Letras

Bolivia se merece su festival

España, Colombia, México y ahora Perú tienen los encuentros de escritores más importantes, de los que no se puede estar al margen.
Bolivia se merece su festival
Bolivia se merece su festival
domingo, 20 de mayo de 2018 · 00:00

Ricardo Bellveser Escritor

En el ámbito hispánico, los festivales poéticos o festivales literarios internacionales constituyen, en términos generales y sin entrar en matices tan necesarios a veces como irrelevantes ahora, un lugar de encuentro de poetas y escritores de variadas generaciones y geografías, de reconocimiento cuando no de hallazgo de nuevas corrientes creativas. 

Estos encuentros se aprovechan para revisar las obras históricas, al poder volver a escuchar las voces más consolidadas entre los creadores de los distintos países que componemos el espacio literario en lengua española, por el que desfilamos entre quinientos y seiscientos millones de hablantes y por ello de teóricos lectores.

La Paz, Santa Cruz, Sucre o Cochabamba son ciudades con una destacable actividad cultural, singularizada por la calidad de sus creadores, que sin embargo no tienen el festival poético o literario internacional que las ponga en el listado de lugares imprescindibles, y en estas cosas, cuando no se avanza, se retrocede. 

En estos momentos, la cita poética más importante en el ámbito hispánico, es el Festival de Medellín, ciudad colombiana que fue capital de Antioquía, donde del 14 al 21 de julio celebra su 28 Festival Internacional de Poesía, con el título de Poesía, chamanismo y cantos originarios. Pensar y soñar desde nuestra América, cuyo propio rótulo señala cómo, lo que en origen era un festival poético estricto de vocación universalista, se va recogiendo para centrarse en aspectos propios con fuerte aroma reivindicativo indigenista, localista o incluso indianista. Con eso y con todo, sigue siendo el festival de los festivales, el más apreciado y con un público de asombrosa fidelidad. 

En España los festivales más acreditados son Cosmopoética de Córdoba, el de Granada, según y cuándo Poetas de Madrid, Poetas en Barcelona y el Festival Atlántico de Las Palmas, aunque ninguno de ellos tiene el poder de seducción y convocatoria que el de Medellín, ni es un festival de referencia internacional incuestionable.

Acabo de regresar de participar como poeta invitado, en Letras en la mar, VIII Encuentro Internacional de poetas y el arte de Puerto Vallarta (México), ciudad turística que se reclama “Capital poética de América”, y que tiene entre sus planes el convertirse en el festival más representativo. Aún no lo es, pero apunta maneras, tiene al apoyo, patrocinio y respaldo de instituciones públicas, de la Universidad de Guadalajara, de la cátedra Hugo Gutiérrez Vega, de hoteles privados, galerías de arte, restaurantes o medios de comunicación entre otros, y que este año ha homenajeado al poeta Francisco Hernández.

México encabeza en esto porque organiza también la Feria del Libro y Festival más importantes del mundo hispánico, como es la feria de Guadalajara, así como Letras en Tapic, donde se homenajea al poeta local Ali Chumacero, el Festival Caudales en Guadalajara que acaba de nacer, el Festival internacional del Volcán, en Colina, el Encuentro de poetas del mundo latino de Aguascalientes o el Encuentro internacional de poesía Ciudad de México, y solo cito los más importantes, porque los hay por decenas repartidos por todos los estados.

Acaba de nacer el Festival Internacional de poesía de Chile, al que se ha convocado en el segundo semestre de este año, a una treintena de poetas internacionales y más de 70 chilenos. Cuenta con la experiencia organizativa del Festival de Medellín.

Por tanto, y de manera muy resumida, los festivales más importantes se dan en España, Colombia y México a los que ahora se ha sumado Chile y especialmente las ciudades de Lima y Arequipa del Perú, y estas últimas han hecho con tanta energía que el Gobierno español, en su planificación cultural para el año 2019, considera prioritaria la participación de escritores e intelectuales españoles en ellas, para lo cual ha establecido una partida presupuestaria singular de ayuda a los que asistan a esa convocatoria.

Lo que nos devuelve a mirar hacia dentro. Bolivia, hoy por hoy, no tiene un festival poético o literario que sirva de lugar de encuentro de escritores de otros países de la misma o distinta lengua, que sea catálogo exhibidor de la capacidad organizativa boliviana y del trabajo de sus creadores, lo que es un grave peligro porque Bolivia, por razones de sobra analizadas, se descolgó del boom de escritores latinoamericanos, y esa casual injusticia, sigue siendo un lastre reputacional que afecta a su producción literaria y a la estima de su implicación cultural, por lo que no debe, ni se puede permitir que le vuelva a suceder algo similar.

En mi personal opinión, Bolivia tiene la obligación de ser sede de un gran festival poético y literario, no importa en qué ciudad o, mejor dicho, que debería celebrarse en varias a la vez, de un festival internacional relevante, y ha de hacerlo lo antes posible porque el tiempo pasa y ese espacio lo están ocupando otros países, en ocasiones con menor mérito pero mayor revalidación internacional y superior capacidad de crear opinión pública, que es, ––la de la opinión pública–– la moneda más importante con la que se paga la presencia en el campo del aprecio internacional.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Otras Noticias