Siete rutinas de los millonarios para llegar al éxito que todos pueden copiar

viernes, 13 de octubre de 2017 · 07:16
lavanguardia.com/
El dinero mueve el mundo. Los millonarios lo saben de sobras. Ejemplo para muchos, las ideas que los llevaron al éxito y le comportaron su fortuna no son fáciles de emular, pero sí los hábitos. Con ellos se mejora el rendimiento, la memoria, la capacidad de aprendizaje...

En los últimos años han ido revelando su día a día y en qué emplean su tiempo libre. El portal Time ha recopilado algunas de esas rutinas, accesibles para todos.

Mucha lectura
Una encuesta a 233 millonarios reveló que el 88% dedicaba al menos media hora al día a leer. Optan por trabajos de no ficción, como biografías, historia o libros de autoayuda. El magnate Warren Buffett, al frente de Berkshire Hathaway, afirmó en una ocasión que la lectura es su hábito más importante. "Me siento en mi oficina y leo todo el día”, reconoció en una entrevista. El saber no ocupa lugar.

Meditación
La meditación no sólo es para los que hacen yoga... Los estudios apuntan que comporta beneficios mentales y físicos, incluso haciendo que mejore la memoria. La practican Oprah Winfrey, magnate del entretenimiento con una fortuna de 2.600 millones de euros, o Jack Dorsey, al frente de Twitter.

Levantarse temprano
La jornada laboral no marca la hora a la que hay que levantarse. Algunos optan por hacerlo tres horas antes de ir al trabajo. ¿En qué usan ese tiempo? Salir a correr, hacer ejercicio, planificar la jornada, trabajar en otros proyectos... A los que se les peguen las sábanas deberían ir olvidando eso de salir de casa con el tiempo muy ajustado.

Dormir mucho
Pero no por despertar temprano se duerme poco. Tener la mente fresca y descansada es crucial para afrontar los días. Dormir influye mucho en eso. El 90% de los millonarios encuestados para la elaboración del libro Cambia tus hábitos, cambia tu vida afirmó dormir siete u ocho horas diarias. La toma de decisiones clave no combina con el cansancio.

Ejercicio
El ejercicio mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje, apuntan investigaciones de Harvard. El fundador de Virgin, Richard Branson, asegura que el ejercicio dobla su productividad. No es raro leer casos de empresarios que salen a correr incluso antes de ir a la oficina, antes de que salga el sol.

Saber comunicar
Las personas de éxito se comunican de forma clara y siempre intentan mejorar. Tener datos no supone nada si no se saber interpretar ni transmitir a los que rodean a uno. "La comunicación es la habilidad más importante que puede tener un líder”, afirmó en una ocasión Branson. Incluso fuera de la empresa. Barack Obama, expresidente de Estados Unidos, fue largamente elogiado por su retórica y su cercanía. Son grandes detalles que definen la capacidad de liderazgo.

Hablarse a sí mismo
Y además de saber hablar a los demás hay que saber hablar con uno mismo. Hacerlo permite ver situaciones de una forma más objetiva y motivarse. No se trata de murmurar, sino de hablar con normalidad. Saber hablar con uno para saber hablar con los demás.