La Paz, Bolivia

Martes 25 de Abril | 22:01 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Periodistas creen que la norma debió ser aprobada mucho antes

La Cancillería clasificará la información “confidencial”

demanda El decreto tiene como objetivo que los servidores públicos vinculados al área marítima no puedan dar información clasificada. La norma no afecta a periodistas.

La Cancillería clasificará la información “confidencial”

ABI. El Presidente, el canciller y el agente ante CIJ en La Haya.

Nancy Vacaflor /  La Paz
El Ministerio de Relaciones Exteriores clasificará la información "reservada y confidencial” referida a la política exterior marítima en el marco de la demanda contra Chile, según prevé el Decreto Supremo 2000 que dictó el Gobierno nacional.
Periodistas creen que la norma fue dictada extemporáneamente.
En el artículo 2, parágrafo IV del decreto supremo se señala que  "con el  fin de preservar los derechos de información, expresión y opinión, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Cancillería) definirá los lineamientos que compatibilicen la reserva establecida con los principios de orden constitucional”.
"Hablar de la reserva de forma tan general da pie a que se sancione de forma discrecional”, observó el periodista Rafael Archondo, quien comentó que el decreto debió dictarse antes de instalar un proceso contra dos periodistas del diario La Razón por difundir información sobre la demanda marítima.
Hace unos días la Procuraduría General del Estado tramitó ante las autoridades judiciales que los periodistas de La Razón revelen su fuente.
 Para el secretario de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), Juan León, además de ser "extemporáneo” (el decreto) -porque  Bolivia ya presentó su memoria y ya se la conoce-  no debe afectar la libertad de expresión o de opinión. "Habrá que ver qué es lo que el Ministerio de Relaciones Exteriores  dice, qué es lo que se puede o no decir”.
    
El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas, Ronald Grebe, cree que la medida está dirigida a los funcionarios, por lo que  los periodistas deben seguir con su labor. "Es nuestro trabajo hacer investigación y preocuparnos de todos los temas de la vida nacional del Gobierno, la oposición o la economía. "Los servidores que se reserven... a ellos que los controlen, pero no a los periodistas”.
 Las autoridades de Gobierno recordaron que la Corte Internacional de Justicia, dentro de sus procedimientos, establece ciertas restricciones.
El decreto establece que la gestión en la política exterior marítima promovida por autoridades, exautoridades y funcionarios públicos debe respetar la reserva y confidencialidad.
El periodista Archondo sugirió que la Cancillería construya  "un sistema de clasificación de la información para que los funcionarios sepan con claridad qué datos son secretos y cuáles son sólo confidenciales”.
El jefe del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan Del Granado, cree que la estrategia del Gobierno con los medios debió ser directa para coordinar qué tema es bueno informar y aquello que debe tener limitaciones.    

 

 La norma 

Decreto El Decreto 2000 es del 16 de mayo. Establece en su artículo 2, parágrafo III, que las gestiones en materia marítima de las autoridades, exautoridades y funcionarios deben respetar los principios de reserva y confidencialidad. En el parágrafo IV ratifica que las acciones tienen absoluta reserva y confidencialidad.
Posición La decisión de normar el tema surge después de que se publicó información sobre la demanda marítima, que según el Gobierno afectó la seguridad del Estado porque la querella es una cuestión de interés nacional y de Estado. La Procuraduría exige que se revele la fuente.


¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: