Centros de acopio, la propuesta para mejorar la venta de alimentos

Fundación Alternativas quiere generar en La Paz un modelo que sea replicado en otras ciudades y que beneficie a productores, intermediarios y consumidores.
domingo, 02 de octubre de 2016 · 00:00
Natalí Vargas  / Inversión

La seguridad de provisión de alimentos para los centros urbanos, en condiciones beneficiosas tanto para los consumidores como para los productores,  motiva una nueva iniciativa ciudadana en La Paz: la Propuesta Metropolitana de  Centros de Acopio, para la comercialización y distribución de alimentos a gran escala.
 
La propuesta nace de la Fundación Alternativas, en coordinación con  el Comité Municipal de Seguridad Alimentaria de La Paz (CMSA-LPZ). Pretende incorporar un sistema logístico de abastecimiento, con condiciones formales y más predecibles de abastecimiento, para comercializar grandes volúmenes de alimentos de forma sistemática y predecible.
 
"Faltan muchas condiciones dentro de nuestros mercados para que las personas trabajen con dignidad, pero adicionalmente falta todo un sistema logístico que  pueda garantizar no sólo que llegue el alimento a la población, sino también la inocuidad de los productos”, describe la directora ejecutiva de Fundación Alternativas, María Teresa Nogales.
 
Las dificultades para los productores para acceder a la venta directa a precio justo desemboca en el incremento de los costos de la canasta familiar. Una encuesta realizada en 2014 por la Dirección de Investigación e Información Municipal de La Paz revela que el 76% de la población paceña realiza sus compras en centros de abasto, con un gasto que asciende a un promedio de 154 bolivianos por semana.
 
Por otro lado está la problemática de cómo lograr que los alimentos cultivados por los productores locales compitan en un mercado informal con productos importados. Ésos y otros motivos impulsaron la generación de la propuesta, que fue presentada de forma oficial la pasada semana.    
 
La necesidad de los productores
Hace  años que lugares como la zona El Tejar y la calle Rodríguez, en  La Paz, o Villa Adela, en El Alto, son el punto de llegada de los camiones que transportan productos alimenticios naturales producidos en el país y en el extranjero. Pero las características de las actividades allí han cambiado; de ser sitios en los que se manifestaba la total compra directa del productor al consumidor (hace unos 25 años) pasaron a ser espacios con presencia preponderante de intermediarios.
 
 El fenómeno es resultado también de las crisis económicas que vivió el país, que derivaron en la instalación precaria y sin planificación alguna de mercados en las calles aledañas a los centros de distribución. Con el tiempo, los camiones y los productores se quedaron con escasos lugares para llegar o incluso pernoctar cuando es necesario.
 
"Antes teníamos dónde llegar, ahora hasta los dueños de casa cobran altos montos por ocupar las aceras y cuando no acabamos nuestros productos, a veces nos tenemos que quedar a dormir en la calle porque no hay dónde”, narra Paulina Yapura, productora de la comunidad Puerto Carmen del municipio de Palos Blancos, en el departamento de La Paz.
 
La agricultura en pequeña escala aún produce entre el 50% y el 70% de los alimentos en el mundo, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Y, en el caso de Bolivia, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor de la importación de alimentos creció en 93% entre 2010 y 2014.
 
"La gente compra la fruta que se ve bonita, que tiene buen color, y esa es la fruta importada”, revela Irene Copana Ramos, vendedora desde hace casi 50 años en El Tejar y dirigente de la Asociación de Productores Viajeros Interdepartamentales de Alto Beni  20 de Marzo. 
 
Según Nogales, mejorar las condiciones de venta sería una gran solución, no sólo para mejorar la calidad de vida de productores locales y vendedores, sino también para una mejor organización de las ciudades en torno a la provisión masiva de los alimentos en el futuro.

 

 
Una idea integral con proyección nacional

 

La Propuesta Metropolitana de Centros de Acopio incluye la participación del sector público, usuarios  y sector privado.

Plantea que la labor de los gobiernos municipales sea fiscalizar y monitorear las condiciones de funcionamiento, identificar terrenos y financiar la construcción de la infraestructura. Los gobiernos departamentales tienen, en la propuesta, la tarea de promover las alianzas entre gobiernos municipales, productores, consumidores e intermediarios; extienden sus acciones e inversiones para fortalecer la capacidad productiva departamental y mejorar las redes viales  conectadas a los centros de acopio; además asumen contrapartes para la construcción de las infraestructuras.
 
Finalmente, se formula que el Gobierno nacional promueva la réplica del modelo en otros territorios, articule a productores con el sistema logístico de abastecimiento para fortalecer sus inversiones productivas y garantice el derecho a la alimentación.
 
Los usuarios de la propuesta son los ofertantes, los comerciantes y los consumidores. Los ofertantes son los productores rurales y/o urbanos, que ofertan su producción de alimentos, cumpliendo  estándares de calidad y  volúmenes preestablecidos. Los comerciantes complementan la oferta diversificada en áreas designadas para estas actividades. Y los consumidores son  quienes adquieren alimentos al por mayor y al por menor.
 
El sector privado puede fungir  como administrador de los centros de acopio, dirige las operaciones, genera rédito económico realizando la compra y venta de alimentos a través de productores organizados. Garantiza que los centros de acopio cumplan con los requisitos establecidos. También puede ser inversor o una entidades alimentarias que comercializa sus productos en los centros de acopio o alquilan ambientes.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Otras Noticias