Reina de belleza muestra su rostro desfigurado con ácido por su exnovio

viernes, 21 de abril de 2017 · 07:22:00 a.m.
ABC.ES / Roma / Ángel Gómez Fuentes
El caso de la miss italiana a la que su exnovio roció la cara con ácido conmovió al país en el pasado mes de enero. Tres meses después reaparece por primera vez en un medio informativo y vuelve a dejar horrorizados a los italianos por los efectos devastadores del ácido. Gessica Notaro, 28 años, finalista en el concurso Mis Italia 2007 y Miss Romagna, sufrió a las puertas de su casa la agresión de su exnovio, Edson Tavares, 29 años, de Cabo Verde, que le arrojó ácido en la cara, al no aceptar la ruptura de su relación.
 
Gessica Notaro, que trabajaba como entrenadora de leones marinos en el delfinario de Rimini y fue presentadora en emisoras locales de televisión, ha decidido ahora mostrar la señales permanentes que le ha dejado la locura del hombre que decía que la amaba. La madre de Gessica confesó que lo acogió en su casa «como si se hubiera tratado de un hijo».

En el programa de televisión «Maurizio Costanzo Show» se presentó con jeans, jersey negro y una bufanda que le cubría completamente la cara. El presentador Maurizio Costanzo le señaló que podía mantenerse así, con la cara cubierta, durante el programa.
 
«Prefiero quitármelo. Quiero que se vea todo lo que me ha hecho Edson, el hombre que decía que me amaba. Esto no es amor», respondió Gessica con determinación, antes los aplausos emocionados de los espectadores del estudio. Desde el 10 de enero, Gessica Notaro ha sufrido un calvario: era una joven en la plenitud de su belleza y su cara ha sido desfigurada; su ojo izquierdo lo mantiene siempre vendado porque le han hecho ya varias operaciones en un intento desesperado por salvarle la vista.

Sin desesperación ni venganza
Antes de la agresión, Gessica había denunciado a su excompañero por persecución y amenazas. El juez había ordenado la prohibición de acercarse a la joven. Pero él continuaba a perseguirla. Así hasta la terrible noche de enero: «Mientras el ácido me comía la cara, yo de rodillas rezaba. Pedía a Dios que me quitara la belleza, pero que me dejara la vista».

Gessica ha contado su historia con detalle, pero su actitud ante las cámaras no ha sido de desesperación ni de venganza o rencor: «Durante años no podré mirar al sol sino con máscaras y vendada. No podré hacer el baño con mis amados delfines, porque el cloro sería devastador. No perdono a Edson, pero no lo odio».

Gessica señaló en la transmisión televisiva que el juez interrogó a Edson Tavares, pero nunca quiso escuchar su propia versión. Por ello el presentador hizo un llamamiento al ministro de Justicia, Andrea Orlando, quien poco después llamó al programa. Orlando dio cita a la joven en su despacho del ministerio el jueves 27 de abril. Edson Tavares se encuentra en la cárcel de Forli y al final del proceso será expulsado de Italia.