Letra 7

MIRABILIARIO

domingo, 12 de noviembre de 2017 · 12:00:00 a.m.
Un día antes 
del fin del mundo
i
Un día antes del fin del mundo
nos levantaremos temprano 
a ver a los pájaros
 
y nos sorprenderemos
escuchando nuestra respiración
a la mitad de la hierba fresca
 
en ese momento no sentiremos nada
 
sólo esa pequeña gota de lluvia que se estrella
en contra de algo que no puedo definir
 
y la vida no será más que arena que cae
 
un fragmento de pan viejo en la alacena
 
que comerán con paciencia las ratas más pequeñas
 
en ese momento ya sólo seremos un poco 
/ de tiempo y sangre
en un lugar inadecuado

ii
Un día antes del fin del mundo
saldré a caminar por mi pueblo
con el viento en mi espalda
bajo ese sol espléndido
que iluminará las calles
(incluso después de nosotros)
mi perro por su parte
seguirá compartiendo
el pan y el mismo plato de agua
que desde hace un par años envidian las palomas
mis vecinos al verme
me dirán:
—buenos días, doctor—
confundiéndome con mi padre
o con mi abuelo
y todo por un segundo parecerá estar en

su lugar correcto

iii

Un día antes del fin del mundo
mi madre nos citará a cenar
y no nos atreveremos a ahuyentar a las mariposas
que estarán por todos lados
porque creeremos que son nuestros
muertos
poco a poco comenzaremos a hablar
sobre lo que nos ha lastimado
con la misma tranquilidad de una aguja
clavada en la palma de la mano
afortunadamente
para ese momento
ya nada podrá hacernos daño

Guatemala

Yo soy Ulises carcomido por la sífilis
Ciego y bueno como una golondrina
que lo ha perdido todo en su infinita pobreza
 
Yo soy Ulises el que amo mujeres tibias
como la espuma en el hocico de los zorros
 
Yo soy Ulises el que sueña con muslos húmedos
en una ciudad oscura
 
yo soy Ulises el que jamás estuvo aquí

Pájaros negros

Dulces bestias de las cuales he olvidado sus nombres
y que sorprendo a todas horas en todos lados.
Cantad como en el primer día
que su canto dulce como un mango enorme
se pudre pronto en el ambiente y nos recuerda que 
no hay nada en mundo que no sea corruptible.

Monterrey 2:01

He aquí la justicia
la muerte de las bestias de lujo
un coágulo de sal
la  línea blanca
el sonido rojo y cortante
de un anzuelo de plomo cayendo sobre la hierba

he aquí la justicia
la gritadera de las hembras
el aleteo descompuesto
el matadero y sus rincones
el silencio de los caballos
-el viento-
el silencio que ahora vuelve
para apoderarse de la tarde

Algo queda de mí

Algo queda de mí
en esta patria vacía
en esta fe sucia
en estas víctimas degolladas
como gallinas para un domingo de fiesta

algo queda de mí
en esta pedacería azul
en estas manchas rojas

que acompañan esta tarde inolvidable de ejecutados.

René Morales (1981). Poeta mexicano, residente enOcozocoautla de Espinosa, Chiapas. Ha publicado, entre otros títulos, Espacio en disidencia (2007), Bestiario del perro (2008),Radiografías (2010), Notas sobre el fin del mundo (2011; 2017) y La línea blanca (2013). Parte de su poesía ha sido traducida al francés y al inglés. (Selección: Gabriel Chávez Casazola