Pau / La Paz

 Seis comunidades leco de Apolo apuestan nuevamente por el café  orgánico después de que la plaga denominada roya  ocasionó la pérdida de más del 90% de sus cafetales, entre  2013 y 2015. Este año  obtendrán su primera cosecha  de la variedad catimor y esperan conformar una asociación que les permita exportar su producto. 

Chirimayu es una de las seis comunidades afectadas que integran la Central Indígena del Pueblo Leco de Apolo (CIPLA). Como gran parte de la producción cafetalera en el norte de La Paz  fueron atacadas por   la roya, un hongo que afecta principalmente el follaje, produce defoliación y básicamente termina secando la  planta. Así fue que perdieron sus cultivos de las variedades   criolla y caturra. 

FOTO: Freddy Barragán  / Página Siete

Hoy entre sus plantas de café que están dando su primera cosecha de la variedad catimor, el productor Freddy Quispe confiesa que es un nuevo inicio que ha  implicado  la implementación varias  técnicas y que es un desafío   asumido  por 14 familias en Chirimayu,  que  suman alrededor de 40 en las seis comunidades.        
     
 “Para hacer crecer las nuevas plantas hemos trabajado con los técnicos en  el proceso de producción  desde la elaboración de los almácigos, (...) hasta el embolsado de las plantitas en donde se siguen desarrollando”, detalla Quispe, que a su vez en uno de los fundadores y excapitán grande de CIPLA. 

El apoyo técnico al que se refiere Quispe forma parte de un paquete brindado por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS).   El trabajo inició  el 2012 con  el apoyo de la Cooperación Danesa  y  actualmente continúa  gracias al Fondo Nórdico Climático.

FOTO: Freddy Barragán  / Página Siete

Las comunidades apoleñas de  Chirimayu, Muiri, Trinidad Mulihuara,  Correo y San Juan  forman parte de este proyecto. 

“A diferencia de los cultivos en otros sectores, en el pasado en los suelos en los que ahora tienen los cafetales se cultivó yuca, plátano o coca. Por eso el café tiene otro tipo de desarrollo, tarda un poco más y requiere más abono”, indica el responsable técnico de la WCS, Abel Pérez Ovando. 
     
  Una de las implementaciones técnicas del proyecto son los plantines de café  que crecen  en un sustrato especial, entre dos y tres meses. Una vez fortalecidos y más desarrollados   son trasplantados al suelo. 

Para mejorar los suelos  se han hecho enmiendas con abonos orgánicos como estiércol de ganado, de gallina, entre otros.  

FOTO: Freddy Barragán  / Página Siete

Siguiendo este proceso la primera cosecha se puede realizar  después de aproximadamente dos años y medio. Con la técnica tradicional  la primera cosecha toma entre   tres años y  medio a cuatro años.    
   Emina Mejía, esposa de Quispe,  muestra su nuevo tanque de fermentación. Es un espacio especial  dentro del cual  se introduce el  café despulpado durante  10 a 14 horas.

 Posteriormente, se lava el café  en canales contiguos al tanque de fermentación para trasladar el producto a   las tarimas en donde se realiza el  secado tradicional del grano, que puede prolongarse de cuatro a cinco días. El tiempo de este  proceso como el del fermentado depende mucho del  clima. 

   “Nosotros cuidamos mucho las plantas porque sabemos que así pueden dar más frutos y en menos tiempo. Esta es nuestra primera cosecha, pero en el año vamos a hacer  cinco pasadas   hasta agosto para ir sacando los frutos maduros”, explica Mejía. 

   Un producto alterno 

“El café es un producto alterno a la economía de la familia. Ellos al verse disminuidos con la plaga, que ha atacado a las plantas, han decidido intentar nuevamente, pero con una variedad resistente a la roya”, comenta Pérez.   

  El paquete de trabajo de la WCS se enfoca en  el fortalecimiento de   actividades económicas sostenibles en la zona. 

FOTO: Freddy Barragán  / Página Siete


 

El territorio que ocupan las seis comunidades limita  con el Parque Nacional Madidi,   y se constituye en un área de amortiguamiento para que se ejerza menor presión  al área protegida con  más  biodiversidad del mundo. 

Retomar la actividad cafetera implica un aporte a su conservación.  
  
 Café Leco y el precio
 
El nombre provisional para la primera cosecha es   Café Leco y se estima que el cuarto de kilo  molido  cueste en el mercado  30 bolivianos. 

FOTO: Freddy Barragán  / Página Siete

Cada productor  empezó con media hectárea de producción , el apoyo técnico   proyecta  que  incrementen sus cafetales hasta    al menos dos hectáreas. 
       
  Según un análisis previo se espera  que este año su primera cosecha produzca de  150 a 200 quintales de pergamino seco. Actualmente, el precio de cada quintal, de 50 kilogramos, es de alrededor de 1.250 bolivianos.

 Desde este año, se está introduciendo la variedad Castillo de Colombia.  Paralelamente,  se  ingresará  a  un periodo de transición, que se prolongará por  tres años, con el objetivo de determinar la productividad, y otros aspectos, que  les permita obtener un producto aplicable a la certificación orgánica.   

   Según información del responsable técnico  este año se  implementará la variedad colombiana Castillo con la finalidad de que diversifiquen sus cultivos. 

  
 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

18
1