Brasil decomisa 3,4 toneladas de marihuana en un día de operación fronteriza

jueves, 23 de julio de 2015 · 08:21:00 p.m.

EFE / Río de Janeiro

Las autoridades brasileñas se incautaron de 3,4 toneladas de marihuana en el primer día de la vasta operación de combate al crimen que movilizó a 5.310 militares en los 4.045 kilómetros de frontera de Brasil con Bolivia y Paraguay, informaron hoy fuentes oficiales. La novena edición de la llamada Operación Ágata, una movilización anual de combate al crimen transfronterizo, fue puesta en marcha por el Ejército en la madrugada del miércoles y ese mismo día permitió el decomiso de 3,4 toneladas de marihuana y 1.680 cajetillas de cigarrillos de contrabando, según el Ministerio de Defensa.

Una acción conjunta de la Marina y de la Policía Federal permitió el decomiso de 2,1 toneladas de marihuana en un retén en una carretera en el estado de Paraná, fronterizo con Paraguay, y el arresto del conductor del camión en que la carga era transportada. Otra operación en el municipio de Niosque, en el estado de Mato Grosso do Sul, igualmente fronterizo con Paraguay, se saldó con el decomiso de otras 1,3 toneladas de marihuana.

Un año después de que la iniciativa se extendiera a todos los 16.886 kilómetros de fronteras terrestres del país como medida de seguridad previa al Mundial de fútbol organizado por el país, la Operación Ágata 9 está limitada a los 166 municipios de los estados de Paraná, Mato Grosso do Sul, Mato Grosso y Rondonia. Los municipios en los que se desarrolla la operación están próximos a las fronteras con Bolivia y Paraguay.

El Ministerio de Defensa preveía inicialmente la movilización de 4.200 militares, pero terminó envolviendo a 5.310 uniformados del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, así como a cientos de fiscales y funcionarios de 46 diferentes organismos públicos como la Aduana y las policías regionales.

El primer día de operaciones fue supervisado en Campo Grande, capital de Mato grosso do Sul, por el jefe del Comando de Operaciones Terrestres del Ejército, general Araken de Albuquerque, quien explicó todos los procedimientos a una comitiva de militares enviados como observadores por Bolivia, Paraguay, Perú y Portugal.

Este año es el primero en que la Operación Ágata cuenta con el apoyo de los radares, las cámaras, los sensores y demás equipos de vigilancia que Brasil instaló en puntos de sus fronteras como parte del llamado Sistema Integrado de Vigilancia Fronteriza (Sisfron). La movilización de este año también prevé acciones sociales, como la oferta de servicios médicos y odontológicos para los habitantes de la frontera, y de actividades recreativas y deportivas, así como la recuperación de carreteras y de edificaciones públicas.

 

Valorar noticia