Empresa

Abren una boutique especializada en la venta de chocolates de alta pureza

Fabricantes paceños e indígenas de Beni comercializan bombones y otros productos elaborados con un chocolate procesado al 70% de pureza. El cacao silvestre proviene de la Reserva Pilón Lajas.
Anterior Proximo
Abren una boutique especializada en la venta de chocolates de alta pureza
Frutos secos, locoto, orégano; los sabores son infinitos. Foto: Alexis Demarco / Página Siete
domingo, 12 de noviembre de 2017 · 01:00:00 a.m.
Inversión /  La Paz
 
La oferta de chocolate crece en La Paz. Los amantes de este delicioso producto originario del continente americano tienen, desde esta semana, la posibilidad de degustar bombones en diversas presentaciones y sabores, elaborados por la empresa Moacain Amazonia, en su tienda Boutique ubicada en la zona Sur paceña. La sala de exposición y venta está ubicada en el Supermercado Ketal, de Calacoto, su oferta incluye una variedad de bombones de exóticos sabores, como uno decorado con  locoto colorado.
 
La empresa chocolatera Moacain Amazonia aglutina los esfuerzos de indígenas Mosetén-tsimanes, quienes habitan la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen (TCO) Pilón Lajas, ubicada en el límite que divide a los departamentos de La Paz y el Beni, y la fábrica procesadora de este fruto, Kamer, empresa que desde hace 20 años se dedica a elaborar estas golosinas en La Paz.
 
El sonoro nombre de la empresa, Moacain Amazonia, quiere decir "la casa de la Amazonia”, en el idioma de los indígenas involucrados en el proyecto.  Con esas palabras los mosetenes y tsimanes, aliados de la fábrica chukuta, recuerdan el origen de la materia prima que da vida a finos bombones, barras, cobertura, jarabe  y otras presentaciones.
 
Paralelamente, este proyecto cuenta con el apoyo de la organización no gubernamental Helvetas, de la Cooperación Suiza en Bolivia, entidad que ha facilitado la mencionada alianza entre tierras altas y bajas de Bolivia. 
 
Al respecto, el gerente y propietario de Kamer, José Guillermo Campos, destaca el papel de la organización en este relacionamiento que le ha dado nueva vida a su empresa: "Helvetas nos ha ayudado a ponernos en contacto con los productores, quienes recolectan el cacao y nos venden el producto en excelentes condiciones, porque además de la compra del cacao hemos brindado asistencia técnica a los indígenas (para que mejore el proceso de selección del fruto)”.
 
Antes de esta relación, los indígenas que viven en las orillas del río Quiquibey, el principal curso de agua de la TCO, también estaban ligados a Helvetas en la ejecución de un proyecto de mejoramiento de la producción de cacao. "Helvetas nos ha apoyado en el manejo del cacao, mejoramiento de las plantas”, explicó Dino Caimani, un indígena del Pilón Lajas y quien estuvo presente en la apertura de la tentadora boutique.
 
El apoyo recibido por los indígenas no sólo  sirvió para que ellos adquirieran más conocimientos en el manejo de la preciada planta, también ayudó a incrementar los ingresos de las comunidades. "Antes vendíamos el cacao que recolectábamos, en Rurrenabaque (Beni), pero  a precio de gallina muerta; no sabíamos cómo tener más ganancias”.
 
Pero cuando Helvetas impulsó la alianza, la historia cambió. "Recibimos un cacao de calidad”, destacó Campos. Y Caimani continuó: "Mejoramos nuestras técnicas de cosecha y preparación del cacao para que su calidad sea superior. El ingeniero (Campos) paga mucho más”. Este año, cada quintal cosechado del cacao silvestre (es decir, plantas sin hibridación) tuvo un precio de 1.300 bolivianos.
 
Debido a esta entusiasta relación; tanto Campos, como Caimani, y más de 40 familias indígenas que viven a lo largo de la ribera del Quiquibey, tienen el propósito de continuar con esta alianza y fortalecer sus negocios, cuyo primer mercado está en el paladar de los paceños que se animen a degustar los bombones, barras y otras golosinas expuestas en la boutique  de Calacoto.
 
Sueños que se cumplen
 
Durante la presentación, una delegación de indígenas, los directivos de Kamer y personal de la empresa compartieron con los clientes del supermercado la propuesta.
 
"Nuestro chocolate está seleccionado y tiene un 70% de pureza”, certificó Verónica Hevia y Vaca, otra de las directivas de Moacain Amazonia, un pedazo de la selva en suelo andino.