Portugal vuelve a ser un país atractivo para la inmigración

El año pasado recibió a 30.000 extranjeros, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de ese país, lo que demuestra un repunte en su economía.
Portugal vuelve a ser un país atractivo para la inmigración
Remodelado de edificios en la Plaza de Figueira de Lisboa. Foto:AFP.
Portugal vuelve a ser un país atractivo para la inmigración
Remodelado de edificios en la Plaza de Figueira de Lisboa. Foto:AFP.
jueves, 17 de mayo de 2018 · 00:04

AFP  / Lisboa

Con un crecimiento al alza y el desempleo muy bajo, la recuperación económica hizo que Portugal se convirtiera de nuevo en un país atractivo para la mano de obra extranjera, tras experimentar una emigración importante durante la crisis financiera de 2011. 

“Luego de pasar vacaciones en Portugal el año pasado constaté que había muchas oportunidades de empleo”, dijo Angelo Neto, brasileño de 40 años, director de marketing en una empresa portuguesa de construcción. 

“Mientras mi país está hundiéndose en la crisis, Portugal experimenta una recuperación económica increíble”, afirmó este cuadro empresarial dinámico que se trasladó a Lisboa hace poco más de un año, antes de traer a su esposa y sus dos hijos de nueve y 15 años, el verano pasado. Hoy la sociedad que lo emplea, con una lista de pedidos bien repleta, busca desarrollarse a nivel internacional, con España y Catar en la mira. “Para ayudarlos en este proyecto fui contratado. De inmediato me atrajo”, dice con sus gafas oscuras y el teléfono celular en la mano. 

Como este cuadro, son muchos los que se interesan en las nuevas oportunidades ofrecidas por la economía portuguesa, que salió de la crisis en 2014, tres años después de un plan de ayuda europeo de 78.000 millones de euros en préstamos. 

Tradicionalmente país de emigración, Portugal recibió el año pasado cerca de 30.000 extranjeros, según datos del Instituto nacional de estadísticas (INE). Unos 400 mil extranjeros residían ya en 2016, según el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) que publicará un informe más detallado en junio. 

En 2016 se operó el cambio, según datos del SEF. El país dejó atrás la crisis que condujo a muchos portugueses a emigrar e inmigrantes instalados en Portugal a irse a otros países. “Se asiste hoy a una diversificación de los perfiles con una migración más calificada que la que había antes de la crisis”, explicó Jorge Malheiros, investigador en el Instituto de geografía y organización territorial. Además de europeos, mayoritariamente atraídos por una fiscalidad ventajosa, “el país hizo regresar portugueses que se fueron durante la crisis. Por fuera de la Unión Europea, los migrantes vienen sobre todo de países africanos de lengua portuguesa, de Asia, y sobretodo de Brasil”, agregó. 

En Portugal, la recuperación económica causó escasez de mano de obra en los sectores del turismo, la hotelería y la construcción. Entre 2009 y 2015 la construcción perdió 260 mil trabajadores, “ahora hay 170 mil puestos disponibles”, dijo Rui Campos, presidente de la principal Asociación portuguesa de industriales de la construcción (AICCOPN). 

El país ibérico, que pudo recuperarse después de la crisis de la deuda en 2011, registró en 2017 un crecimiento de 2,7%, el más fuerte desde 2000, y una tasa de desempleo de 7,6% en febrero, el nivel más bajo desde hace 14 años. Para 2018, el Gobierno apuesta a un crecimiento de 2,3% y una tasa de desempleo también de 7,6%. En el primer trimestre de 2018, el crecimiento se redujo un poco, con un PIB en alza de 0,4%, frente a 0,7% en los tres últimos meses de 2017, según un cálculo publicado.

 

35
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias