La Paz, Bolivia

Viernes 26 de Mayo | 20:22 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Científicos y celebrities, fascinados por la leche de camella

Científicos y celebrities, fascinados por la leche de camella
lavanguardia.com / Rosanna Carceller
Antes de comenzar este artículo acabamos de encargar dos litros de leche de camella por Internet. Nos llegarán en dos semanas. Queremos saber por qué se ha convertido en un fenómeno entre las celebrities de California, Arianna Huffington y Kim Kardashian entre ellas. La creadora del Huffington Post, por ejemplo, se pirra por el "camel capuchino”.

¿Hemos llegado a la "Camel Milk Revolution”? Parece una auténtica frivolidad, una moda más para gente con mucho tiempo libre y ganas de dar de qué hablar. Pero Gerardo Caja, catedrático de Producción Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona, que lleva 6 años investigándola y colaborando con universidades y empresas de diferentes países, deja claro que no se trata de eso.

La leche de camella es una auténtica esperanza en muchos campos. En las islas Canarias, con la población de camellos más importante de Europa (venidos originalmente de África hace entre 500 y 600 años) llevan explorando este producto desde 2004.

Se está investigando en España
El camello canario, como lo llaman allí, se ha utilizado tradicionalmente para trabajo o turismo, pero ahora han descubierto que puede tener otra aplicación: el ordeño. La idea saltó en 2004, en el complejo zoológico Oasis Park de Fuerteventura. Habían oído hablar de las propiedades de la leche de camella a partir de su uso en los países con grandes cabañas de este animal.

De hecho en Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos, consideran este alimento como un regalo de Alá por sus valiosísimos atributos nutricionales. El Oasis Park entró en contacto con la UAB, y a partir de aquí, junto con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, se ha iniciado una colaboración para la investigación de esta leche.

Fruto de esos estudios ya hay una tesis doctoral en marcha y dos artículos publicados en revistas de primer nivel científico como son el Journal of Dairy Science de Estados Unidos y el Journal of Animal Science. Estudios no sobre los beneficios de la leche, sino sobre las condiciones de explotación y la fisiología de estos animales.

"Ahora estamos en el proceso de trasladar todos los resultados que hemos ido obteniendo a la especie humana. Pero debemos ser cautelosos. Antes queremos cerrar una patente que tenemos muy avanzada, del principio que hace que la leche de camello sea un alimento de interés funcional”, explica el catedrático Caja.

De momento ya se ha comprobado que las leches animales que tienen un perfil más parecido a la humana son las de yegua y la de dromedaria o camella.

"No tienen una proteína que tiene la leche de vaca y que nos es totalmente extraña, que es la betalactoglobulina, que tampoco está presente en la leche materna. Es la proteína que hace que el recién nacido no puede tomar leche de vaca si no está maternizada. Además, la de camella tiene componentes positivos en cantidades muy elevadas, como puede ser la lactoferrina o la lisofima.”

Todo ello, según Caja, hace que esta leche sea una esperanza a tener en cuenta como alternativa a los bancos de leche materna para alimentar a bebés prematuros. Ese mismo motivo, hace que la de camella sea una buena opción para evitar las alergias que produce la de vaca.

Diabetes
En España hay un 14% de población diabética según el Estudio Nutricional de la Población y la leche de camella puede ser positiva en su tratamiento. "Hemos visto que tiene un componente con propiedades similares a la insulina”, afirma Caja.

"El European Journal of Clinical Nutrition ya publicó un artículo de epidemiología sobre unos estudios realizados en India. Allí hay muchos niños diabéticos y han encontrado que los que toman esta leche se ahorran diariamente entre 9 y 13 unidades de insulina (de las 20 o 30 que se deben inyectar). Os aseguro que son estudios de altísimo nivel”.

Para el autismo y Alzheimer, todavía sin contrastar
Hay una serie de estudios hechos por asociaciones de Estados Unidos que se refieren al efecto de la leche de camella en casos de autismo.

"Pero no hay ninguna información contrastada, son opiniones de padres con niños afectados que están potenciando el consumo de esta leche porque han visto sus efectos. Es una vía que se tiene que explorar”. Lo mismo pasa con su aplicación en casos de Alzheimer.

Beneficios nutricionales
En Arabia, Egipto o Túnez –por ejemplo– la leche de camella es una bendición, se considera un regalo de Alá. Por eso se dice que aumenta la virilidad, la tersura de la piel, la blancura de la tez… Son argumentos callejeros, pero "lo que es seguro es que tiene una composición de ácidos grasos muy favorable: el ácido ruménico, el ácido linoleico conjugado (CLA), los Omega3...”
Son ácidos esenciales muy positivos. "El CLA tiene efectos anticancerígenos, aunque no hay epidemiología que relacione la leche de camella con los efectos positivos en enfermos de cáncer, aunque haya habido casos puntuales en que haya ido bien”.

Eso sí, "la digestión de la leche de camella es mejor que la leche de vaca (por el tipo de proteínas que tiene y por el tamaño de los glóbulos de grasa) es mucho más rica en vitamina C y en hierro”, explica Gerardo Caja.

¿Está rica?
En cuanto al sabor y textura, la leche de camella es más dulce, más fluida y menos grasa que la de vaca. La experiencia de quienes la han probado es muy positiva. En las visitas oficiales a Arabia Saudí, como las que hace el rey de España, la tradición marca ofrecer al visitante un plato de dátiles acompañados de un cuenco de leche de camella y "¡no hay cosa más agradable!”, asegura Caja.

Donde comprarla… ¿y a qué precio?
En las Islas Canarias una agrupación de dos familias está montando una granja con 300 camellos y con los requisitos sanitarios perfectamente controlados. "Canarias tiene un estatuto sanitario libre de las enfermedades como la tuberculosis o brucelosis; es un territorio muy bien situado sanitariamente para actuar como plataforma de lanzamiento de futuras granjas”, afirma Caja.

"Esperamos que en un plazo aproximado de dos años tengamos una leche de camella española en el mercado.” Están estudiando bien el rendimiento de estos animales. La producción láctea de la camella es de unos 2000 litros al año frente a los 8.000 o 9.000 de las vacas, aunque las camellas pueden dar leche durante muchos más años.

Mientras esperamos ese proyecto de Canarias, para comprar leche de camella tenemos que recurrir a las empresas on-line que la envían a domicilio. Desert Farms, la start up propiedad de Walid Abdul-Wahab, un emprendedor de Arabia Saudí, ya ofrece la posibilidad de entregar a domicilio esta leche en toda Europa, procedente de sus granjas ubicadas en Holanda.

Pero no es la única. Camelicious, con unos laboratorios de primer nivel en Dubai, también ofrece el producto y ha abierto incluso cafeterías especializadas en este producto. La producción a pequeña escala y las grandes distancias que debe recorrer la hacen todavía poco asequible: unas 12 libras (14 euros) el litro. Todavía es un precio de brebaje para ocasiones o necesidades especiales.

La producción láctea de la camella es de unos 2000 litros al año frente a los 8.000 o 9.000 de las vacas”

10
1

También te puede interesar: