Buscan startups bolivianas vinculadas a la energía solar

domingo, 10 de septiembre de 2017 · 12:54:00 a.m.
Inversión  / La Paz
 
La iniciativa chilena Ayllu Solar ha lanzado "La fiebre del Sol”, una convocatoria que busca emprendimientos de la macrozona andina, incluyendo Perú y Bolivia, vinculados a la Energía Renovable No Convencional (ERNC) para que desarrollen sus proyectos de energía solar en Arica y Parinacota.
 
Los seleccionados de la convocatoria, que estará abierta hasta el 25 de septiembre, podrán acceder hasta 96.000 dólares de financiamiento a través del fondo Subsidio Semilla de Asignación Flexible de Innovación (SSAF-i); un completo programa de aceleración por parte de EmprendeFCh, la aceleradora de negocios de Fundación Chile, que incluye acompañamiento, servicios y redes; un bono a las ventas para el desarrollo de la gestión comercial en la región y el acceso gratuito a un espacio de co-work en Arica.
 
"La fiebre del Sol” busca empresas en etapa temprana, con un prototipo probado o ventas, con soluciones solares para la agricultura, el turismo o la logística, u otras propuestas innovadoras que impacten en las distintas necesidades de los habitantes de la zona, tales como climatización o arquitectura.
 
"Creemos que la combinación del potencial del sol de Arica y Parinacota con la energía de nuestros emprendedores puede producir resultados insospechados que mejoren la calidad de vida de los habitantes de esa región con sostenibilidad económica, respetando sus costumbres ancestrales y realzando su identidad con el sol. Nos motiva impulsar innovaciones  que logren convertirse en un referente solar a nivel mundial”, argumenta Andrés Pesce, miembro del Comité Directivo de Ayllu Solar y líder de esta convocatoria que busca convertir a Arica y Parinacota en el mediano y largo plazo en un polo mundial de desarrollo solar, donde florezcan nuevos negocios y soluciones a partir del potencial de la energía renovable.
 
En este sentido, los postulantes no residentes en Chile deberán comprometerse a desarrollar el emprendimiento por medio de una sociedad constituida en el país vecino, ya que el subsidio que se administra proviene de una entidad pública que busca fomentar el emprendimiento y la innovación tecnológica dentro del territorio nacional.