La Paz, Bolivia

Sábado 22 de Julio | 14:47 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Encuesta de intención de voto en capitales y ciudades intermedias

Evo Morales obtendría el 45% si las elecciones fueran hoy

Según la macroencuesta de Página Siete, Morales obtendría 32 puntos de ventaja sobre Samuel Doria y 36 sobre Rubén Costas, sus inmediatos seguidores.

Evo Morales obtendría el  45% si las elecciones fueran hoy

Página Siete  / La Paz
Si las elecciones fueran hoy, el presidente Evo Morales obtendría el 45,7% de los sufragios, según la macroencuesta realizada  por Data Siete en capitales departamentales y ciudades intermedias del país.
El trabajo de campo, efectuado  por Tal Cual Comunicación Estratégica, muestra también que  Samuel Doria Medina lograría el respaldo del 13,4% del electorado, Rubén Costas del 9,1% de apoyo,  Juan Del Granado del 4,4% y Jorge Quiroga del 4,2%.

  Con esos resultados y la oposición dividida, Morales obtendría la victoria en la primera vuelta.
 Los candidatos opositores suman 34,9%, 10,8% por debajo de Morales. La muestra arroja un 19,4% de encuestados que no responden ni saben por quién votarán.  
En la oposición hay dos lecturas sobre la intención de voto a favor del Primer Mandatario: la primera es que, en comparación con los resultados de la elección de 2009, bajó su respaldo  del 64% al 45%; la segunda mirada es que  se trata de  una "foto” del momento que no refleja lo que ocurrirá  en los próximos comicios. 
"Evidentemente el Presidente aparece con  una ventaja, y eso es normal. Los presidentes que están en gestión tienen la oportunidad de salir en los medios.  Sin embargo, los otros candidatos deben esperar hasta  la campaña electoral para hacer conocer sus propuestas e ideas  para aumentar su caudal de votos”, dijo José María Leyes, vocero del Movimiento Demócrata. 
Mientras que Loyola Guzmán, vocera del Frente Amplio,  señaló  que la "reducción considerable” de apoyo   a  Morales tiene que ver con que "la gente ha quedado muy  desanimada, porque se vio  defraudada en muchos aspectos que esperaban de este Gobierno”.
Una comparación con  encuestas anteriores muestra que el promedio de intención de voto del Primer Mandatario se mantiene estable, por  encima del 40%. En diciembre de 2012,   alcanzó al  45%; en julio de 2013, el 42,7%, y ahora está en el 45,7%.    
El analista Jorge Lazarte no cree que la oposición todavía  no ha podido "canalizar” el " descontento muy grande” contra el Gobierno.  
"Entonces, cada vez más se está afincando la idea  de que quien ganará es Evo Morales, porque se lo ve como  la única alternativa. Por tanto, hay gente que por pragmatismo prefiere aproximarse al Gobierno, puesto que la oposición no tiene ningún atractivo”, afirma.

La encuesta -que efectuó Tal Cual Comunicación Estratégica para Página Siete- también muestra que  la diputada cruceña Adriana Gil consigue el  2,8% de apoyo,  Félix Patzi el 0,9% y Fernando Untoja 0,1%. 
Lazarte sostiene que la oposición tiene dos posibilidades de cara a los próximos comicios:  lanzarse a la carga por la Presidencia o, si no puede aquello, despojarle   al MAS los dos tercios que ostenta en el Legislativo.
En ese marco, cree que si la oposición quiere tener buenos resultados,  muchos candidatos deben renunciar a sus aspiraciones,  porque de lo contrario se genera la dispersión del voto.  
"Lo sintomático es que como no hay un  líder que aproveche todo el descontento,  ese descontento se dispersa. Entonces,  en vez de cohesionarse, la oposición está  desarticulada  y el Gobierno debe sentirse feliz”.

 

Punto de vista

JORGE LAZARTE, Analista político
 El Gobierno remontó, la oposición no

 A pesar de todo lo que hace el MAS, incluyendo el desastre que es el Órgano Judicial, es el único  partido que avanza en los resultados. Salió del fondo en el que estaba el 2010 y 2011, cuando perdió un millón de votos en las elecciones regionales, y el 2011, cuando perdió las elecciones judiciales, que fueron para el Gobierno desastrosas.
Ha logrado remontar  con el empleo  no sólo de  bienes del Estado, sino los recursos financieros que distribuye en forma de donaciones que aparecen hasta como personales  y  que refuerzan la lealtad hacia el Presidente.
La oposición no ha podido aprovechar el debilitamiento profundo  del Gobierno en 2010 y  2011. Le ha dejado el campo abierto  y ahora tenemos una oposición que sumando todos sus votos no alcanza al  45% del candidato oficialista, y es una oposición que parecería que no puede salir del aturdimiento en el que sigue por los golpes sucesivos que ha recibido desde el Gobierno. 
 Lo peor que  podría pasarle  a la oposición es que vuelva a darle dos tercios al  Gobierno en las próximas elecciones, como sucedió en 2009.
Se están haciendo sin lugar a dudas intentos para que eso no ocurra, pero hasta este momento se avanzó muy poco.   Por tanto, la oposición debería preguntarse qué es lo que le está pasando. Todavía hay tiempo hacia adelante. Ojalá puedan corregir para resolver los  cuatro problemas  que tiene: la falta de  una consistente propuesta de país distinto,  un liderazgo que simbolice esta propuesta, una estructura mínima que le permita movilizarse, porque en este momento la oposición no moviliza a nadie  y carece de una  estrategia ganadora.
Y en esos cuatro problemas apenas sí ha avanzado, y son problemas difíciles de resolver, sin lugar a dudas, pero que debe resolver.

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: