Accione, el smartphone boliviano que llega para contribuir a la liberación tecnológica

Accione funciona con Sailfish OS, un sistema operativo de código abierto que busca ser implantado en Latinoamérica como una tecnología propia que los usuarios puedan controlar.
domingo, 08 de octubre de 2017 · 01:00
María Ortiz García  / Inversión

Esta semana aterriza en el mercado Accione, un teléfono inteligente de alta tecnología que ha sido desarrollado por ingenieros bolivianos del Grupo Jala y que busca contribuir a la liberación tecnológica de Latinoamérica y romper la actual dependencia con las principales potencias mundiales.
 
El CEO del Grupo Jala, Jorge López, manifestó que en la compañía que él fundó están conscientes de que actualmente los latinoamericanos son importadores de tecnología en forma de productos, por lo que este lanzamiento es un primer paso en el proceso de la digitalización de la economía  a través de tecnología y propiedad intelectual desarrollada desde Bolivia para Latinoamérica. 
 
"Esto se debe a que en los últimos 70 años no hemos invertido suficiente en educación e innovación y esto ha conllevado a que no seamos dueños de la propiedad intelectual. A esto llamamos la pobreza del  siglo XXI donde, a pesar de la diferencia económica con países desarrollados, los latinos nos vemos obligados a adquirir tecnología a precios sustancialmente mayores que ciudadanos norteamericanos o europeos”,  expuso López.
 
Accione, la apuesta del Grupo Jala
 
El nuevo smartphone, que se lanzará el viernes 13 de octubre en Cochabamba, ciudad en la que el Grupo Jala tiene su sede, es fruto de una alianza entre la empresa boliviana con la compañía finlandesa Jolla, propietaria del sistema operativo de código abierto Sailfish OS, y el fabricante norteamericano de procesadores Qualcomm.
 
Jala escogió China como país para desarrollar y ensamblar Accione, un smartphone que viene en dos versiones: Accione, de gama baja, y Accione P, uno de gama media y otro de edición limitada. 
 
Este nuevo móvil funciona con el sistema operativo abierto Sailfish OS y utiliza la base de la tecnología en telefonía celular de Qualcomm, que "también ha tenido un rol primordial en las pruebas de calidad de nuestros dispositivos, aspecto que garantiza el performance de los mismos”, avaló López.
 
El grupo se decantó por un sistema operativo en código libre para tener acceso y controlar el código fuente, que viene a ser "la columna vertebral” del sistema. Según López, quien ejerza el control del sistema operativo de los dispositivos móviles, controla a su vez y establece las normas en que se desarrolla la economía de un país.
 
"A la fecha, los esfuerzos latinoamericanos en la digitalización de la economía están siendo realizados sobre plataformas tecnológicas que no podemos controlar, Android de propiedad de Google,  iOS de Apple. Analógicamente esto es como construir una casa sobre el terreno de un tercero”,  subrayó  el ejecutivo.
 
"La finlandesa Jolla, propietaria del  sistema operativo en código libre  Sailfish OS, ha confiado en el mercado boliviano y en el equipo de ingeniería de Jalasoft SRL la continuidad del desarrollo del citado sistema operativo para su implementación en Latinoamérica como una tecnología propia que como latinos podamos controlar”, continuó López.
 
Con ese objetivo, Jala produce Accione, un dispositivo que arranca con Jolla el programa beta de testeo del sistema operativo Sailfish OS para conocer las necesidades de los usuarios y poder desarrollarlas e implementarlas en el tiempo para su satisfacción. 
 
"A partir de esto podremos construir código e introducir tecnologías o aplicativo conforme a las necesidades latinoamericanas”, especifica López.
 
Además, según reveló el ejecutivo, Sailfish OS recoge los mejores elementos de  iOS y Android   y los une en un solo teléfono que ha sido diseñado bajo el concepto de optimización de recursos, en el que  uno podrá moverse ágilmente entre aplicaciones sin consumos innecesarios de batería.
 
Reservándose los aspectos esenciales para el lanzamiento, incluido el  precio de venta, López adelantó que Accione aterriza en el mercado en los colores blanco y negro y con características de los celulares de alta gama, tales como la recarga rápida, aunque no quiso dar más detalles.
 
"Definitivamente Accione y Sailfish se constituirán como el sistema operativo de Latinoamérica desarrollado por latinoamericanos, rompiendo de esta manera la dependencia tecnológica con Estados Unidos”, dijo. 
 
Si bien las principales ventas de Acciones se realizan en ZOFRI, los teléfonos también estarán disponibles en el mercado local, donde se han diseñado centros de servicio técnico al cliente en las ciudades de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, que serán abiertas para el público el sábado 14 de octubre.
 
López aseveró que a pesar de empezar con la venta en Bolivia, dentro del plan estratégico está llegar a mercados que vayan más allá de las fronteras nacionales, empezando por Perú, Brasil y Paraguay.
 
Pero no ha sido fácil llegar hasta acá. López destaca que el principal reto ha sido vencer el paradigma de que en Bolivia no es posible desarrollar soluciones tecnológicas que puedan competir de igual a igual en el mercado internacional.
 
"El año 2001, cuando llegué de   Estados Unidos, el servicio de internet en Bolivia era prácticamente inexistente, sobre todo para las necesidades de una empresa de software. Desarrollar desde Cochabamba software comercial para ser licenciado en países desarrollados era inaudito.  Después de 15 años de trabajo, empezando con solamente cinco ingenieros, llegando hoy a más de 800 personas en la familia Jala, hemos demostrado que es posible desarrollar no sólo software de calidad, sino también una industria tecnológica en Bolivia”, concluyó esperanzado López.
 
Grupo Jala: La inversión más importante está en la  educación
 
En el Grupo Jala son conscientes de que para alcanzar la anhelada independencia tecnológica hay que apostar por la innovación y el conocimiento, y es por ello que desde el año 2007 y a través de la Fundación Jala invierten en una educación por razonamiento.
 
"Actualmente el ingeniero boliviano llega a la fundación a un 30% de las necesidades de la industria internacional del software comercial”, argumentó el CEO del Grupo Jala, Jorge López.
 
López explica que la Fundación Jala otorga programas de capacitación técnica y en habilidades blandas de orden gratuito que, en un periodo de 12 meses, permite alcanzar un 60% de las exigencias de la industria.  Posteriormente, los egresados de los diferentes programas de la Fundación Jala, bajo contratos laborales conforme a la legislación boliviana, ingresan a las escuelas de ingeniería de Jalasoft SRL, donde según sus aptitudes y dedicación, en un plazo de hasta 24 meses, adquieren la calidad de JCE (Jala Core Engineer).
 
Pero la inversión del Grupo Jala va más allá. A través del proyecto JaqueMate la Fundación Jala trabaja con 31 colegios en la ciudad de Cochabamba,  donde sus capacitadores han implementado la utilización de la plataforma Khan Academy para que a través del razonamiento lógico y el uso de la tecnología los alumnos mejoren sus habilidades en la materia de matemáticas.
 
"Este conjunto de inversiones en educación conllevan a que después de 15 años de arduo trabajo en Jalasoft SRL hoy estemos a puertas de introducir propiedad intelectual propia, desarrollada por profesionales bolivianos dentro de la visión de colaborar con la liberación tecnológica de Bolivia y Latinoamérica”, manifestó López.
 
El aterrizaje de Accione
  • Lanzamiento  La presentación  oficial de Accione será el 13 de octubre en la ciudad de Cochabamba.
  • Venta  El Grupo Jala ha diseñado centros de servicio técnico al cliente en las ciudades de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, donde distribuirán los teléfonos a partir del día sábado 14.
  • Versiones  El smartphone viene en las versiones Accione, de gama baja, y Accione P, uno de gama media y otro de edición limitada.
  • Colores  Estará disponible en los colores blanco y negro.



 

111
13