El hallazgo en Alaska ocurrió en una zona que se creía en declive

Repsol y su socio Armstrong encontraron el yacimiento al explorar los pozos llamados Horseshoe-1 y Horseshoe-1A, en la zona conocida como North Slope.
Anterior Proximo
El hallazgo en Alaska  ocurrió en una zona que se creía en declive
Archivo.Los pozos se encuentran en la formación geológica de Nanushuk.
El hallazgo en Alaska  ocurrió en una zona que se creía en declive
Archivo.El oleoducto Trans-Alaska.
domingo, 19 de marzo de 2017 · 00:00
Agencias  / Madrid, Atlanta
 
El grupo petrolero español Repsol anunció la semana pasada el hallazgo de un gran yacimiento en Alaska, con unos 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero. Éste es el descubrimiento de hidrocarburos más importante para la empresa española desde el que hizo en 2009 en las costas de Venezuela, explicó un portavoz.
 
El hallazgo masivo de petróleo convencional en tierras estatales también podría dar alivio a los dolores presupuestarios en Alaska provocados por la caída de la producción en el estado y la caída de los precios del petróleo. "Lo interesante de este descubrimiento es que el se pensaba que este pozo estaba en sus últimas, pero este es un hallazgo emergente significativo”, dijo a CNN Money el portavoz de Repsol, Kristian Rix.
 
El descubrimiento se produce menos de seis meses después de que Caelus Energy y el gigante Apollo Global Management anunciaran un descubrimiento masivo de petróleo en Alaska en las aguas de Smith Bay. Todo esto es una gran victoria para Alaska, que el año pasado tuvo que congelar la contratación y limitar los viajes de los empleados del estado debido a problemas en la industria petrolera. 
 
Las cosas están tan mal que el Sistema de Oleoducto Trans- Alaska apenas se está utilizando en estos días. "Ésta es también una gran noticia para el estado de Alaska”, dijo el gobernador de ese Estado, Bill Walker, en un comunicado. "Todos debemos unirnos para llenar un oleoducto que está tres cuartas partes vacío”.
 
Repsol y su socio Armstrong encontraron el yacimiento al explorar los pozos llamados Horseshoe-1 y Horseshoe-1A. Los pozos se encuentran en la formación geológica de Nanushuk, que con el descubrimiento se confirma como "una de las de mayor potencial” para los hidrocarburos en la zona conocida como North Slope, informó AFP.
 
La producción en la zona debe empezar en 2021, explotada en un 49% por Repsol y 51% por Armstrong, con un potencial máximo de alrededor de 120 mil barriles de petróleo al día. Ya desde 2011 Repsol había hecho, junto a Armstrong, "múltiples descubrimientos” en North Slope, pero se estimaba que la zona ya estaba en declive.
 
Las infraestructuras presentes en Alaska "permitirán que los recursos se desarrollen con mayor eficiencia”, destacó Repsol. En 2016, la empresa volvió a obtener beneficios (1.848 millones de dólares), tras registrar en 2015 pérdidas de 1.278 millones de dólares por provisiones extraordinarias ante los bajos precios del crudo y del gas. El año pasado el grupo, que tuvo una producción media de 690 mil barriles de crudo, logró aumentar también en 23% su producción de petróleo y de gas gracias a los buenos rendimientos en Brasil, Perú y Venezuela.
 
Justo en las costas de ese último país, Repsol encontró en 2009 junto a la italiana ENI el campo Perla, con unas reservas de 15 trillones de pies cúbicos de gas. El proyecto comenzó a ser explotado en 2015, con una producción inicial de 450 millones de pies cúbicos de gas al día, que se prevé aumente hasta los 1.200 millones de pies cúbicos de gas al día en 2020. 
 
Así, el hallazgo en Alaska también llega en buena hora para Repsol, que en una memoria para inversores ha descrito una serie de "riesgos geopolíticos”, sobre todo en Venezuela, donde ha tenido dificultades para repatriar dividendos.

Valorar noticia