La Paz, Bolivia

Martes 22 de Agosto | 05:10 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

El mercado

El mercado
Armando Méndez  Profesor emérito de la UMSA y expresidente del Banco Central de Bolivia.
 
La física ha llegado a la conclusión que la estructura de la materia ya no viene determinada por leyes deterministas, sino por las probabilidades. Sin embargo, el aparente caos desemboca en estructuras ordenadas. Este mismo principio se aplica a la economía. De la suma de actividades individuales no preestablecidas surge el orden social y el progreso económico. 
 
La economía estudia cómo la sociedad crea riqueza y produce bienes y servicios, y cómo estos llegan a los consumidores y a los inversionistas. Su conclusión es que hay un sistema, que es el mercado.
 
El mercado como asignador de recursos tiene el propósito de resolver el dilema económico dado por la escasez de recursos y fines múltiples. Para enfrentar el problema, el mercado tiene la función de asignar los  recursos para la generación de bienes y servicios. Su organización se basa en la creciente e incesante división y especialización del trabajo. Y todo su funcionamiento es coordinado por lo que se denomina el mecanismo de precios.
 
El mercado es un sistema que asigna recursos mediante los cuales se elaboran nuevos productos y servicios de manera incesante. Es el medio por el cual se incentiva la creatividad y se resuelven adecuadamente las complejidades del intercambio en una economía que cada vez se globaliza más. Como todo sistema, el mercado es una forma de informar, organizar, coordinar y operar el funcionamiento de la economía en sociedad. El mercado es el sistema mediante el cual millones y millones de decisiones y planes individuales se encuentran, todos ellos sin ninguna coordinación previamente deliberada, ni respondiendo a ninguna autoridad central. 
 
La apariencia que se tiene del mercado es que éste pudiese ser algo caótico, ya que todos toman sus propias decisiones, sin embargo, desemboca en el orden. Como se dice en física: "el orden nace del caos”. 
 
El mercado como sistema de organización y de funcionamiento de las actividades económicas resuelve los tres problemas económicos básicos que toda sociedad debe responder y que son: ¿qué producir?,  ¿cómo? y ¿para quién? Toda sociedad se enfrenta a múltiples alternativas productivas y como los recursos son limitados y escasos no puede hacerse todo lo que se quisiera, sino que se tiene que elegir y priorizar alternativas, labor que realizan los mercados en función a lo que desean los participantes. 
 
Al producirse bienes y servicios mediante los mercados la creación de riqueza es cada vez mayor y, como consecuencia, se producen transformaciones creativas continuas de los insumos económicos gracias al conocimiento y a la tecnología. 
 
La producción de bienes y servicios se tiene que realizar con una definida combinación de factores productivos y en un determinado contexto tecnológico, que conlleva una básica premisa que es la división del trabajo y, por tanto, la especialización: unos realizan el trabajo gerencial y  otros el trabajo manual, unos son médicos y otros enfermeros, unos ingenieros y otros son obreros, etc. Quién hace un trabajo u otro también está determinado por el mercado. 
 
A la tercera pregunta, debemos decir que el mercado produce bienes y servicios para todos los que participan en el proceso económico, lo que también se llama proceso de distribución de lo producido. En última instancia, el mercado tiene por propósito la producción de bienes y servicios y estos tienen por finalidad la satisfacción de las necesidades y los deseos de quienes participan en el proceso económico.
 
La organización económica de la sociedad denominada sistema de mercado es reciente. No abarca más allá de los últimos tres siglos. Es cierto que sus antecedentes se pierden en los inicios de la civilización, cuando los hombres comenzaron voluntariamente a intercambiar productos: "Dos hachas de piedra por una cabrita muerta”, es la economía del trueque.
 
Se entiende como sistema de mercado cuando descollantemente la actividad económica de una sociedad se realiza a partir de la división voluntaria del trabajo y su correspondiente especialización y cuando, dominantemente, las familias obtienen bienes y servicios comprando en los mercados a cambio de dinero, el cual es el otro requisito de la presencia de una economía de mercado: el dinero. Una economía de mercado se distingue por la existencia de precios, que son las valoraciones que oferentes y demandantes hacen en el mercado expresadas en unidades monetarias.
 
3
0

También te puede interesar: